info@OxfamIntermon.org | 902 330 331 | 933 780 165

FAQS

12/01/2016

Reactivo: Oxfam Intermón y otras 7 agencias internacionales advierten que el envío de un convoy humanitario no acabará con el hambre en Siria

Es urgente poner fin al asedio de zonas civiles y garantizar el acceso humanitario permanente

Oxfam (Oxfam Intermón en España), junto con otras siete agencias internacionales de ayuda humanitaria que trabajan en Siria, han expresado su alivio porque un convoy de ayuda alimentaria y otros artículos de primera necesidad ha sido admitido en Madaya donde varias personas han muerto de hambre. La ayuda también se ha enviado a otras zonas sitiadas incluyendo Fua'a y Kefraya.

 

A pesar de todo, las agencias (CARE International, Handicap International, International Rescue Committee, Norwegian Refugee Council, Oxfam, Save the Children, Syria Relief and Development i World Vision) advierten que solo el fin de estos asedios y la garantía de que se entregue ayuda sostenida conseguirá aliviar la crisis en estas áreas.

Se estima que 42.000 habitantes viven sitiados en Madaya con suministros básicos limitados y el precio de los alimentos que sube astronómicamente todos los días. Según la ONU, esta entrega de ayuda permitirá que la gente tenga alimentos para un máximo de un mes, pero las agencias advierten que esta única entrega será insuficiente dados los elevados niveles de desnutrición de los que hay constancia. Los médicos de la ciudad dicen que el promedio de la ingesta nutricional de la población está un 0,5% por debajo de lo que se necesita, y las agencias de ayuda locales informan que más de 50 personas han muerto de hambre y por falta de atención médica. Los civiles no pueden entrar o salir de esta zona sitiada, y se estima que al menos ocho personas murieron al intentar entrar comida dentro de Madaya. El último hospital que todavía funciona en la ciudad se enfrenta a una grave escasez de suministros médicos con decenas de pacientes abandonados a su suerte.

Madaya es una de las 15 áreas en estado de sitio en Siria, donde sus habitantes tienen restringidas las salidas y los cooperantes bloqueadas la entrada de alimentos, medicinas, combustible y otros suministros. Las ocho agencias llaman a todas las partes en conflicto a poner fin al asedio de zonas civiles y garantizar el acceso humanitario permanente, así como el cumplimiento de varias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. En este momento, más de 4,5 millones de personas en Siria viven en una zona sitiada o de difícil acceso. La gente en estas áreas necesita desesperadamente asistencia y protección, mientras acceder a ellas se sigue deteriorando.