info@OxfamIntermon.org | 902 330 331 | 933 780 165

FAQS

Emergencias. Salva vidas. Cada segundo cuenta

Conflicto en Siria

La situación en Siria está empeorando a diario tras cinco años de conflicto. Millones de personas se hunden cada vez más en la pobreza y la miseria. Las cifras muestran la magnitud del drama: la mitad de la población de 22 millones de personas que había dentro del país antes del conflicto han tenido que dejar sus casas.

Se calcula que 7 millones lo han hecho dentro del país y más de 4 millones son refugiados en países vecinos como Jordania y Líbano, donde soportan unas duras condiciones de vida.

Siria, un país que había sido de renta media, está prácticamente destruido. Más de la mitad de su población necesita asistencia humanitaria.

En este contexto, muchas personas sirias estén emprendiendo peligrosas rutas hacia Europa, cruzando el Mediterráneo.

 ¡Tú puedes ayudar!

Haz un donativo. Cada segundo cuenta.

Haz un donativo ahora Llama al 902 330 331 Llama al 902 330 331
(c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Ahmed huyó de Hasaka junto a su familia en 2012. Vive con su familia en un asentamiento de ciudad de Chekka, en el norte de Líbano. Depende integramente de la ayuda humanitaria.

(c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón
Nuestro trabajo

En 2015, Oxfam ha llegado a más de 46.000 personas (70% refugiados sirios y 30% jordanos) en Jordania y alrededor de 85.000 en Líbano abasteciendo de agua potable, dinero en efectivo y suministros de ayuda.

Dentro de Siria, el trabajo de Oxfam se centra en el suministro de agua potable en poblaciones afectadas por el conflicto a través de la rehabilitación de infraestructuras de agua, del transporte de agua en camiones cisterna y de la reparación de pozos. Se estima que se está llegando a al menos 1,5 millones de personas.

Hasta ahora, se han completado 48 proyectos y se están llevando a cabo 14 más . Oxfam trabaja en las provincias de Homs, Hama, Idlib, Tartous, Qunaitra, Swedaa, Daraa, Alepo, Damasco y la zona rural de Damasco.


Otras formas de hacer un donativo

Qué pedimos
  • Todas las partes en conflicto deben acabar inmediatamente con las constantes violaciones de derechos humanos. Esto supone detener los ataques indiscriminados sobre población civil, la desaparición forzada de decenas de miles de civiles y las miles de muertes como resultado de torturas y otros malos tratos a manos de las fuerzas de seguridad, el uso de tácticas de asedio y el bloqueo del acceso de la ayuda humanitaria.

  • Más de la mitad de la población siria necesita ayuda humanitaria. Más de 250.000 personas han perdido la vida por el conflicto y millones de personas se han desplazado internamente o han cruzado la frontera a países vecinos. Las partes en conflicto deben garantizar que no se priva a la población de agua, alimentos y cobijo, y no deben hacer uso de estas necesidades como arma de guerra.

  • La comunidad internacional debe hacer mucho más para que se cumplan las resoluciones de Naciones Unidas, para que se establezca un embargo de armas y para, a través del Consejo de Seguridad de la ONU,  llevar la situación de Siria ante el Tribunal Penal Internacional con el objetivo de que los crímenes de guerra y de lesa humanidad cometidos no queden impunes.
  • Además, pedimos a los países donantes que acojan a refugiados sirios por la vía del reasentamiento (al menos un 10% del total de refugiados, que corresponde a los más vulnerables) y que aumenten la financiación para garantizar ayuda humanitaria necesaria.

Galería de imágenes

Cinco años después, el conflicto en Siria no muestra señal alguna de aplacarse y la población civil se está llevando la peor parte. Desde que empezó en 2011, más de 4,5 millones de personas han huido del país, buscando refugio en países como Líbano o Jordania. Desde Oxfam Intermón hemos proporcionado ayuda a más de 1,5 millones de personas afectadas por la crisis dentro de Siria.

Ahmed huyó de Masaka, en Siria y ahora depende totalmente de la ayuda humanitaria. El 80% de los refugiados y refugiadas de Siria no está en los campos de refugiados, sino en barrios o descampados donde han llegado en busca del apoyo de familiares o amigos.
Um Khalil y Um Maha, dos refugiadas sirias en el Líbano. Desde Oxfam (Oxfam Intermón en España) estamos apoyando a estas personas a obtener la información que necesitan sobre sus derechos, su acceso a los servicios médicos, jurídicos y de apoyo.
Sabah, refugiada siria en Majdaloun, en el norte del Valle del Bekaa, en el Líbano, prepara pan. Durante el 2015, hemos atenido a casi medio millón de refugiados en Jordania y el Líbano proporcionando agua potable, mantas y estufas, así como utenisilios para la higiene.
Manar recoge agua. Junto a su marido Izzat huyeron de Alepo en el 2013, dónde tenían un tienda que fue destruida por los bombardeos. Construyeron su vivienda con plasticos y maderas en el asentamiento de refugiados sirios a las afueras de la ciudad de Chekka, en el norte de Líbano.
Abu Mohammed vive ahora en el asentamiento de Majdaloun, en el valle del Bekaa, tras huir de Siria. Aquí, el reparto de ayuda humanitaria se hace aún más complicado ya que el aprovisionamiento de agua y alimentos, así como las condiciones higiénicas y sanitarias están bajo mínimos.
Zaatari, en Jordania, es el segundo mayor campo de refugiados del mundo. Alberga a 85.000 personas. La mayoría son mujeres y niños.
Una niña recoge agua en el campo de refugiados de Zaatari, en Jordania, donde estamos construyendo sistemas de canalización. Es vital tener agua limpia para lavarse, cocinar y beber.
Un técnico de Oxfam (Oxfam Intermón en España) recarga un tanque de agua en Zaatari. Oxfam suministra 35 litros de agua diarios por persona.
Como parte de nuestro trabajo en Zaatari, tratamos que las personas refugiadas puedan valerse por si mismas. Por eso, ofrecemos tareas remuneradas dentro del campo para que puedan ser autosuficientes.

Video