info@OxfamIntermon.org | 902 330 331 | 933 780 165

FAQS

28/09/2017

REACTIVO

Oxfam Intermón lamenta que su denuncia al Gobierno español por incumplimiento de la cuota de refugiados no haya tenido respuesta

La ONG pide un nuevo sistema de reubicación no discriminatorio y que exija rendición de cuentas a los Estados miembros

Al expirar el plazo (este martes 26 de septiembre a las 00:01) para que la Comisión Europea diese una respuesta a la denuncia interpuesta por Oxfam Intermón por el incumplimiento de la cuota de acogida del Gobierno de España, el director de Oxfam Intermón, José María Vera, ha declarado:

 

“El Gobierno español, con su estrategia de mirar hacia otro lado y dejar que las cosas caigan por inercia o por desidia, solo ha acogido a un 11% de las personas refugiadas que prometió. Y se queda tan tranquilo. Estamos ante un Gobierno irresponsable e insolidario con la mayor crisis de refugiados de la historia europea reciente. Un Gobierno que además es ajeno a las constantes peticiones que le ha hecho la ciudadanía”.

“Lamentamos que la Comisión Europea no se haya pronunciado ante los procedimientos legales que habíamos iniciado, ya que esta institución es la responsable de asegurar que los Estados cumplen con sus obligaciones. El sistema de cuotas establecido deja impune la inacción del gobierno español y da la espalda a cientos de miles de personas refugiadas que deberían haber llegado a nuestro país y que ahora han quedado abandonadas a su suerte”.

“Ante la falta de respuesta, desde Oxfam Intermón estudiaremos otras vías para que España cumpla con sus obligaciones y no olvide que las personas que huyen de las guerras y los conflictos tienen derechos”.

“El sistema de reubicación aprobado por el Consejo Europeo para distribuir la acogida de personas refugiadas entre los países europeos ha sido un fracaso. Sólo un 28% del total de personas refugiadas llegadas a Grecia y Italia ha sido reubicado, pero además ha dejado a muchos solicitantes de asilo fuera del mecanismo, forzándolos a seguir poniendo sus vidas en riesgo”.

“Después del 26 de septiembre los países ya no están obligados a cumplir sus compromisos de acogida de personas refugiadas. Pedimos que el nuevo sistema de reubicación elimine criterios discriminatorios para los candidatos y tenga mecanismos que obliguen a los Estados cumplir con sus promesas”.