info@OxfamIntermon.org | 900.22.33.00

FAQS

21/03/2019

Oxfam Intermón advierte de que miles de vidas siguen en riesgo tras el paso del ciclón Idai

Los equipos en el terreno relatan la desesperación por la pérdida de hogares y medios de vida

 Aún hay personas sin rescatar y gente que no ha comido desde hace días

 

Foto: Tsvangirayi Mukwazhi/AP/REX

La destrucción de carreteras, puentes y comunicaciones significa que algunas áreas aún están completamente aisladas.

Oxfam (Oxfam Intermón en España) ha explicado hoy que su objetivo inicial es llegar a 500.000 personas, en colaboración con otras ONG internacionales y locales socias, para responder al desastre provocado por el ciclón Idai en el sureste de África. La organización ha abierto hoy petición de fondos para ayudarlas.

La respuesta inicial de Oxfam se centrará en el saneamiento, la salud y la higiene y tratará de garantizar que las personas tengan acceso a agua potable y también ayuda alimentaria.

El número de víctimas y personas afectadas aumentará de los dos millones estimados actualmente. Las lluvias siguen cayendo y las aguas suben en algunas zonas. La destrucción de carreteras, puentes y comunicaciones significa que algunas áreas aún están completamente aisladas. La búsqueda y el rescate y, por lo tanto, la distribución de ayuda y la recuperación, se ven terriblemente obstaculizados.

Los directores de Oxfam en Mozambique, Malaui y Zimbabue hablan de desesperación de las personas en las zonas más afectadas y de la destrucción generalizada de cultivos y medios de vida.

Rotafina Donco, directora de Oxfam en Mozambique, dice que hay personas a las que se les ha inundado el hogar que ahora están en campamentos y que no han comido desde hace días. Cuenta que algunas personas todavía están esperando a ser rescatadas, aferrándose a las copas de los árboles o en las laderas de las montañas. "Los precios de los alimentos se están disparando", asegura.

Machinda Marongwe, director de Oxfam en Zimbabue, dice que “puede verse el dolor en los rostros de las personas afectadas. Su esperanza se ha evaporado desastre tras desastre”.  Son muchos los que no tienen agua potable. "La ayuda podría devolverles algo de esperanza. Espero que sean escuchados y que la ayuda llegue”.  

John Makina, director de Oxfam en Malaui, explica que en los campamentos en los que las personas desplazadas que han perdido sus casas se han refugiado, "es donde se puede ver lo mucho que han sido afectadas". Cuenta que los campamentos están llenos de mujeres que pasan el día esperando a que esposos e hijos regresen con cualquier alimento que hayan podido encontrar y que a algunas comunidades sólo se puede acceder en helicóptero o en barco. “Las infraestructuras de saneamiento en algunos lugares han desaparecido, las letrinas y sistemas de alcantarillado están totalmente destruidos. La gente tiene que defecar en el monte, y esto puede conducir a enfermedades".

El ciclón, con vientos de 170 km/h y fuertes lluvias, azotó la ciudad portuaria de Beira en Mozambique. Allí, el 90% de la superficie está inundada y las comunicaciones siguen cortadas. Sergio Zimba, del equipo de comunicación de Oxfam en Mozambique, explica desde allí: “Nos han confinado al aeropuerto, donde se reúnen la mayoría de las agencias de desarrollo. Estamos recibiendo informes diarios, pero ha sido imposible llegar a las zonas afectadas ".

"Estamos tratando de solucionar este problema, pero hay enormes desafíos logísticos. No hay coches. Estamos decididos a salvar vidas y a trabajar las 24 horas del día para garantizar que se pueda implementar una logística efectiva ".

En Zimbabue, donde se han registrado oficialmente 139 muertes hasta el momento y cientos de personas siguen desaparecidas, las carreteras están intransitables y los helicópteros de rescate están en tierra debido al mal tiempo. Fredrick Kupfambamhandu, del equipo de agua y saneamiento de Oxfam en Zimbabue, explica: "Determinar el alcance de los daños es difícil, ya que el área solo es accesible por aire en este momento. La red de carreteras está muy dañada. Las tropas del ejército de Zimbabue no llegaron hasta ayer a las zonas afectadas”.

Netsai Shambira, Coordinadora Regional de Derechos de la Mujer y Justicia de Género de Oxfam, dijo: "Estamos realizando un rápido análisis de género para enfocar nuestra respuesta, porque las mujeres y los niños son los más afectados en desastres de este tipo. Asegurar que estén seguras y protegidas es importante teniendo en cuenta las largas distancias que tienen que recorrer para ponerse a salvo”.

La respuesta inicial de Oxfam se hará en saneamiento, salud e higiene, para tratar de garantizar que la gente tenga acceso a agua potable y también a ayuda alimentaria.

Notas para la edición: