info@OxfamIntermon.org | 902 330 331 | 933 780 165

FAQS

08/11/2017

Promoviendo la cultura de paz y la resolución de conflictos

Senbazuru - Construyendo la paz

La propuesta educativa de Oxfam Intermón, en la que participan estudiantes de 3 a 17 años de diferentes países del mundo, reflexionando y compartiendo a través de internet.

Senbazuru: Construyendo la paz

Cada año, la plataforma on-line Conectando Mundos www.conectandomundos.org de Oxfam Intermón, plantea una temática diferente en el marco de la educación para la ciudadanía global, que incluye propuestas didácticas diferentes adaptadas a grupos de edad de entre los 3 y los 17 años. En esta edición, dirige su mirada hacia los conflictos que se dan en nuestras relaciones y la forma de abordarlos, en nuestro entorno y en el mundo, para analizarlos y aprender a resolverlos desde un enfoque positivo, constructivo y noviolento.

Senbazuru. Construyendo la paz es el título elegido para esta edición. Senbazuru es el nombre que se le da a las 1000 grullas de papiroflexia que, según la tradición japonesa, se doblan para conseguir cumplir un deseo. Se han convertido en un símbolo pacifista en todo el mundo a partir de la historia de Sadako, una niña afectada por la bomba de Hiroshima, que decidió doblarlas con el deseo de curarse y de que el mundo pudiera vivir en paz.

A lo largo del desarrollo de la propuesta didáctica, y a través del testimonio y vivencias de Sadako y otros protagonistas, ayudaremos al alumnado a identificar y analizar los diferentes tipos de violencia, y sobre todo a sacar partido de la oportunidad de transformación que cada conflicto ofrece.

La propuesta combina el trabajo en el aula con el trabajo on-line a través de una plataforma telemática multilingüe en 8 lenguas (italiano, castellano, portugués, inglés, francés, gallego, catalán y euskera), en la que se trabaja de manera cooperativa y organizados en equipos de trabajo de la misma franja de edad. De esta manera, cada año participan cientos de estudiantes y profesorado de diferentes países y realidades sociales y geográficas muy diversas, que tienen la oportunidad de compartir y comentar la actividad y sus puntos de vista a través de la plataforma.  La edición pasada consiguió reunir a 20.000 estudiantes de 14 países diferentes, que trabajaron en torno a las migraciones y los desplazamientos.

Construir la paz y terminar con la cultura de la violencia es sin duda, una responsabilidad de todas las personas y para ello, es necesaria una educación que valore y promueva las actitudes noviolentas en todos los ámbitos de nuestras relaciones.

El trabajo para la paz y la resolución de conflictos puede ser una buena excusa para abrir nuestras aulas a una propuesta diferente, ¿te animas?El trabajo para la paz y la resolución de conflictos puede ser una buena excusa para abrir nuestras aulas a una propuesta diferente.  Te proponemos salir de la rutina Salgamos de la rutina, de lo de siempre y abramos las puertas Por qué no lo propones en tu escuela o instituto?

 

La participación es gratuita. El plazo de inscripción ya está abierto y continuará hasta el próximo 12 de enero.

www.conectandomundos.org

 


  • Que no haya muros ni alambradas, ni físicas ni psicológicas, que separen, sino puentes que unan. El mundo sería mucho mejor sin fronteras que ahoguen los sueños de quienes lo dejan todo en busca de una oportunidad de ser felices.
  • Medidas que garanticen a todas las personas vivir en condiciones dignas, que es la manera más eficaz de que nadie tenga que abandonar su tierra en contra de su voluntad. 
  • Que se respete el derecho de todas las personas a moverse libremente por vías seguras y legales, sin vallas que hieren y matan, sin mafias que trafican con seres humanos. Migrar no debería ser legal o ilegal; debería ser un hecho vital.
  • Que las personas refugiadas reciban toda la ayuda necesaria por parte de los gobiernos; que cumplan sus compromisos y den refugio a quien lo necesite, garantizando su derecho a solicitar asilo, en lugar de poner trabas que convierten el ejercicio de un derecho en una carrera de obstáculos.
  • Campañas públicas de información y concienciación sobre los derechos de migrantes y refugiados. Información veraz, basada en datos, que anule rumores y ayude a tomar conciencia de la realidad y a implicarse en la solución de los problemas.
  • Que se garanticen las condiciones para que todas las personas se sientan respetadas y queridas. Que las personas refugiadas puedan ser felices. Que la gente se ría. Que nadie se sienta invisible.

Que no se pierda la esperanza de que es posible derribar muros, como demuestran quienes reivindican la entrada de personas que buscan refugio.