info@OxfamIntermon.org | 902 330 331 | 933 780 165

FAQS

25/06/2013

Organizaciones de todo el mundo piden a Rajoy que haga frente al lobby financiero y defienda el impuesto a las transacciones financieras esta semana en Europa

El documento pide a Rajoy que lo recaudado se utilice para mantener servicios sociales, proteger el empleo y cumplir compromisos de lucha contra la pobreza, el cambio climático y el desarrollo sostenible

La carta, firmada por 325 organizaciones y coaliciones de más de 40 países, se enviará también a los Jefes de -estado y de Gobierno de los otros 10 países europeos que acordaron implementar la tasa

(c) Pablo Tosco/Oxfam Intermón

La Tasa Robin Hood debería ser una realidad en 2014

(c) Pablo Tosco/Oxfam Intermón
La carta insta a Mariano Rajoy a mantenerse firme frente al fortísimo empuje del lobby financiero, que ha desatado una campaña para sembrar el miedo ante las consecuencias que pueda tener la aplicación de este impuesto.

Una carta enviada hoy a Mariano Rajoy, promovida por una amplísima coalición europea por la Tasa Robin Hood y firmada por cientos de organizaciones y coaliciones de todo el mundo, pide al presidente del Gobierno Español que se mantenga firme en los compromisos adquiridos en Europa y que defienda la implementación de la Tasa a las Transacciones Financieras tal y como acordó junto a otros diez países de la EU en enero pasado.

La carta insta a Mariano Rajoy a mantenerse firme frente al fortísimo empuje del lobby financiero, que ha desatado una campaña para sembrar el miedo ante las consecuencias que pueda tener la aplicación de este impuesto.

La misiva pide al presidente del Gobierno que defienda en la próxima reunión del Consejo Europeo (que tendrá lugar el próximo 27 y 28 de junio en Bruselas) una ITF lo más amplio posible, que incluya acciones, bonos y derivados financieros, tal y como acordó la Comisión Europea a principios de año. Un impuesto diseñado de esta manera podría recaudar unos 34.000 millones de euros anuales (5.000 millones en España) que podrían utilizarse para mantener servicios públicos, proteger el empleo y asegurar que se cumplan los compromisos internacionales de lucha contra la pobreza, el cambio climático y el desarrollo sostenible.

Esta carta se ha enviado también a los Jefes de Estado de los otros 10 países de la EU que acordaron implantar este impuesto: Alemania, Francia, Italia, Austria, Bélgica, Estonia, Grecia, Portugal, Eslovaquia y Eslovenia.

En enero pasado, los once países de la UE acordaron implantar un mínimo impuesto que gravaría con un 0,1% las acciones y los bonos y con un 0,01% los productos derivados. Desde las organizaciones sociales y muchos expertos se destaca que, más allá del efecto recaudatorio, este impuesto servirá para regular al sector financiero, frenará la especulación y evitará la fuga de capitales y la evasión fiscal.

La carta está firmada por 325 organizaciones que representan a millones de ciudadanos de más de 40 países. En España, la carta está firmada por los directores y presidentes de las 36 organizaciones y coaliciones más representativas del país.