AYÚDANOS A EVITAR EL RIESGO DE HAMBRE EN ÁFRICA. HAZ UN DONATIVO

Propuestas para que el COVID-19 no incremente la desigualdad

La crisis del coronavirus impacta más fuerte a los colectivos más vulnerables: cuidadoras, cajeras de supermercado, repartidores, autónomos… Las familias pobres tienen viviendas más pequeñas, trabajos más precarios, salud más frágil y más dificultad para apoyar en la educación de hijos e hijas durante el confinamiento.

 

Las medidas propuestas por el Gobierno van en la dirección de no dejar a nadie atrás. De todas formas, proponemos medidas complementarias para asegurar que ninguna persona queda excluida y el coste de la crisis se reparte de forma aún más equitativa.

Propuestas para la fase de emergencia:

que nadie quede atrás

PROPUESTAS PARA LA FASE DE RECUPERACIÓN:

salir de la crisis sin incrementar la desigualdad

Es importante plantear una salida de la crisis que abogue por la equidad. Una salida de la crisis que paguen quienes más tienen para rescatar a quienes menos tienen.

 

Para ello es esencial:

El coronavirus sí entiende de desigualdad

Pese a que cualquier persona puede infectarse del virus, este no es ciego al nivel de renta de las familias:

0

veces superior a la media la tasa de hacinamiento en el 10% de los hogares más pobre de la población

0

del 10% de la población más pobre habita en viviendas con deficiencias graves

0

veces superior la prevalencia de bronquitis crónica en personas trabajadoras sin cualificación

0

hogares carecen de ningún tipo de ingresos

0

Sólo 2 de cada 100 euros de los ingresos nacionales se destinan al 10% de la población más pobre.

APRENDAMOS DE NUESTROS ERRORES

La crisis del COVID-19 no puede volver a incrementar la desigualdad ni dejar atrás a las personas más vulnerables.

Trabajamos por la redistribución del poder y la riqueza. Perseguimos una fiscalidad justa, en la que quien más tiene pague más impuestos, y en la que los gobiernos usen nuestro dinero para prestar servicios públicos de calidad.

CONOCE NUESTRO TRABAJO EN DESIGUALDAD