info@OxfamIntermon.org | 900.22.33.00

FAQS

03/05/2012

El comercio de armas ilícitas mueve miles de millones en países sujetos a embargo

Oxfam advierte que la falta de normas mundiales sobre el comercio de armas es un factor fundamental que facilita las violaciones de los embargos por parte de países teóricamente sujetos a ellos

Desde el año 2000 estos países han importado armas y municiones por un valor de más de 2.200 millones de dólares

(c) Oxfam Intermón

Un activistas derrama balas y municiones sobre el mapa de Africa frente a la sede de Naciones Unidas, en reclamo de una ley que regule la comercialización de armas.

(c) Oxfam Intermón

Estos datos aparecen en un nuevo informe de Oxfam –Oxfam Intermón en España- titulado “Detalles mortales de necesidad”, que muestra hasta qué punto 26 estados se han burlado flagrantemente de los embargos de armas, impuestos tanto por las Naciones Unidas como por organismos regionales o multilaterales. La ONU ha convocado una reunión para el próximo mes de julio en Nueva York para redactar un nuevo Tratado de Comercio de Armas internacional. Es una gran oportunidad para que los diplomáticos lleguen a un acuerdo y desde Oxfam se llama a la comunidad internacional a que ponga fin a décadas de comercio irresponsable de armas mediante un conjunto de leyes legalmente vinculantes.

Las organizaciones españolas miembros de la campaña internacional Armas Bajo Control –Amnistía Internacional, Fundació per la Pau e Oxfam Intermón– están solicitando a ayuntamientos, parlamentos autonómicos y organizaciones de la sociedad civil que suscriban un llamamiento pidiendo al Gobierno español que apoye el Tratado. “Es muy positivo que el ministro español de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, se haya comprometido recientemente de forma pública a apoyar en la ONU un Tratado que impida las transferencias de armas que contribuyan a la comisión de  abusos contra los derechos humanos y a los crímenes de guerra” según Francisco Yermo, portavoz de Oxfam Intermón de la campaña.

El informe también demuestra la manera en que la falta de obligaciones sólidas y jurídicamente vinculantes sobre la venta y transferencias de armas ha permitido, por ejemplo, el flujo constante de material bélico hacia Siria. En 2010 el país importó sistemas de defensa aérea y misiles por valor de 167 millones de dólares, así como 1 millón de dólares en armas pequeñas y ligeras, municiones y materiales. Algunas de estas armas han desempeñado un papel fundamental en la represión del gobierno sirio contra los manifestantes, donde 8.000 personas han perdido la vida desde enero de 2011, según estimaciones de las Naciones Unidas.

"Nos encontramos ante un momento histórico, en que el reto es garantizar que el nuevo tratado sea lo suficientemente fuerte. El tratado debe detener de forma inequívoca las transferencias de armas allí donde puedan exacerbar el conflicto o, la pobreza o servir para realizar violaciones de los derechos humanos”.

"Los embargos de armas en vigor son demasiado fáciles de violar o de pasar por alto. La falta de regulación internacional significa que los estados sometidos a embargos han importado impunemente todas las armas que les han interesado" ha explicado Yermo.

Desde hace más de 10 años, varios estados han violado embargos y continúan comerciando con armas a escala masiva. Estos incluyen a Myanmar (600 millones de dólares entre 2000 y 2010), Irán (574 millones de dólares entre 2007 y 2010) y la República Democrática del Congo (124 millones de dólares entre 2000 y 2002).

Oxfam demanda que el nuevo tratado imponga a los estados obligaciones estrictas, legales e inequívocas para controlar el comercio mundial de armas. El informe destaca que, mientras la mayor parte del comercio mundial de bienes de consumo —incluidos plátano, café y cacao— se encuentra fuertemente regulado, no existen criterios sólidos y eficaces, legalmente vinculantes y de aplicación universal que pongan normas a la transferencia de armas a través de las fronteras.

En su lugar, hay un intrincado mosaico de acuerdos regionales y subregionales carente de estructura y coherencia, lo que permite a los estados continuar la importación y el comercio de armas a pesar de los embargos. En opinión de Oxfam, en la medida en que las armas atraviesan esta red confusa, se pierden miles de vidas y se destruyen medios de subsistencia.

"¿Cómo es posible que la venta de plátano esté mucho mejor controlada que la venta de ametralladoras? Sencillamente, esto no tiene sentido. Esta situación es insostenible, y hace tiempo que los distintos países debieron forjar un acuerdo jurídicamente vinculante sobre la transferencia de armas" ha afirmado Yermo.

Para que sea eficaz, el nuevo Tratado de Comercio de Armas debe incluir criterios jurídicamente vinculantes que impidan las transferencias de armas cuando exista un riesgo sustancial de que se utilicen en violaciones del derecho internacional, de los derechos humanos, del derecho internacional humanitario, o bien para socavar el desarrollo.
En este sentido, el portavoz de Oxfam Intermón ha advertido que: "El nuevo Tratado de Comercio de Armas debe ser lo suficientemente sólido y eficaz para lograr un impacto real en las vidas de decenas de miles de civiles inocentes que sufren la violencia armada diariamente. Esta es la oportunidad que tiene una generación de establecer una diferencia real con la precedente".

"Nuestra posición es clara: un tratado débil sería peor que no tener tratado alguno, ya que no haría más que legitimar el defectuoso sistema existente" ha concluido Yermo.

Nota al editor:

Informe completo: http://my.zyncro.com/files/vGW77_F