info@OxfamIntermon.org | 900.22.33.00

FAQS

Agua sucia y desnutrición

Chad tiene las tasas más altas de desnutrición en la región del Sahel y del África Occidental. Es la principal causa de la mortalidad infantil en el país. En las regiones más vulnerables, el 15% de sus habitantes padece desnutrición, llegando al 17% en el caso de los niños y niñas. Son también las regiones con menos acceso al agua potable. Con estos porcentajes, esta situación se consideraría una emergencia, pero como dura mucho tiempo, no se trata como tal.

Chad es un país muy castigado por las crisis alimentarias a causa de las sequías recurrentes y el alza del precio de los alimentos. Sus habitantes no tienen suficiente comida, no ingieren los nutrientes necesarios y son más propensos a padecer enfermedades.

La falta de acceso al agua potable provoca que muchos niños beban agua sucia. Bebiendo esta agua contaminada, los niños y niñas sufren infecciones y diarreas y pierden los pocos nutrientes que comen. Están demasiado débiles para poder hacer frente a cualquier enfermedad y mueren. 

Agua contra la desnutrición

 

La importancia de la seguridad alimentaria

Podemos frenar esta situación de malnutrición garantizando que las personas que viven en Chad tienen acceso a agua potable y a una alimentación adecuada. En Oxfam Intermón trabajamos para asegurar que la población tiene seguridad alimentaria y conseguir cambios sostenibles en su vida. 

Por ejemplo, trabajamos para aumentar los ingresos de las personas agricultoras, para que puedan mejorar su producción y capacitándolas para que puedan hacer frente a las consecuencias de sequías e inundaciones. Distribuimos semillas destinadas al cultivo para que no se pierdan las cosechas e instalamos sistemas de riego para aumentar y diversificar la producción de alimentos. 

Ayúdanos a llevar agua limpia a más niños y niñas
Haz un donativo ahora