info@OxfamIntermon.org | 902 330 331 | 933 780 165

FAQS

07/10/2016

Oxfam Intermón teme que el balance del huracán Matthew continúe agravándose y pide movilización internacional urgente

La ONG empieza hoy a distribuir productos básicos entre las comunidades más castigadas que se encuentran en el sur de Haití.

Es urgente garantizar agua potable e higiene para evitar que se propaguen enfermedades como el cólera.

En los barrios más pobres de Puerto Príncipe muchas calles continúan inundadas. En la imagen, una calle del barrio de Truitier.

Oxfam Intermón ha empezado a distribuir productos básicos en las zonas más afectadas por el huracán.

A medida que se accede a las zonas más afectadas por el huracán Matthew se constata la devastación causada y se hace patente la necesidad inmediata de ayuda y movilización internacional para asistir a los damnificados.

Las autoridades de Protección Civil aseguran que más de 300 personas han perdido la vida en el departamento Sur. Aún se trabaja en la búsqueda de personas heridas o fallecidas, por lo que se teme que el balance aumente. Miles de personas han perdido sus viviendas. Según datos oficiales, sólo en los departamentos del Sur y Grand Anse hay 29.000 viviendas destruidas. En toda la zona suroriental del país hay vastas áreas inundadas.

Jean Claude Fignole, director de programas de Oxfam en Haití, afirma: “Tememos que las cifras se van a incrementar considerablemente a medida que los equipos de emergencia avancen. Lo que más urge en este momento es proporcionar agua potable para evitar enfermedades, alimentos y materiales de construcción”.

“A más largo plazo también hay que temer un aumento en los casos de cólera y desnutrición, debido a la pérdida de cosechas. Urge la movilización de la comunidad internacional en apoyo al pueblo haitiano”.

Tras una evaluación de urgencia, Oxfam Intermón ha empezado a distribuir productos básicos en las localidades de Saint Louis du Sud, Maniche, Les Cayes y Cavaillon, que se encuentran entre las más afectadas por el huracán. Los equipos repartirán kits de higiene que incluyen jabón y pastillas purificadoras para evitar enfermedades como el cólera o la diarrea, y también material de construcción. La ONG también reparará o instalará depósitos de agua para prevenir enfermedades transmitidas por mosquitos, como zika, chicungunya y malaria.

 

La situación en Puerto Príncipe

 La población de la capital, Puerto Príncipe, también ha sufrido, aunque en menor medida, las consecuencias del paso del Matthew. Marcele Duby, una habitante de la barriada de Truitier, explica: “Si hubiera ocurrido de la noche habría perdido a mis hijos. Pero era pleno día y los pude salvar. El agua dentro de casa llegaba hasta la cintura. Tuve miedo porque si el agua hubiera subido un poco más no habría podido hacer nada”.

En Puerto Príncipe todavía hay 60.000 habitantes que viven en campamentos precarios tras el terremoto que en 2010 costó la vida al menos a 230.000 personas. Muchos de ellos han perdido ropa y enseres debido a las inundaciones.

Muchas calles de barrios pobres de la capital como Truitier o Ti-Ayiti están todavía inundadas. Jimmy Leys, vecino de Ti-Ayiti, dice: “Los niños van a caer enfermos porque la inundación produce epidemias. No sólo los niños, también hay ya mujeres embarazadas enfermas. Diarrea, malaria… son enfermedades muy conocidas aquí”.

Oxfam llama a la comunidad internacional a intervenir y apoyar de forma inmediata una respuesta humanitaria para salvar vidas. El Gobierno haitiano y organizaciones locales e internacionales deben trabajar juntos en esta grave situación, que probablemente empeorará. Las cosechas perdidas y las inundaciones prolongadas ponen a las personas más vulnerables en riesgo de sufrir crisis de hambre y salud, que deben ser prevenidas por todos los medios.

Nota para editores:

Imágenes para uso: http://imagenesypalabras.oxfamintermon.org/?c=6968&k=76a54deb8f

Disponemos de portavoces en Haití