info@OxfamIntermon.org | 902 330 331 | 933 780 165

FAQS

Cabecera Avanzadoras. Avanza con ellas. Transforma el mundo.

Mª Teresa Moreno de España: exige derechos laborales para las trabajadoras domésticas

Mª Teresa Moreno Astudillo, como otras miles de mujeres inmigrantes, vino a España creyendo que era una tierra de oportunidades. En su país, Ecuador, dejó a sus hijos pequeños con la esperanza de que estudiaran. Su plan era sencillo: trabajaría duro y regresaría en dos o tres años con una fortuna en la maleta. Sin embargo, la realidad que encontró aquí fue muy diferente. No tener "los papeles" supuso su principal obstáculo para conseguir un empleo bien remunerado. Así, comenzó haciendo suplencias y cuidando de personas mayores por periodos cortos de tiempo. Tras varios intentos consiguió la tarjeta de residencia, pero hasta ese momento el miedo a que la deportaran había estado siempre presente. Cuando llegó la crisis económica, Teresa vio cómo la situación de las mujeres inmigrantes empleadas en el hogar se deterioraba hasta convertirse en mujeres multiuso, que cuidan a los niños y ancianos, limpian la casa y hacen la compra por un sueldo más bajo que hace unos años.

Su vida cambió el día que conoció el Centro Pueblos Unidos, que pertenece al Servicio Jesuita a Migrantes (SJM). Allí, Teresa encontró el respaldo de otras mujeres en su misma situación y realizó cursos para mejorar en su trabajo.  El centro se ha convertido en su gran familia y juntas han aprendido a defender sus derechos y a quererse como mujeres. Su objetivo es exigir que se las vea como trabajadoras a las que hay que tratar con respeto, y no como simples máquinas de trabajo.

Actualmente, Teresa colabora activamente en Pueblos Unidos donde anima a las mujeres recién llegadas a hacerse valer para que no sufran las mismas dificultades que ella. "No queremos pedir porque pedir es para que nos regalen. Es obligar a que nos den nuestros derechos, a que nos solucionen cosas", afirma. Mientras tanto, su sueño es poder regresar en poco tiempo a Ecuador para descansar, por fin, con su familia.

"No queremos que nos regalen nada. Solo queremos que se cumpla nuestros derecho a un trabajo digno"

 

 

LAS CIFRAS

En España, el 90% de las personas que trabajan en el ámbito doméstico son mujeres, según la OIT.  La mayoría son extranjeras y no tienen "papeles", un hecho del que se aprovechan muchas personas empleadoras para contratarlas en condiciones abusivas.

Para saber más:

En España, muy pocas trabajadoras domésticas están dadas de alta en la Seguridad Social. De hecho, en este sector es más fácil que contraten a personas que no pueden acceder a otro empleo por falta de papeles o de estudios. En muchos casos la única opción para regularizar su situación es establecer una relación laboral estable, situación de la que muchos empleadores se aprovechan para exigir unas condiciones abusivas.

En Pueblos Unidos trabajan con las mujeres empleadas en el hogar para que sean conscientes de sus derechos y luchen por ellos. Así, realizan talleres de empoderamiento en los que se habla de derechos fundamentales y laborales, de violencia de género, de liderazgo y de participación ciudadana. Además prestan atención psicológica individual y ayudan a encontrar vivienda o asesoramiento jurídico. Por otro lado, Pueblos Unidos no trabaja únicamente con las trabajadoras. Su intención es sensibilizar a la sociedad para que los empleadores paguen un salario mínimo y apliquen condiciones laborales dignas.

 

Necesitamos tu compromiso. Súmate a Avanzadoras