info@OxfamIntermon.org | 902 330 331 | 933 780 165

FAQS

Cabecera desigualdad

Ricos más ricos, pobres más pobres, recortes presupuestarios, gobiernos que cuelgan el cartel de ‘no hay dinero’… y cada vez mayor desigualdad económica. ¿Inevitable? En absoluto. La desigualdad extrema es evitable. Es una cuestión de prioridades y de voluntad política.

IGUALES: Acabemos con la desigualdad extrema. Es hora de cambiar las reglas

De Ghana a Alemania. De Sudáfrica a España. La desigualdad económica ha alcanzado niveles extremos y la brecha entre personas ricas y pobres es cada vez mayor.

La desigualdad extrema corrompe la política y socava el crecimiento económico. Exacerba la desigualdad de género y reduce la movilidad social de tal forma que, generación tras generación, muchas familias continúan siendo pobres mientras otras disfrutan de privilegios. Pero está en nuestra mano cambiar las reglas.

(c) Tuca Vieira

Favela Paraisópolis haciendo frontera con el distrito de Morumbi en São Paulo, Brasil.

(c) Tuca Vieira
La desigualdad está fuera de control. Es hora de cambiar las reglas

En 2016 el 1% más rico de la población podría acaparar más riqueza que el 99% restante. ¿Es justo que unos pocos elegidos tengan más dinero del que podrán gastar en varias vidas, mientras que millones de personas en todo el mundo luchan para alimentar a sus familias o enviar a sus hijos e hijas a la escuela?

Tenemos que actuar

La brecha entre ricos y pobres nos está haciendo daño, si no se le pone freno obstaculizará la lucha contra la pobreza (y supondrá una amenaza para la estabilidad mundial). Pero no tiene por qué ser así. Conocemos las soluciones para hacer del mundo un lugar más justo.

Juntos, debemos instar a los Gobiernos a que se comprometan a:

  • Garantizar la equidad de los sistemas fiscales, asegurando que los que más tienen aporten más.
  • Invertir el dinero recaudado a través de una fiscalidad más justa en servicios públicos.
  • Garantizar empleos y salarios justos.
  • Garantizar políticas económicas orientadas a reducir la desigualdad entre hombres y mujeres.
  • Que su prioridad sea trabajar al servicio de la ciudadanía.

El mundo está preparado para actuar, ¿y tú?

Att. Líderes mundiales:
El mundo debe ser un lugar justo. Todas las personas deben tener voz, deben tener acceso a una sanidad y educación públicos de calidad y cobrar un salario justo. (Y los gobiernos deben actuar con urgencia adoptando medidas contundentes contra el fraude fiscal). Les pedimos que actúen para acabar con la desigualdad extrema en 2015.

  1. {title}
    Introduciendo tu correo electrónico aceptas recibir otras peticiones de Oxfam.
  2. {headline}

Galería de imágenes

¿Cuánta desigualdad es admisible?

La desigualdad ha crecido en el mundo. La brecha entre los más ricos y el resto de la población no sólo no se ha reducido en los años de la crisis, sino por el contrario se ha incrementado hasta niveles extremos. Las 85 personas más ricas del mundo incrementaron su fortuna a razón de medio millón de dólares por minutos. La desigualdad no es inevitable, sino la causa de decisiones políticas que se puesden revertir.

 

Ana Sara Lafiuente
Las 10 mayores fortunas tardarían de media más de 200 años en gastar su fortuna a razón de 1 millón de dólares por día.
Ana Sara Lafiuente