info@OxfamIntermon.org | 900.22.33.00

FAQS

Carta del Director

José María Vera, Director de Oxfam Intermón

Un futuro sin pobreza  

 
Oxfam Intermón está en pleno cambio, como tantas organizaciones. La evolución de la pobreza, y de varios aspectos que la determinan –como las desigualdades, los conflictos y el cambio climático- nos conducen a una actuación más estructural. Todo nos empuja a transformarnos para ser más eficaces en nuestra misión de lucha contra la pobreza. Respondemos a retos como la distribución del poder global, el surgimiento de nuevos actores sociales y la revolución tecnológica acelerada.

Hace unas semanas visité Honduras, un país donde nuestro programa tiene como centro la defensa y promoción de los derechos de las mujeres. Apoyamos su liderazgo y sus oportunidades económicas, enfrentando también la violencia machista que sufren. Hasta 400 mujeres son brutalmente asesinadas por hombres cada año en este país.

Nos encontramos con decenas de mujeres organizadas en grupos a las que Oxfam apoya en las iniciativas económicas que emprenden. Nos explican los avances en sus pequeños negocios, la fuerza que van ganando en la familia y en la comunidad. Algunas han sufrido la violencia machista y colaboran con las autoridades locales para enfrentarla.

Es imprescindible trabajar directamente con las personas, con las mujeres en este caso, una a una y en sus comunidades y organizaciones. Como acompañar a estas redes en sus demandas ante la justicia y las administraciones. En tiempo de elecciones en el país, varias organizaciones locales, a través de la plataforma digital “Poletika”, exigen a los candidatos presidenciales que se retraten en sus programas y afirmaciones, con medidas y recursos para erradicar la violencia de género. Algunos ya han contestado.

El programa de Oxfam en Honduras cuenta con el apoyo de varios afiliados internacionales: Canadá, Reino Unido, España y Estados Unidos. Forman un equipo único con un presupuesto y plan integrado. Los afiliados, Oxfam Intermón entre ellos, ya no gestionamos verticalmente los programas, sino que los apoyamos con valor añadido: financiación, conocimiento, herramientas de control ciudadano como Poletika, conexiones y alianzas.

La Cooperación al Desarrollo cambió. Dejó de ser algo tan simple como un “Norte” rico que ayuda a un “Sur” pobre con cierto componente paternalista, para pasar a ser una auténtica alianza por el desarrollo y contra la pobreza, más horizontal, donde se comparten en red iniciativas, recursos y experiencia, donde se asegura no solo que los recursos llegan, sino que se emplean de la mejor manera por quienes más saben en esa materia.

Constatar los efectos de la crisis en España, y lo que cuesta que la débil recuperación alcance a los más débiles, nos ha llevado a trabajar también en nuestro país, tanto en la denuncia de las desigualdades como en las propuestas para un sistema más justo que incluya a quienes quedan fuera, cada vez más. Es otro cambio que nos ha llevado a apoyar pequeñas organizaciones que luchan contra la violencia a las mujeres o trabajan con migrantes y refugiados.

En este esfuerzo es un privilegio contar con la experiencia y el estímulo de miles de colegas de Oxfam, en países y en afiliados. Salvando vidas en las crisis humanitarias, en misiones extremas donde nadie quiere ir, junto a personas y problemas olvidados. En la calle y en las redes, explicando y animando a la movilización ciudadana por la justicia. Y en los lugares donde se toman decisiones relevantes para nuestra tarea.

Ningún equipo de Oxfam podría hacer nada sin el apoyo de miles de personas que confían en nosotros. Sin los recursos que solidariamente ponen en nuestras manos y sin el indispensable aliento que sentimos al sentirles detrás. Gracias.

 

José María Vera

Director general de Oxfam Intermón