info@OxfamIntermon.org | 900.22.33.00

FAQS

Comercio justo

Asociación Amar Kutir

Toda una institución en Bengala Occidental

Amar Kutir es una asociación artesanal creada en 1927 que sigue el modelo de reconstrucción rural que estaban experimentando en aquellos años el poeta y premio Nobel Rabindranath Tagore y Mahatma Gandhi, para mejorar la calidad de vida del campesinado a través de organizaciones rurales autosuficientes.

(c) Pablo Tosco/ Oxfam Intermón

La asociación les da beneficios inimaginables para la India rural, como cheque médico mensual y pensión de vejez

Mukhtaram Bhandari, artesano en cuero, en el taller de Amar Kutir, en Bengala Occidental

(c) Pablo Tosco/ Oxfam Intermón
"Me pongo muy contento cuando una muestra mía es seleccionada para fabricarse, porque, al fin y al cabo, yo también soy un artista".

Enmarcada en un paraje extraordinario, en medio de un bosque, a 4 kilómetros de Santiniketan, el objetivo actual de Amar Kutir es la modernización de las artesanías rurales, centrándose en el cuero. Da trabajo a 60 artesanos y artesanas y exporta sus productos a los países del Norte a través de Sasha Association for Crafts Producers, organización de comercio justo con sede en Kolkata.

Mukhtaram Bhandari es uno de esos artesanos. Tiene 56 años y lleva trabajando en Amar Kutir desde los 18. De origen muy humilde, está casado, tiene un hijo y dos nietas, con las que juega cada mañana. Cobra entre 2.300 y 2.500 rupias fijas al mes (unos 38 euros) más un plus por el número de piezas. Le encanta su trabajo, que realiza con la precisión de un maestro relojero, y le gusta que el comprador lo aprecie. "Me pongo muy contento cuando una muestra mía es seleccionada para fabricarse, porque, al fin y al cabo, yo también soy un artista".

Su mayor sueño es seguir trabajando en Amar Kutir hasta que se jubile, y, realmente, no me extraña, porque disponen de unos beneficios inimaginables en la India rural, y en muchos otros lugares: un chequeo médico mensual, ellos y sus hijos, seguro de accidentes laborales, dos pagas extras al año, pensión para la vejez, seguro médico que cubre las medicinas y, ¡18 días de vacaciones pagadas!

Textos: Paca Tomás. Octubre 2009