info@OxfamIntermon.org | 900.22.33.00

FAQS

Preguntas frecuentes sobre casos de acoso y nuestro código de conducta

En febrero de 2018, los medios de comunicación publicaron información sobre casos de acoso, abuso y conducta sexual inapropiada por parte de trabajadores de Oxfam que sucedieron en el pasado (como el ocurrido en Haití en 2011). Sabemos que muchas de las personas que día a día nos apoyan y colaboran con nosotros se sienten defraudadas e indignadas. Lo lamentamos profundamente.

Desde esta página, queremos también dar respuesta a las preguntas, dudas e inquietudes que nos han llegado y explicar qué mecanismos estamos llevando a cabo para que este tipo de casos sean evitados a toda costa.

La equidad de género y los derechos de las mujeres son una parte esencial de nuestra identidad, por lo que queremos pedir perdón y compartir toda nuestra solidaridad con las mujeres cuya dignidad  y derechos se vieron truncados. Un solo caso es suficiente para que actuemos con contundencia y transparencia.

Preguntas y respuestas:

¿Qué pasó en Haití?

Oxfam Gran Bretaña tuvo constancia de malas conductas de parte de su equipo en Haití en 2011 y realizó una investigación al respecto.

En la investigación se descubrió que seis personas del equipo de Oxfam Gran Bretaña estuvieron involucradas en casos de conductas sexuales inadecuadas: el pago de servicios sexuales. En ningún momento se probó que hubiera menores afectadas. Como resultado, cuatro fueron despedidos y tres, incluido el director de país, dimitieron.

¿Por qué se permitió que el director de Oxfam en Haití, Roland Van Hauwermeiren, y dos personas más dimitieran?

Van Hauwermeiren admitió haber contratado a prostitutas desde el principio de la investigación y se le permitió dimitir basándose en su cooperación con la investigación. Se tomó esta decisión para asegurar que se identificaba a todos los hombres involucrados y se paraba el abuso lo más rápido posible. Oxfam Gran Bretaña admite que esa decisión fue un error y que ahora, con las medidas implantadas más rigurosas, actuarían de manera diferente.

Otra de las personas involucradas dejó el país inmediamente y no regresó. La otra persona se enfrentó a una audiencia disciplinaria y, aunque en Oxfam Gran Bretaña tenían la base para despedirlo, no pudieron hacerlo debido a restricciones legales propias del país donde se había firmado su contrato. 

¿Cómo es posible que en una ONG haya pasado esto?

En los hechos de Haití estuvieron involucradas seis personas. Lamentamos profundamente lo ocurrido y trabajamos para que esto no se repita. Se trata de un caso puntual y no representa a las 10.000 personas que trabajamos en Oxfam con el compromiso de combatir la pobreza en 90 países.

¿Es cierto que lo ocultasteis?

Nunca ocultamos este caso, pero los medios no le prestaron atención hasta que The Times publicó la noticia el 9 de febrero de 2018. Oxfam publicó un comunicado de prensa el 5 de agosto de 2011 diciendo que habíamos iniciado la investigación y otro el 5 de septiembre de ese mismo año anunciando el resultado. También se informó sobre la investigación y el resultado al Gobierno británico, la UE, la OMS y las agencias de la ONU.

Oxfam Gran Bretaña admite que ha cometido errores. Si las políticas y prácticas que ahora están vigentes lo hubieran estado entonces, la situación se habría manejado de forma muy diferente: podrían haber dado más detalles de la investigación públicamente, incluida la referencia a la mala conducta sexual.

Oxfam Gran Bretaña es una de las pocas organizaciones que publica los casos de acoso y abuso sexual que detecta en su memoria anual, algo que en Oxfam Intermón haremos este año hasta donde la ley de protección de datos nos permite. Con voluntad de transparencia, el 19 de febrero de 2018, Oxfam Gran Bretaña publicó el informe completo, tras asegurarse el cumplimiento de la ley y de que tomaba las medidas necesarias para proteger la identidad de los testigos y de otras personas inocentes involucradas en el caso.

¿Cómo se va a asumir la responsabilidad de esos casos?

Penny Lawrence, directora adjunta de Oxfam Gran Bretaña, que en 2011 era directora de Programas, dimitió de su cargo el 12 de febrero de 2018. Ha asumido que se cometiieron errores, ha lamentado el daño causado y ha dimitido asumiendo su responsabilidad.

¿Cómo van a afectar estos casos al trabajo de Oxfam en Haití?

Como Oxfam, seguimos en Haití, donde trabajamos desde 1978 para mejorar las condiciones de vida de la población, especialmente del segmento más pobre y de mujeres y niñas. Actualmente impulsamos importantes proyectos de desarrollo económico, de reducción de riesgos y de participación de la sociedad civil  así como de emergencias, a través de los afiliados de Italia, España y Quebec, y de la mano de 45 organizaciones locales. En conjunto, apoyamos directamente a 650.000 personas. De forma indirecta, el alcance de nuestro trabajo beneficia a 1,2 millones de personas.

