CONOCER MÁS

Malawi: el ciclo de hambre severa

Las crisis climáticas, las plagas y la poca variedad en los cultivos provocan falta de alimentos en este país africano donde muchos niños y niñas enferman y mueren antes de los 5 años como consecuencia de la malnutrición.

 

Desarrollamos proyectos en Malawi para romper el ciclo de pobreza y malnutrición y queremos seguir haciéndolo. ¿Nos ayudas?

QUIERO HACERME SOCIO/A
QUIERO HACER UN DONATIVO
QUIERO AUMENTAR MI CUOTA

¿Qué estamos consiguiendo en Malawi gracias a personas como tú?

Con el apoyo que estamos dando al trabajo que se hace en las diferentes comunidades de Malawi, hemos conseguido reducir los niveles de malnutrición. Antes eran del 39%, ahora ya son del 35%. Y tú, te preguntarás "¿Cómo lo han hecho?"

 

Te presentamos a Zelesi, una mujer de 30 años, madre de cuatro hijos que vive con su marido en Lilongüe. Su hija pequeña estuvo enferma, tuvo problemas de desarrollo y pudo haber muerto debido a la malnutrición. Gracias a que Zelesi entró a formar parte del programa de educación nutricional y del grupo de apoyo de madres de su comunidad promovido por Oxfam, entendió la importancia de diversificar sus cultivos y aprendió nociones nutricionales que aplicó a su huerto. Consiguió semillas para cultivar nuevas variedades de hortalizas y con ellas obtuvo vegetales y legumbres frescas que añadió a la dieta familiar. Algo tan sencillo como eso provocó una clara mejoría en la salud de su hija.

testimonial_comillas_blanco_abrir

El año pasado un grupo de mujeres de nuestra comunidad recibimos formación sobre la importancia de los huertos familiares y sobre educación nutricional. Comencé a preparar comidas con verduras para mis cuatro hijos y la salud de mi bebé, que estaba desnutrido y enfermaba continuamente, mejoró rápidamente.

testimonial_comillas_blanco_cerrar

Zelesi, 30 años

Lilongüe, Malawi

La vida de Zelesi ha cambiado completamente desde que participa en nuestro programa. Sin embargo, todavía quedan muchísimas poblaciones en el país que siguen sufriendo esa malnutrición crónica que provoca enfermedades graves o incluso la muerte.

 

Por eso queremos contar contigo. Queremos extender estos proyectos por todos los rincones del país. ¿Te sumas?.

Las mujeres de Malawi quieren romper el ciclo de la pobreza y la desnutrición

QUIERO HACERME SOCIO/A
QUIERO HACER UN DONATIVO
QUIERO AUMENTAR MI CUOTA

El origen del problema

Malawi es un país que tiene una población de alrededor de 18 millones de personas, de la que aproximadamente el 80% vive en áreas rurales.

 

La economía del país es en gran parte agraria, por lo que las crisis climáticas, con sequías cada vez más duraderas e inundaciones recurrentes, condiciona directamente la vida de las personas.

 

A pesar de que en Malawi se encuentra el tercer lago más grande del continente africano, la ausencia de infraestructuras de distribución de agua hace que la agricultura dependa por completo de la lluvia. Cuando el clima pasa de inundaciones torrenciales a largas sequías, la disponibilidad de alimentos se ve limitada y esa escasez puede dar pie a serios problemas de salud entre la población.

testimonial_comillas_blanco_abrir

Debido a la sequía, no obtuvimos nada de nuestro huerto. Plantamos algunas semillas, pero murieron antes de que pudiéramos recolectar algo. Confío en poder comprar comida pronto.

testimonial_comillas_blanco_cerrar

Explica Anna desde Dowa, una ciudad situada en la región central de Malawi

En las zonas rurales, cuando tienen algo para comer, la dieta básica de la mayoría de familias consiste en una papilla a base de maíz y agua llamada nsima, que ayuda a aliviar el hambre, pero que no aporta los nutrientes esenciales.

nsima-ciclo-hambre-malawi

- CÓMO PREPARAR EL NSIMA -
Primero se hierve la harina de maíz en agua para hacer una especie de gacha. Luego se revuelve rápidamente, para formar una pasta espesa agregando más harina. Una vez que se ha cocido, el nsima es fraccionado en porciones utilizando una cuchara de madera previamente sumergida en agua o en aceite.
Normalmente sirve de acompañamiento de otros platos. Pero cuando el único ingrediente que tienes para cocinar es maíz, el nsima será lo único que comas en todo el día.

Estas prácticas alimentarias no solo se deben a la escasez, sino también a la desinformación acerca de las necesidades básicas sobre nutrición. No conseguir los nutrientes suficientes puede provocar serios problemas de salud en las personas adultas, pero puede llegar a ser letal en los niños y niñas. Sobre todo es especialmente peligroso para los que aún no han cumplido sus primeros 1.000 días de vida: están en pleno proceso de desarrollo y si no reciben los nutrientes suficientes pueden desarrollar malnutrición crónica y un sistema inmune debilitado.

Cambiar la situación es posible

Tener acceso a una mayor variedad de semillas para sus huertos les permite tener legumbres y vegetales frescos que pueden añadir a sus comidas para disponer así de todos los nutrientes que necesitan.

 

Tener sistemas de riego que funcionan mediante energía solar les permite no depender de la lluvia para regar la cosecha ni del dinero para comprar gasóleo y que las bombas de agua funcionen.

 

Compartir su conocimiento en los grupos de apoyo les ayuda a comprender el entorno de otras personas como ellas y aprender de sus experiencias, tanto en alimentación y nutrición como en técnicas agrarias. La transmisión de este conocimiento consituye una herramienta vital para mejorar la vida de las comunidades de forma rápida.

 

Como puedes ver, continuar con la labor que estamos llevando a cabo en Malawi es importante. Para conseguirlo, queremos contar contigo.

¿CÓMO APOYAR A LAS FAMILIAS DE MALAWI PARA QUE PUEDAN ALIMENTAR A SUS HIJOS E HIJAS?

QUIERO HACERME SOCIO/A
QUIERO HACER UN DONATIVO
QUIERO AUMENTAR MI CUOTA

"Gracias por este proyecto. Tu organización ha ayudado a mejorar nuestra salud, no hay más desnutrición, la llegada de tu organización fue una bendición." Sanida, 25 años. Dowa District, Malawi

Todas las personas que trabajamos en Oxfam Intermón creemos firmemente en lo que hacemos. Tu confianza es realmente valiosa. Gracias por tu colaboración.