info@OxfamIntermon.org | 902 330 331 | 933 780 165

FAQS

Alimentos con poder. Cultivar la tierra. Cambiar el futuro

El arroz que educa

Mariam trabajaba procesando arroz en su casa, sola. Cuando no tenía recursos, no podía llevar a sus hijos a la escuela. Al cabo de unos años, empezó a trabajar en un centro colectivo que permite a las mujeres negociar mejores precios y aumentar sus ingresos. Gracias al arroz, Mariam consiguió que sus hijos puedan ir a la escuela.

Me llamo Mariam Nana y vivo en Bagré, una región al sur de Burkina Faso donde producimos arroz vaporizado, un tipo de arroz que conserva los elementos nutritivos de la cáscara, muy apreciado en nuestra zona. Cuando las mujeres del arroz de Bagré empezamos la actividad en el centro, los hombres no conocían la importancia de la vaporización. Si había una reunión nos decían que no, que había que ir a trabajar al campo, porque nosotras les ayudamos en el cultivo de maíz, no querían que les dejáramos y fuéramos a reunirnos. Ahora hay hombres que incluso nos vienen a ver para que dejemos venir a sus mujeres, para que se integren en nuestra actividad. Antes, si el papá no tenía dinero el niño se quedaba en casa y no iba a la escuela. Gracias a este centro, que nos permite ganar un poco de dinero, los niños pueden estudiar. A veces incluso podemos ayudar al marido si el dinero no le alcanza para trabajar en el campo. Esto nos ha permitido hacer muchas cosas.

Mariam Nana fue la presidenta de la unión de cooperativas de mujeres vaporizadoras de arroz de Bagré e, igual que muchas otras mujeres de su zona, procesaba el arroz que producía su marido trabajando sola en casa, hasta que la Unión Nacional de Productores de Arroz les propuso un proyecto apoyado por Oxfam Intermón para que las mujeres trabajasen juntas en un único lugar. En enero de 2011 empezaron a trabajar colectivamente. Al principio eran 10 agrupaciones con 234 miembros y ahora ya son 18 agrupaciones con 460 personas. Trabajar en un único centro les ha permitido organizarse y conseguir mejores condiciones a la hora de comercializar su producto. El cambio en sus vidas ha sido tal que otras mujeres de la provincia se acercan para ver lo que hacen y comprobar si es rentable o no. De ser mujeres que casi no salían de casa han pasado a influir en las decisiones del hogar: tener ingresos propios les permite decidir a qué se destina el dinero. La educación de sus hijos es una de sus prioridades.

ARROZ DE PROXIMIDAD: CONSUMO Y VENTA

El arroz es el alimento básico más consumido a diario en todo el planeta. En algunos países productores de arroz se da la paradoja de que les sale más barato comprarlo a otros países que consumir el propio. En Burkina Faso, el arroz local ha ganado terreno frente a la competencia asiática gracias al valor añadido que aporta la cocción al vapor, una práctica culinaria tradicional de las mujeres de África del Oeste. Desde el año 2010, acompañamos este proceso con un programa gracias al cual, entre otras cosas, el arroz local ha vuelto a cubrir casi el 40% de la demanda nacional, ya que es un producto muy apreciado. Este vuelco ha revitalizado a centenares de plantaciones familiares y está dando más fuerza al poder de decisión de las mujeres, además de asegurar un arroz más beneficioso para la salud.

Mariam Nana falleció en febrero de 2016 a causa de un accidente de tráfico.