info@OxfamIntermon.org | 902 330 331 | 933 780 165

FAQS

6 de cada 10 niñas y niños de las familias desalojadas del Valle del Polochic (Guatemala) sufren desnutrición crónica

  • Una investigación sobre las familias desalojadas en marzo de 2011 en el Valle del Polochic muestra que la desnutrición aguda infantil les afecta el doble que a las poblaciones de su entorno.

  • Más del 30 por ciento de las niñas y niños de las 14 comunidades desalojadas comen solo dos veces al día, cuando necesitarían hacerlo cinco veces. 

  • Las medidas dictadas por la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos para la atención por parte del Gobierno de Guatemala a estas familias no se han cumplido. 

  • Las personas adultas también se ven afectadas: el 77% de las familias consume una dieta inadecuada e insuficiente.

En marzo de 2011, 769 familias campesinas e indígenas fueron expulsadas violentamente de sus viviendas del Valle del Polochic (Guatemala). Tres campesinos murieron y los cultivos y viviendas fueron arrasados como consecuencia de la violencia empleada por parte de los Cuerpos de Seguridad del Estado y la empresa Chabil Utzaj.

En junio de 2011 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos estableció que el gobierno de Guatemala debía tomar medidas cautelares para garantizar la vida y la integridad física de las familias y facilitarles alimentación y albergue. Pero años mas tarde, de las 769 familias desalojadas incluidas en las medidas cautelares, sólo 140 han recibido tierras, y sin las condiciones mínimas de acceso a alimentación, vivenda y agua.

El informe demuestra que años después el Estado de Guatemala ha fallado en su responsabilidad de garantizar el derecho a la vida, la alimentación, el agua y la salud de las familias campesinas. “El acceso a la tierra es fundamental para para que esats familias puedan volver a tener una vida digna, como antes de los desalojos forzados de 2011. Es hora de que el gobierno actúe, garantice laas necesidades de laas comunidades de Polochic, principalmente niños y niñas, y restituya las tierras a todas las familias desalojadas', apunta Daniel Pascual, del Comité de Unidad Campesina (CUC).

(c) Giovany Ujpán / Oxfam Intermón

Es imprescindible atender las necesidades nutricionales de las niñas y niños en Polochic

(c) Giovany Ujpán / Oxfam Intermón
El caso Polochic

Años después del desalojo, que tuvo lugar en marzo de 2011, la mayoría de las familias sigue viviendo en condiciones indignas, sin casas donde vivir ni tierras que cultivar. Tras la expulsión de sus fincas, los campesinos decidieron cultivar en la orilla del río, en unas tierras del Estado que no pueden ser vendidas a empresas privadas. Sin embargo, la misma empresa azucarera que los expulsó de sus viviendas arrasó estos cultivos de supervivencia, dejando a las familias sin alimento. 

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, meses después del desalojo, solicitó al gobierno guatemalteco que aportara los recursos necesarios para garantizar a la población desalojada la alimentación, seguridad, salud y vivienda. Pero el gobierno no ha cumplido adecuadamente con esas medidas. 

Mientras tanto, el hambre se ha convertido en la realidad diaria para las familias campesinas que antes trabajaban la tierra cultivando maíz, frijol y otros alimentos. A los cuatro años del desalojo, 6 de cada 10 niños sufren desnutrición crónica. Los campesinos y campesinas del Valle del Polochic no quieren bolsas de alimentos ni fertilizantes. Sólo quieren que les devuelvan las tierras en las que han vivido y cultivado durante generaciones.

El caso del Valle del Polochic es un claro ejemplo de acaparamiento de tierras. Esta tendencia, cada vez más extendida, da lugar a desalojos, violaciones de los derechos humanos y destrucción de la forma de vida de comunidades que dependen de la tierra para subsistir. 

Tierra y Desigualdad

Numerosas organizaciones internacionales han criticado el modelo productivo guatemalteco, con políticas económicas que promueven la concentración de tierras, con proyectos agroindustriales de gran escala, beneficiados por incentivos fiscales e inversiones públicas focales.

“La concentración de tierras es una de las grandes causas de la desigualdad en Guatemala y en varios países latinoamericanos. Además de la necesaria inversión en servicios públicos como salud y educación, el acceso a la tierra es clave para garantizar la subsistencia de las personas más pobres, acabar con la desigualdad extrema y atajar esta brecha entre ricos y pobres”, afirma Luis Paiz, director de Oxfam en Guatemala.

En Guatemala, más del 60 por ciento de los alimentos que llegan a la mesa de las familias vienen de la pequeña agricultura. Pero mujeres y hombres rurales se encuentran con dificultades para ganarse la vida con sus pequeñas parcelas de tierra, por la baja inversión y promoción pública en el sector. En el caso de las mujeres, la tenencia de la tierra es todavía más complicada, ya que solo el 6.9 por ciento tiene acceso a tierra con título propio.

Por ello, más de 100 organizaciones internacionales y nacionales instan al gobierno de Guatemala y a todos los Estados del mundo a proteger al sector campesino, promoviendo más inversión en la pequeña agricultura, propiciando un modelo de producción más sostenible, justo y equitativo. La campaña por las familias del Polochic, que ha conseguido más de 107 mil firmas de ciudadanos de todo el mundo, sigue vigente hasta que el Gobierno cumpla con su palabra.

Logros conseguidos

Diciembre de 2014

Tras la entrega formal de una carta firmada por 117 organizaciones y redes, tanto nacionales como internacionales, donde se solicitaba al Presidente que cumpliera su compromiso con las familias que aún no han recibido tierra, el miércoles 2 de diciembre el Gobierno de Guatemala publicó en el Diario de Centroamérica su compromiso firme de entregar tierras a 250 familias en marzo y al resto antes de finalizar su mandato en 2015.