¿Hubo implicado alguien del equipo de Oxfam Intermón ?

No, las personas que cometieron abusos en Haití no pertenecían a personal de Oxfam Intermón ni han pertenecido nunca, estaban contratadas por Oxfam Gran Bretaña. En el 2011 Oxfam Intermón trabajaba en Haití con un equipo distinto al que se vio implicado en los hechos, por lo que no tenía responsabilidad jurídica sobre el caso. En ningún momento tratamos de negar la realidad o menospreciar la gravedad de lo ocurrido, sólo de explicar cómo funciona la organización, con filiales diferentes, que vamos avanzando cada vez más hacia una actuación conjunta. 

¿Pudo haber dinero de los contribuyentes españoles por medio?

No, en 2011 había equipos de varios países trabajando en Haití y en ningún momento implicó a nuestro equipo, ni a los fondos recaudados en España. Cada filial actuaba con sus recursos y su personal. No se trata de un caso de malversación de fondos si no de un lamentable y repugnante caso de abuso de poder y explotación sexual.

¿Ha habido casos de acoso y abuso sexual específicos en Oxfam Intermón?

Desde que se reforzó el protocolo en 2012, se han reportado 4 casos en una organización donde trabajan 1.400 personas y que cuenta con otras 1.700 personas voluntarias. 

Concretamente, se han reportado cuatro casos de mala conducta sexual en África y América Latina. Dos de ellos se deben a comentarios de connotación sexual de dos trabajadores hacia sus compañeras. Ambos fueron amonestados formalmente y así consta en su expediente laboral. Otro caso es de acoso e intimidación de un trabajador hacia una trabajadora. Cuando llega la denuncia, el trabajador ya había salido de la organización. Igualmente, se hace constar en su expediente. El cuarto caso está vinculado con el pago de servicios sexuales a una persona adulta y termina en despido.  

¿Lo que ha ocurrido puede volver a suceder?

Tenemos protocolos para detectar y actuar ante cualquier caso. Desde 2012 tenemos toda la información sistematizada. Si nos llegan alertas de casos anteriores, los investigaremos. En febrero de 2018 anunciamos qeu publicaremos información sobre estos casos en la memoria, hasta donde la ley de protección de datos nos permita.

¿Qué medidas se han adoptado en Oxfam Intermón para evitar este tipo de situaciones?

En Oxfam Intermón tenemos un código de conducta desde 2009, que asumen todas las personas que trabajan en la organización, incluidos los voluntarios y voluntarias. Desde 2012 impulsamos diferentes mecanismos para prevenir y actuar ante conductas inadecuadas y velar por el cumplimiento de ese código de conducta:

  • Mecanismos de denuncia
  • Una línea confidencial de apoyo y ayuda (buzón ético), disponible para cualquier persona de la organización,
  • Un equipo especializado dedicado a abordar los casos con asesoría externa especializada que garantiza apoyo para la víctima.
  • Personas de referencia para poder contactar en total confidencialidad en los distintos países.

También nos comprometemos a publicar anualmente la información resumida sobre las denuncias que recibamos y su resolución, hasta donde permita la legislación vigente.

Además, queremos trabajar con otras ONG para crear un sistema compartido de información que nos permita prevenir la contratación de personas que hayan sido culpables de conducta sexual inapropiada, impidiendo que sigan trabajando con personas vulnerables.

¿Y a nivel de la Confederación Oxfam?

El 16 de febrero anunciamos un plan de acción integral para fortalecer sus sistemas de protección en toda la confederación con el objetivo de poner fin al acoso y al abuso. El plan comprende las siguientes medidas:

  • Creación de una comisión independiente para llevar a cabo una amplia evaluación de la cultura y las prácticas de Oxfam, incluida la forma en la que se han gestionado en el pasado los casos de mala conducta sexual. La comisión está formada por mujeres expertas en derechos de las mujeres.
  • Implementación de una base de datos común de toda la confederación Oxfam para garantizar que estos casos quedan registrados y se pueden consultar antes de contratar a una persona. 
  • Asignación de fondos y recursos para fortalecer los protocolos de protección de Oxfam. Se duplicará el número de personas que trabaja en este ámbito y se triplicarán los fondos.
  • Mejora en la cultura en el seno de la organización para garantizar que ninguna persona sea víctima del sexismo, la discriminación o el abuso. Especialmente, trabajaremos para garantizar que las mujeres se sientan libres de denunciar malas conductas con total seguridad y eficacia.

 

Gracias a todas las personas que nos demostráis vuestro apoyo. Compartimos vuestra tristeza e indignación. Todas las personas que trabajamos en Oxfam estamos volcadas en que esos hechos no se vuelvan a repetir y que, si es así, se dé una repuesta inmediata, contundente y legal si procede. Nuestro compromiso es tolerancia cero ante el acoso y el abuso sexual.

Para cualquier otra duda o sugerencia contacta con nosotros  Respondemos tan rápido como nos es posible. Gracias por vuestra comprensión.