info@OxfamIntermon.org | 900.22.33.00

FAQS

Emergencias. Salva vidas. Cada segundo cuenta

Reconstrucción en Irak

Un año después de que Mosul fuera retomado de manos del ISIS, miles de personas aún no pueden regresar a sus hogares ya que partes de la ciudad siguen derruidas y carecen de agua corriente o electricidad. En la Ciudad Vieja de Mosul, más de 3.000 casas, escuelas y tiendas fueron destruidas y los sistemas de agua dañados. 

Con nuestro Fondo de Acción Humanitaria trabajamos reparando tuberías de agua dañadas, estaciones de bombeo, devolviendo el servicio de agua potable a las personas que regresan a casa y asegurando que los niños y niñas puedan volver a escuelas limpias y seguras.

Colabora para que podamos seguir proporcionando apoyo. Haz tu donativo ahora.

Haz un donativo. Cada segundo cuenta.

Haz un donativo ahora Llama al 900 223 300 Llama al 900 223 300
(c) Pablo Tosco / Oxfam Intermon

Muntaha Abbas Ibrahim se vio forzada a huir de su casa a causa de la ocupación de Estado Islámico. Regresó a las ruinas de su vivienda para reconstruirla y pintarla de nuevo.

(c) Pablo Tosco / Oxfam Intermon
Situación actual

Desde el derrocamiento de Saddam Hussein en 2003, y mientras las diferentes facciones luchan por el control del país, la población iraquí (cerca de 33 millones de personas) apenas ha disfrutado de cortos períodos de una paz relativa. A día de hoy, los enfrentamientos en el centro y el norte de Irak han obligado a 4,2 millones de iraquíes a huir de sus hogares y precisan de ayuda humanitaria urgente. 

En todo el país, más de dos millones de personas aún no han regresado a sus hogares.

En Mosul, un año después de que las fuerzas iraquíes recuperaran el control de la ciudad (julio de 2017), en manos del Estado Islámico desde el 2014, miles de personas aún no pueden o tienen miedo de regresar a sus hogares. Muchas partes de la ciudad permanecen severamente dañadas, aún no se han limpiado de bombas sin explotar y carecen de agua corriente o electricidad. Además, más de 3.000 casas, escuelas y tiendas están destruidas. A día de hoy, la Ciudad Vieja de Mosul sigue sin tener acceso a la red de distribución de agua potable.

Para las miles de personas que han decidido volver a casa, la situación es realmente desesperada: la falta de agua potable, electricidad, refugio seguro, acceso a servicios básicos u oportunidades laborales hacen que las condiciones de vida sean terribles.


Otras formas de hacer un donativo

Oxfam en el terreno

Desde Oxfam damos soporte a la población en áreas afectadas por el conflicto rehabilitando los servicios básicos existentes y proporcionando ayuda a largo plazo en coordinación con las autoridades y organizaciones locales y nuestras organizaciones socias. Trabajamos suministrando agua, sistemas de saneamiento e higiene y ofreciendo seguridad alimentaria y medios de vida a las familias en situación de vulnerabilidad.

Hemos apoyado a casi 2 millones de personas en todo el país, incluidas 649.723 personas en la gobernación de Ninewa y casi 100.000 en la ciudad de Mosul. También trabajamos en las provincias de Diyala, Kirkuk y Salahaddin –que incluyen territorios disputados–, en ciudades y pueblos tanto de zonas rurales como urbanas.

Trabajamos en Mosul arreglando tuberías dañadas, reparando estaciones de bombeo, rehabilitando baños escolares, apoyando hospitales y suministrando tuberías de agua y maquinaria para llevar agua corriente a 35.000 de las 130.000 personas que ya han regresado.