Agosto de 2014

110 familias reciben sus tierras. El reasentamiento es un logro para los campesionos y campesinas, pero aún faltan por construir las infraestructuras mínimas, como agua potable, letrinas o vías de acceso

El traslado de las familias se realiza nueve meses después de que fuera anunciado por parte del presidente Otto Pérez Molina. La nueva comunidad se establecerá en la finca Sactelá, ubicada en Cobán, Alta Verapaz con el nombre de “El Recuerdo San Pascual”. Este es el segundo grupo que logra reasentarse. 629 familias siguen esperando tierras.

Diciembre de 2013

El Gobierno de Guatemala hace entrega de tierras a 30 familias desalojadas en el Valle del Polochic

Los campesinos y campesinas desalojados violentamente en marzo de 2011 en el Valle del Polochic han comenzado a recibir las tierras y el techo mínimo comprometido por el gobierno guatemalteco. Concretamente, han sido reasentadas 30 familias de las 140 que el pasado 19 de octubre recibieron los títulos de propiedad de las primeras tierras de mano de Otto Pérez Molina, Presidente de la República de Guatemala.

Octubre de 2013

Las primeras 140 familias reciben el título de propiedad de sus nuevas tierras

Un primer grupo de 140 familias recibió un título de propiedad, atendiendo así a las demandas presentadas con anterioridad por las comunidades, entre las que se encuentran un plan de asentamiento de las comunidades con recursos financieros y un Plan de Ordenamiento Territorial formal y con recursos, y que buscan una solución integral a las problemáticas de vulnerabilidad en las que se encuentran las familias desalojadas.

Abril de 2013

Entrega de 107 mil firmas al Gobierno

Tras un gran acto de movilización realizado el lunes 22 de abril frente al Palacio presidencial, el Gobierno de Guatemala reconoció públicamente el compromiso de devolver las tierras a las familias desalojadas del Valle del Polochic. El ministro de Agricultura recogió las 107 mil firmas de ciudadanos y ciudadanas de 55 países, entre ellos España, resultado de una campaña internacional de apoyo a las familias.

Un informe de Naciones Unidas en Guatemala respalda punto por punto las principales peticiones de las organizaciones campesinas y pide al Gobierno de Guatemala que suspenda los desalojos forzosos hasta contar con una legislación al respecto. También insta al Gobierno de Guatemala a cumplir los compromisos que adquirió con el Polochic.

Galería de imágenes

Las familias desalojadas del Valle del Polochic, en Guatemala, llevan años de lucha por la propiedad de sus tierras. Después de un violentento desalojo en marzo de 2011 y con el apoyo de una campaña internacional, consiguieron el compromiso del Gobierno de devolverles sus tierras. 3 años después, solamente 140 familias fueron realojadas

(c) Oxfam
Las familias del Valle de Polochic y Oxfam agradecen a las 107.761 personas que nos apoyaron firmando la campaña que pide la devolución de las tierras a las familias desalojadas, en un acto en abril de 2013 en la Ciudad de Guatemala
(c) Oxfam
(c) Oxfam
El Ministro del Agricultura, Ganadería y Alimentación, Elmer López, recibió las firmas de la campaña y se comprometió a buscar una solución para las familias. Señores del gobierno de Guatemala, vigilaremos que esta vez sí cumplan con su palabra.
(c) Oxfam
(c) Oxfam
El Asesor presidencial responsable del Sistema Nacional de Diálogo reiteró a las familias que el presidente está dispuesto a solucionar el caso de las familias de el Polochic. Cuéntenos cuándo, don Otto Perez. — en Ciudad de Guatemala.
(c) Oxfam
(c) Oxfam
Llegamos a la Plaza y frente al Palacio Nacional de la Cultura...¡Los voluntarios improvisaron una linda coregrafia con las cajas! — en Ciudad de Guatemala.
(c) Oxfam
(c) Oxfam
Reunión de las organizaciones campesinas y miembos de Oxfam con representantes del Gobierno de Guatemala (Elmer López, Ministro de Agricultura, Miguel Balcárcel, Asesor presidencial responsable del Sistema Nacional de Diálogo y Axel López, Secretario de Asuntos Agrarios).
(c) Oxfam
(c) Giovany Ujpán / Oxfam Intermón
110 familias de Polochic fueron reasentandas en agosto de 2014. En la foto, se reúnen para empezar el traslado a las nuevas tierras en la finca Sactelá
(c) Giovany Ujpán / Oxfam Intermón
(c) Giovany Ujpán / Oxfam Intermón
Una de las campesinas desalojadas de Polochic, durante la reunión antes de empezar el traslado de 110 familias, en agosto de 2014
(c) Giovany Ujpán / Oxfam Intermón
(c) Giovany Ujpán / Oxfam Intermón
Entre los hombres de la nueva comunidad creada en la finca Sactelá, Polochic, uno de ellos lleva su bebé en un rebozo. La comunidad tiene decenas de niños y bebés
(c) Giovany Ujpán / Oxfam Intermón
(c) Giovany Ujpán / Oxfam Intermón
En las despedidas de las comunidades vecinas, las 110 familias de Polochic reafirmaron su compromiso de lucha campesina, por el derecho a la tierra y una vida digna
(c) Giovany Ujpán / Oxfam Intermón
(c) Giovany Ujpán / Oxfam Intermón
En los autobuses de camino a la finca Sactelá, el grupo recordó que más de 600 familias aún están a la espera de tierras
(c) Giovany Ujpán / Oxfam Intermón
(c) Giovany Ujpán / Oxfam Intermón
Durante un acto político con representantes del gobierno de Guatemala, las familias que fueron reasentadas volvieron a exigir tierras para todas las familias desalojadas
(c) Giovany Ujpán / Oxfam Intermón

Video