info@OxfamIntermon.org | 902 330 331 | 933 780 165

FAQS

El cambio climático es la mayor amenaza para la lucha contra el hambre

Una meteorología impredecible y unas estaciones erráticas están cambiando lo que las familias agricultoras pueden cultivar, y provocando que haya personas pasando hambre. Los precios de los alimentos están aumentando, mientras que su calidad se está deteriorando. El cambio climático ya está provocando que haya personas pasando hambre. Y tendrá un impacto en nuestra alimentación.

Por ello, estamos pidiendo a los gobiernos y las grandes empresas que tomen medidas contundentes para reducir las emisiones contaminantes. Sólo así podemos evitar que el cambio climático provoque que haya personas pasando hambre, y necesitamos tu ayuda.

(c) Oxfam Intermón

Esto debería ser noticia:

En 2050, habrá 50 millones de personas más en riesgo de padecer hambre debido al cambio climático

(c) Oxfam Intermón
Muchas personas ya están luchando

Con el aumento de las temperaturas, los fenómenos meteorológicos extremos se están volviendo más frecuentes y violentos. Las familias agricultoras están luchando por salir adelante. Y a casi mil millones de las personas más pobres del mundo (las que menos han contribuido al cambio climático) les está costando todavía más alimentar a sus familias.

Hay millones de personas en todo el mundo que están luchando contra el cambio climático cada día, tomando medidas como la adaptación a una meteorología errática en Sudamérica hasta una manera más eficiente de cocinar en Europa.

Oxfam trabaja en todo el mundo para reaccionar ante el cambio climático. En Tailandia, ayudamos a familias agricultoras a construir sistemas de riego y drenaje para preservar los cultivos en épocas de sequía o de inundaciones. En Malawi, apoyamos a las familias agricultoras para que roten sus cultivos en función de los patrones meteorológicos. En República Dominicana, trabajamos en la identificación de buenas prácticas agrícolas para la reducción de riesgos a desastres y adaptación al cambio climático.

Pero ningún país está suficientemente preparado para afrontar el impacto del cambio climático. Necesitamos que los gobiernos y las grandes empresas tomen medidas.

Ejemplos de lucha contra el cambio climático

José Manuel, de la comunidad de Peñón, República Dominicana

José Manuel, Chicho como es conocido en la comunidad de Peñón, República Dominicana, tiene 46 años. Padre de cinco hijos, vive con su mujer en una casa de madera y zinc, cercana al río Yaque del Sur, el cual produce inundaciones que provocan la pérdida de cultivos tras el paso de vaguadas y huracanes.

José Manuel, como tantos otros, perdió su cultivo de plátano tras el paso de la Tormenta Tropical Isaac y el Huracán Sandy en el año 2012. “Lo perdimos todo, el trabajo de ocho meses totalmente perdido por las inundaciones de los huracanes”.  Este pequeño agricultor con más de 30 años de experiencia en el cultivo de plátano, lo ha perdido todo, pero ya está cambiando su manera de cultivar para adaptarse al cambio climático. “Cuando pasó el huracán me quedé sin empleo, y yo he trabajado toda la vida en esto de la agricultura, por lo que no teníamos otra cosa que echarnos las manos a la cabeza”.

Tras el paso del huracán, Oxfam y su socio local CEDESO, en coordinación con el Ministerio de Agricultura de la República Dominicana, iniciaron un programa de distribución de semillas de ciclo corto. La combinación de semillas de ciclo corto y con cultivos de ciclo largo, como el plátano, garantiza que las personas estén más preparadas ante el paso de eventos. “Los huracanes, claro que vendrán, pero sé que ahora entran cuartos (dinero) más a menudo, aparte de disponer del banco de semillas”.