info@OxfamIntermon.org | 900.22.33.00

FAQS

Historias de comercio justo

Herederas de las cooperativas autogestionadas que impulsaba Gandhi, en la actualidad, existen unas 50 organizaciones de comercio justo en el país asiático, agrupadas en el Fórum de Comercio Justo de la India. Según estadísticas de este organismo, unos 80.000 artesanos y artesanas se están beneficiando del comercio justo. Oxfam Intermón trabaja directamente con varias de estas organizaciones, que permiten a miles de personas recibir un salario justo, salir de la pobreza y llevar una vida digna.

(c) Pablo Tosco/ Oxfam Intermón

Saraswati Banerjee es artesana en cuero de la comunidad de Bolpur, región de Rajastán

(c) Pablo Tosco/ Oxfam Intermón

Galería de imágenes

Detrás de cada uno de los productos que vendemos en las tiendas de Oxfam Intermón se esconde una historia. Hombres y mujeres -organizados en pequeñas cooperativas- que diseñan, cosen o pintan, con sus manos, objetos de artesanía a cambio de un salario digno. Paca Tomás y Pablo Tosco han visitado algunos de estos talleres y en el libro India. Vidas de comercio justo nos hacen una aproximación a la historia de sus  personajes. Un interesante recorrido que no deja indiferente a nadie.

Ram Ratán posee su propio taller de cuero, en el que trabaja toda su familia. Es artesano por necesidad, ya que debido a una larga sequía tuvo que dejar de cultivar la tierra. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón
Este artesano, encargado de coser el cuero en el grupo productor Harmada Leather, cobra 120 rupias, mucho más de lo que ganaría en el comercio tradicional. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón
Las mujeres jóvenes quieren seguir con las artesanías tradicionales para ganar dinero y porque no quieren quedarse en casa.De ahí los proyectos de autoayuda financiera a mujeres. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón
Ramni Was estampa telas con tallas de madera grabadas en un pequeño taller de Jaipur. Con su 'carnet de artesano' puede cubrir sus necesidades básicas. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón
Asha desarrolla varios proyectos sociales, entre ellos, un programa de clases tutoriales. Los niños y niñas reciben educación básica y, así, no están en la calle todo el día. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón
“Trabajamos con mujeres porque los hombres se lo gastan todo sin pensar en la familia”, afirma la trabajadora social de Asha, organización que les proporciona autoayuda financiera. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón
Al aire libre, en la parte trasera del taller de Brindaban Prints, se realiza el tintado de las telas. Un laborioso proceso hasta encontrar exactamente el tono deseado. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón
Naboo Kumar estampa ahora pañuelos de seda en Brindaban Prints. Empezó con 16 años tintando batik. “Gracias a este trabajo, mis hijos han podido estudiar”. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón
Cosiendo los bordes de los pañuelos, las mujeres pueden ayudar a la economía familiar. Según nos cuentan en Brindaban Prints, las mujeres no estampan "porque no es tradición". © Pablo Tosco / Oxfam Intermón
Teñir el cuero es cosa de mujeres. El color entre morado y naranja de los dedos de Tapashi Hazra así lo atestigua. Es el recuerdo de su actividad diaria. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón
Tapashi Hazra y otras artesanas tiñiendo cuero. En Amar Kutir las mujeres tienen el mismo salario e iguales oportunidades de recibir formación que los hombres. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón
Visitamos la escuela de Ballavpur, localidad de 1.000 habitantes, a la que pueden asistir todos los niños y las niñas del pueblo, de los seis a los trece años. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón
Los artesanos de Silence llegan a trabajar en pareja: el ciego con el que puede ver, el que camina con el que no… diversas combinaciones de corte solidarios. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón
Ocho artesanos, todos sordomudos, comparten la exigua sala donde se elaboran las velas: "Están en casi todos los hoteles de cinco estrellas del país". © Pablo Tosco / Oxfam Intermón
El silencio de la sala donde se fabrican las velas sólo se ‘rompe’ por algún golpe en el suelo, destinado a llamar la atención del compañero, ya que todos son sordomundos. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón
Son las cinco de la tarde. Sarmishta saluda, sonriente, al compañero que la está esperando para acompañarle a su casa. Sarmishta es sordomuda y ciega. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón
Silence es una organización que trabaja sólo con personas discapacitadas en zonas rurales y pobres. Les ofrece la posibilidad de vivir sus propias vidas, de forma autónoma, a través de la artesanía. © Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Video