info@OxfamIntermon.org | 900.22.33.00

FAQS

18/01/2013

La periodista Jineth Bedoya recibe nuevas amenazas

(c) Carlos Cristóbal / Oxfam Intermón

Jineth Bedoya, en el centro, entre un grupo de mujeres activistas durante el acto de presentación en 2009 del informe sobre los crímenes sexuales cometidos en el marco del conflicto armado en Colombia

(c) Carlos Cristóbal / Oxfam Intermón

Jineth Bedoya, periodista colombiana y portavoz de la Campaña Violaciones y otras Violencias: Saquen mi cuerpo de la guerra, promovida por Oxfam Intermón en Colombia, ha recibido nuevas amenazas contra su persona. El pasado 11 de enero la subeditora de el diario EL TIEMPO fue intimidada por unas personas y, a través suyo, se envió un mensaje a la periodista para que deje de publicar denuncias. El mensaje que recibió fue el siguiente: “dígale a Jineth Bedoya que deje de publicar y denunciar esas cosas porque ella ya sabe lo que le puede pasar”.  Tras esta nueva amenaza Oxfam (Oxfam Intermón en España)  y la Fundación para la Libertad de Prensa de Colombia -FLIP- rechazan está grave situación contra la periodista Jineth Bedoya y exigen una pronta investigación judicial. 

Desde enero de 2011 Jineth Bedoya ha sido intimidada en seis oportunidades. Frente a estos hechos, la Fiscalía se comprometió, en el marco de los acuerdos de Medidas Cautelares, a concentrar las investigaciones en un solo Fiscal, acuerdo que se incumplió ya que todas las amenazas están dispersas en distintos despachos judiciales. Hoy todas las amenazas contra la periodista Jineth Bedoya Lima permanecen en la impunidad.

Jineth Bedoya es beneficiaria de Medidas Cautelares de la CIDH desde el 2000, a raíz del secuestro, torturas y abuso sexual del que fue víctima, hechos que recientemente fueron declarados como un Crimen de Lesa Humanidad por la Fiscalía General de la Nación, por lo que piden a la Unidad Nacional de Protección y a la Policía Nacional tomar todas las medidas necesarias para garantizar la integridad de la periodista y de sus fuentes. Asímismo, dichas organizaciones lamentan el incumplimiento por parte de la Fiscalía General de la Nación de los acuerdos adquiridos. La dispersión de las investigaciones ha implicado la revictimización de Bedoya y la dilación en la búsqueda de los responsables.