info@OxfamIntermon.org | 900.22.33.00

FAQS

Alimentos para siempre en Mauritania

Más del 60% de la población de Mauritania vive en la extrema pobreza, con menos de 1,5 euros al día. Las sequías y las inundaciones, cada vez más frecuentes debido al cambio climático, y las subidas repentinas del precio de los alimentos dificultan que las familias puedan comer más de un plato al día. Muchas se ven obligadas a vender sus tierras o su ganado para hacerlo.

Aminata Ndiay, miembro de una de las cooperativas de mujeres horticultoras, en Kagnadé, región de Gorgol. Cultivan verduras para autoconsumo y venden una parte de lo que producen. (c) Pablo Tosco / Oxfam Intermon

Mauritania

Mauritania

Las tierras agrícolas de Brakna y Gorgol, bañadas por el río Senegal, en el sur del país, son muy fértiles. Desafortunadamente la reforma agraria ha dejado sin tierra a las comunidades tradicionales, muchos hombres han emigrado a las ciudades. Las mujeres campesinas se enfrentan al trabajo del hogar, los hijos, los cultivos y el ganado. A pesar de ello, muchas de ellas no pueden alimentar a su familia durante todo el año. En la costa, la situación no es mejor para las familias que se dedican a la pesca artesanal en las ciudades de Nuakchot y Nuadibú, que ven amenazada su subsistencia por los acuerdos de pesca internacional, que favorecen la pesca a gran escala. Por eso, desde hace más de 10 años, trabajamos junto con organizaciones locales, para que las personas más vulnerables, especialmente las mujeres, puedan asegurar su alimentación y fortalezcan su capacidad de luchar por unas mejores condiciones de vida y por el desarrollo de sus comunidades.

El proyecto
Desde un comienzo, en Oxfam Intermón hemos apostado por mejorar el nivel educativo de la población, porque de ese modo tienen más recursos para convertirse en protagonistas de los cambios que necesitan generar. Las actividades que impulsamos, tanto en el campo como en la zona costera, son prácticas e innovadoras. Les permiten alimentar mejor a sus familias, obtener más ganancias, y sentirse más seguros para hacer valer sus derechos y necesidades.

Logros alcanzados
• Acceso a una dieta más variada: Gracias a los huertos con sistemas de riego se ha podido diversificar los cultivos.

• Introducción de la ganadería racional: Se planifica la dimensión y la composición de los rebaños, de manera que todos los animales estén en buenas condiciones y se aprovechen mejor la leche y la carne que producen.

• Resolución de conflictos entre grupos de pastores y agricultores: La instalación de cercas alrededor de los huertos ha significado un gran avance, porque evita que los animales estropeen los cultivos.

• Organización y profesionalización de las agrupaciones de productores: Les permite ser más eficientes, incrementar los ingresos de sus miembros y defender más efectivamente sus intereses sectoriales.

• Creación de cooperativas de ahorro y crédito: Así, las mujeres y otros grupos con dificultades para acceder a los bancos convencionales pueden disponer de dinero.

Quiénes se benefician

  • 47.000 personas se benefician indirectamente de los cambios que consigue este proyecto. Por ejemplo, con la disponibilidad de alimentos locales de calidad a un precio accesible, con la reactivación de mercados locales y con la detección temprana de nuevas crisis alimentarias.
  • 3.982 personas se benefician directamente de las actividades agrícolas, ganaderas y de producción de leche.
  • 2.778 personas se benefician de las actividades de pesca y procesamiento de pescado.

Cómo puedes colaborar
Desde Oxfam Intermón trabajamos junto a las personas más vulnerables -campesinos, pastores y pescadores– para que puedan asegurar su alimentación, y resistir cada vez mejor las crisis que siempre vuelven. Súmate a este proyecto con tu donativo, y deja huella en Mauritania.

Documentos Relacionados