info@OxfamIntermon.org | 902 330 331 | 933 780 165

FAQS

17/03/2016

Oxfam Intermón advierte que el cierre de las fronteras europeas está agravando aún más la crisis humanitaria

Oxfam, International Rescue Committee y otras 17 organizaciones humanitarias que trabajan de forma directa con migrantes y refugiados en Europa han pedido hoy en una carta conjunta a los líderes europeos –que se reúnen este próximo jueves– que respeten los derechos fundamentales de las personas migrantes y refugiadas y tengan en cuenta que, tal y como quedó demostrado el pasado año, tratar de simplemente contener esta crisis migratoria puede suponer la pérdida de muchas vidas. Desde el año 2014, cerca de 7.500 personas han muerto en el mar, muchas de ellas niños y niñas.

Oxfam ha advertido hoy de que la decisión de la Unión Europea de transferir a Turquía su responsabilidad hacia estas personas supondría dejar de lado sus principales valores, así como sus obligaciones legales fundamentales. Tal decisión, que los líderes europeos podrían tomar esta misma semana, sentaría un peligroso precedente para la defensa de los derechos humanos. Las restricciones y el cierre de las fronteras europeas están agravando de forma significativa la crisis humanitaria que afecta a las personas migrantes y refugiadas obligadas a vivir en condiciones desesperadas en Grecia, Macedonia, Serbia e Italia.

La experta en políticas migratorias de Oxfam, Sara Tesorieri, ha señalado: "La decisión de 'cerrar' la ruta de los Balcanes no es sino una mera representación política con la que la Unión Europea trata de fomentar sus políticas domésticas a costa de sus valores. No proporciona ninguna solución al problema real: la llegada de personas a Europa. No cabe duda de que la Unión Europea y Turquía se necesitan la una a la otra y deberían trabajar juntas. Pero, no obstante, no pueden utilizar vidas humanas como moneda de cambio. Cuando este viernes se reúnan los líderes de la Unión Europea y de Turquía, ante todo, deben anteponer los derechos y la protección de las personas". 

Vincent Koch, coordinador regional de la respuesta a la crisis migratoria en Europa de Oxfam, ha afirmado: "Mujeres, niños y niñas duermen a la intemperie, en el barro, soportando el frío y la humedad. Los alimentos y el agua potable escasean y, debido a estas precarias condiciones, han aparecido enfermedades, como la hepatitis A. El motivo que impulsa a estas personas es muy simple: encontrar protección y vivir con dignidad".

En los Balcanes, el cierre de fronteras ha obligado a decenas de miles de personas a vivir en campamentos provisionales sin acceso a artículos o servicios básicos para su supervivencia, como refugio, alimentos, asistencia sanitaria o agua. La situación también está dificultando en gran medida el acceso de muchas organizaciones humanitarias. Recientes informaciones indican que la policía fronteriza está valorando el estatus de "refugiado" mediante entrevistas de apenas 10 minutos. En Sicilia, las personas recién llegadas reciben notificaciones de expulsión sin haber podido acceder a ningún tipo de información.

Jane Waterman, directora ejecutiva y vicepresidenta sénior para Europa de IRC-UK, ha manifestado: "Con la actual propuesta se corre el riesgo de empujar a las personas a tomar rutas cada vez más peligrosas, quedando a merced de traficantes y contrabandistas. Pero es posible gestionar las fronteras de forma adecuada, sin desatender las obligaciones legales y morales más básicas. La Unión Europea tiene capacidad suficiente para gestionar esta situación de forma humana y eficaz, pero para ello debe demostrar valentía y voluntad política. Ha llegado la hora de centrarse en proteger a las personas y no en cerrar fronteras. Los líderes europeos deben asumir sus obligaciones legales y morales y hacer las cosas mucho mejor".

Algunos elementos incluidos en la actual propuesta violarían el derecho internacional y algunos derechos fundamentales de las personas, como el derecho a solicitar asilo. Turquía ya acoge a cerca de tres millones de personas, más que cualquier otro país de acogida, y se encuentra bajo una presión sin precedentes. Cualquier acuerdo alcanzado debe garantizar salvaguardias y servicios básicos como la educación, la asistencia sanitaria y el empleo.

Los líderes de la Unión Europea deben acordar nuevas formas de proporcionar rutas legales y seguras para las personas que buscan protección mediante medidas como la emisión de visados humanitarios, programas de reasentamiento a gran escala y la aplicación de políticas de reunificación familiar. Europa tiene derecho a controlar sus fronteras pero, ante todo, tienen la obligación de gestionar esta crisis migratoria con humanidad.

Notas para los editores

1. Entre las organizaciones firmantes de la carta a los líderes europeos se incluyen:

  • Association Vasa prava BiH – Legal Aid Network
  • Associazione per gli Studi Giuridici sull'Immigrazione (ASGI).
  • Croatian Law Network
  • Danish Refugee Council
  • Doctors of the World UK.
  • Group 484
  • International Rescue Committee UK
  • Legal-Informational Centre for NGOs in Slovenia
  • Local Democracy Foundation
  • Macedonian Young Lawyers Association
  • Magna
  • Medici per i Diritti Umani Onlus
  • Medicines du Monde - Greece
  • Norwegian Refugee Council
  • Oxfam Internacional
  • People in Peril Association
  • Save the Children International
  • Solidarity Now
  • World Vision

 

Carta disponible aquí.

2. Estas organizaciones trabajan en diversos países europeos atendiendo las necesidades de las personas migrantes y refugiadas e informan de que su situación sobre el terreno es terriblemente precaria:

Grecia

  • Actualmente, 42.000 personas se encuentran "bloqueadas" en Grecia. Miles se reparten entre los distintos pueblos y ciudades entre Atenas y la frontera con Macedonia. Se estima que cada día llegan 3.000 personas más desde Turquía a través del mar. Los centros de tránsito, los albergues alquilados por organizaciones humanitarias y otros centros de día y espacios seguros de Atenas, como el antiguo aeropuerto de la ciudad (actualmente en desuso), están al completo de su capacidad. El Gobierno griego está valorando utilizar estadios deportivos antiguos, a pesar de que carecen de servicios de higiene y saneamiento adecuados o de espacios separados para las mujeres. También valora utilizar diversas bases militares antiguas. 
  • Miles de personas se han disgregado por las regiones centrales de Grecia, entre Atenas y la frontera norte, ya que la policía ha prohibido a las empresas de autobuses llevar a migrantes afganos hasta la frontera. 
  • De las cerca de 13.000 personas que acampan junto a la frontera con Macedonia con la esperanza de que esta se reabra de nuevo, mucha son ciudadanas y ciudadanos sirios. 

Serbia/Macedonia

  • En la frontera norte de Macedonia, cerca de 1.500 personas migrantes y refugiadas de Siria, Irak y Afganistán se han ido amontonando durante las últimas tres semanas. Cerca de 400 personas desplazadas de Siria e Irak han acampado sobre el barro en “tierra de nadie” situada entre los dos países. 
  • La policía fronteriza determina el estatus de "refugiado" sin seguir ningún procedimiento formal, mediante entrevistas de apenas 10 minutos y denegado la entrada a cualquier persona que considere como migrante económico.

Sicilia

  • Cientos de migrantes de Burkina Faso, Mali, Gambia, Senegal, Nigeria, Togo, Costa de Marfil y Guinea han recibido notificaciones de expulsión y, por tanto, no pueden acceder a ningún servicio de apoyo del Estado.