info@OxfamIntermon.org | 900.22.33.00

FAQS

16/05/2014

Crece respaldo internacional a la petición por tierra para jóvenes y familias campesinas de Curuguaty

Oscar López, Director de Oxfam en Paraguay, mantuvo ayer una entrevista con el coordinador del Intergrupo de Derechos Humanos del Congreso de Diputados de España, Carles Campuzano.

A un mes del segundo aniversario del desalojo violento conocido como Masacre de Curuguaty, las comunidades afectadas esperan que el Poder Ejecutivo recupere la tierra estatal de Marinakue, hoy ocupada irregularmente por una empresa privada. 

"Al quedarse sin tierra, ellos pierden sus medios de vida, su lugar para vivir y cultivar y por tanto, su oportunidad de construir un futuro en su comunidad"

"En España recibí muestras claras de respaldo a la petición que elevamos al presidente Cartes", dijo Oscar López refiriéndose a la campaña internacional Jóvenes sin tierra = Tierra sin futuro, que reclama al presidente de Paraguay que entregue a las familias y jóvenes de Curuguaty las tierras del Estado que ha ocupado, de forma irregular, una empresa local dedicada a la producción de soja. Oxfam, las comunidades afectadas por el caso de acaparamiento de tierra y la Articulación por Curuguaty -formada por más de 40 organizaciones de la sociedad civil paraguaya- impulsan esta campaña desde el pasado 29 de abril con gran éxito de adhesión ciudadana.

El Director de Oxfam en Paraguay viajó a España con el fin de entrevistarse con distintos colectivos y pedir el apoyo de la ciudadanía española, especialmente el de los y las jóvenes. Entre otras actividades, mantuvo ayer una reunión con Carles Campuzano, diputado por Convergència i Unió y coordinador del Intergrupo de Derechos Humanos del Congreso de Diputados, quien se mostró dispuesto a abrir vías de trabajo que apoyen la petición de tierras para jóvenes de Curuguaty, en el marco de la actividad del Intergrupo. 

Hoy 15 de mayo se cumplen 1 año y 11 meses de la denominada Masacre de Curuguaty, donde las familias y jóvenes que demandan las tierras de propiedad estatal fueron víctimas de un violento desalojo el 15 junio de 2012 en Marinakue, incidente nunca esclarecido por la justicia y que resultó en la muerte de seis policías intervinientes y once campesinos. La comunidad afectada realiza, como cada mes en el lugar de los hechos, una jornada de memoria por todos los caídos.

Mañana viernes se espera que el Estado formalice a través de un documento público su voluntad de recuperar la tierra pública de Marinakue. Justo Cárdenas, presidente del INDERT -dependencia gubernamental a cargo de implementar la reforma agraria- ha recibido ya en dos ocasiones a la delegación integrada por representantes de las comisiones de Víctimas y Familiares y de Sin Tierras, la Articulación por Curuguaty y Oxfam, además de importantes referentes de la iglesia católica que respaldan la petición al presidente Horacio Cartes.

El caso de acaparamiento de tierras que tiene lugar sobre la finca estatal de Marinakue, municipio de Curuguaty, ha dejado a 140 familias sin tierra, de las cuales 105 están encabezadas por jóvenes menores de 30 años. Al quedarse sin tierra, ellos pierden sus medios de vida, su lugar para vivir y cultivar y por tanto, su oportunidad de construir un futuro en su comunidad. Actualmente, la empresa que registró irregularmente las tierras a su nombre sigue reclamando la tierra de Marinakue como suya, sin embargo, la Corte Suprema de Justicia recientemente se ha pronunciado en contra de sus acciones legales.