info@OxfamIntermon.org | 900.22.33.00

FAQS

Emergencias. Salva vidas. Cada segundo cuenta

Caravana migrante desde Centroamérica

Una nueva forma de migrar toma fuerza en Centroamérica. Miles de personas, a veces familias enteras, se unen para viajar juntas hacia el norte, y así protegerse de los peligros de la ruta como la trata o la inseguridad. Para ellos, y para los que en solitario o en pequeños grupos emprenden viaje hacia EEUU, los riesgos y las violaciones de derechos son moneda común.

Haz un donativo. Cada segundo cuenta.

Haz un donativo ahora Llama al 900 223 300 Llama al 900 223 300

Alejandra, de 24 años, emigra para poder ayudar a su madre. Viaja con dos de sus primos. Foto: Elizabeth Stevens / Oxfam América

Situación actual

En algunas regiones centroamericanas la pobreza supera el 70%. La desigualdad, las violencias de distinto tipo, la dejación institucional, el cambio climático o el extractivismo están dejando sin opciones a grandes mayorías de hombres y mujeres en Honduras, Guatemala, Nicaragua o El Salvador. La población se ve empujada a emigrar como única solución, aun sabiendo los peligros y las dificultades del camino.  

El 13 de octubre de 2018 se puso en marcha desde San Pedro Sula (Honduras) la primera de una oleada de caravanas de personas migrantes. Otras han seguido y están en estos momentos en ruta. Además de las penalidades y necesidades de un viaje de más de 4.000 kms, estas personas, entre las que hay aspirantes a solicitar asilo, ven vulnerados sus derechos humanos y legales.

Desde Oxfam pedimos a los gobiernos de Honduras, Guatemala, México y EEUU que cumplan con su obligación de proteger los derechos de todas las personas migrantes, que garanticen la unidad familiar y que no se producen retornos forzosos.  

 

 


Otras formas de hacer un donativo

Nuestra respuesta

En las caravanas viajan niños, niñas, mujeres, hombres y personas mayores, además de otros colectivos vulnerables como discapacitados o minorías LGTBI. Nuestra respuesta se centra en ofrecerles ayuda humanitaria en el camino, y reclamar a los gobiernos que sus derechos sean respetados.

  • Instalamos baños y duchas en albergues y zonas donde se concentran las personas migrantes, parte de ellos para niños, niñas, mujeres y comunidad LGTBI.
  • También distribuimos comida, agua y utensilios de higiene.
  • Exigimos a EEUU y México que no repriman con las fuerzas de seguridad a estas miles de personas, que reconozcan el derecho de asilo y que otorguen a las personas en situación de especial vulnerabilidad visados que regularicen su situación. Denunciamos los abusos y pedimos protección frente a cualquier tipo de trata de personas.
  • Demandamos a los gobiernos locales y nacionales que den protección, seguridad y ayuda humanitaria a las personas integrantes de las caravanas.
  • Trabajamos con las causas de fondo de la migración con programas de mejora de la actividad agrícola, resiliencia, derechos de las mujeres, liderazgo local, formación de jóvenes o emprendimiento para lograr un futuro sin pobreza.