info@OxfamIntermon.org | 902 330 331 | 933 780 165

FAQS

14/08/2017

REACTIVO

Ya hay un millón de personas de Sudán del Sur refugiadas en Uganda, siendo la crisis de refugiados que crece más rápido del mundo

La ONG Oxfam Intermón pide que el fin de la guerra en Sudán del Sur y mayor apoyo financiero a Uganda que ya acoge a la tercera población refugiada más grande del mundo

(c) Kieran Doherty / Oxfam

Una promotora de higiene enseña a niños y niñas a lavarse las manos en el campo de refugiados de Imvepi en Uganda, donde se han instalado miles de personas que huyen de Sudán del Sur.

(c) Kieran Doherty / Oxfam
"Hasta que no haya paz en Sudán del Sur, la población se verá obligada a huir a otro país vecino como Uganda"

En relación al anuncio de ACNUR de que la población sursudanesa refugiada en Uganda es ya de un millón de personas, Lydia Zigomo, la directora de Oxfam de la región del Cuerno de África, declara:

"Mientras continúe la brutal guerra sin sentido en Sudán del Sur, sus habitantes seguirán huyendo en busca de protección, refugio, alimentos y agua. Lo que realmente necesitan es paz en su país. Los países vecinos de Sudán del Sur y la comunidad internacional deben cumplir los compromisos adquiridos y volver a reunir a las partes beligerantes en torno a la mesa de negociación. Hasta entonces, no será seguro para la población sursudanesa regresar a casa y se verá forzada a depender de la ayuda al otro lado de la frontera".

"La política de puertas abiertas de Uganda ha proporcionado protección a un millón de sursudaneses y sursudanesas: la tercera población refugiada más grande del mundo. A pesar de ello, Uganda es uno de los países de acogida que menos financiación recibe. Si la comunidad internacional no proporciona más ayuda a Uganda, el país pronto será incapaz de atender a todas las personas refugiadas que acoge. Los Gobiernos donantes deben aportar fondos de forma urgente para proveer a las personas refugiadas de ayuda de emergencia y apoyo a largo plazo

Más información: 

  • Tenemos portavoces disponibles.
  • Historias: https://wordsandpictures.oxfam.org.uk/?c=33523&k=8194bad93f
  • Vídeo:  https://wordsandpictures.oxfam.org.uk/?c=33648&k=24b601ec80
  • El déficit de financiación de la respuesta a la crisis de personas sursudanesas refugiadas en Uganda y otros países de la región es grave. Hasta el momento, Uganda solo ha recibido el 17% de los 673 millones de dólares del llamamiento de las Naciones Unidas para este año. Durante la reciente Cumbre de Solidaridad con los Refugiados, el Gobierno de Uganda solicitó 2.000 millones de dólares para cubrir las necesidades humanitarias y de desarrollo de todas las personas refugiadas que acoge. Sin embargo, se comprometió menos de un 25% de los fondos solicitados (431,1 millones de dólares).
  • El 86% de la población refugiada son mujeres, niñas y niños que precisan de ayuda específica para su protección ante violaciones, palizas y torturas, así como ante el hambre y el abandono.
  • Uganda también acoge a personas refugiadas de la República Democrática del Congo, Burundi y la República Centroafricana.
  • Además, en Sudán del Sur hay 1,94 millones de personas que se han desplazado internamente a causa del conflicto. Desde diciembre de 2013, una de cada tres personas se ha visto obligada a abandonar su hogar. Casi 6 millones de personas necesitan ayuda de emergencia. Oxfam trabaja desde 10 bases repartidas por todo el país para proporcionar alimentos, agua y artículos de higiene a las personas afectadas. También trabaja en el condado de Panyijar, adonde han huido muchas de las personas que vivían en zonas afectadas por la hambruna. Oxfam está proporcionando vales para el uso de canoas para que las personas que se refugian del conflicto en las islas de las zonas pantanosas puedan acceder a la ayuda que precisan. Asimismo, para prevenir enfermedades como el cólera, Oxfam está suministrando agua apta para el consumo, instalaciones de saneamiento seguras y artículos de higiene básicos. Desde febrero de 2017 Oxfam ha realizado distribuciones regulares de alimentos de emergencia en Sudán del Sur para más de 415.000 personas.