info@OxfamIntermon.org | 902 330 331 | 933 780 165

FAQS

Cabecera desigualdad

Pongamos fin a los abusos fiscales

La inacción de los gobiernos y de la comunidad internacional esconde una trama de secretismo, de paraísos fiscales y de Estados que se ponen del lado de las grandes empresas.

A/a: Secretario/secretaria general de los partidos políticos:

España pierde cada año 42.800 millones de euros por el fraude fiscal de las grandes empresas y grandes fortunas. Esa pérdida de ingresos supone la reducción de políticas sociales, menos acceso a la educación y a la sanidad pública, menos dinero para garantizar los ingresos mínimos a todas las personas, menos fondos para la cooperación y la ayuda humanitaria. Son políticas públicas fundamentales para garantizar las mismas oportunidades para todas las personas. Cuando el Estado no sufraga la inversión social, esto supone más esfuerzo para la ciudadanía y un mayor recorte en nuestros derechos.

Si finalmente su partido llega a gobernar, debe aprobar una ley que ponga límites a las prácticas de ingeniería fiscal de las grandes empresas. Por ello le pido que incorpore como una prioridad la elaboración de una Ley contra la Evasión Fiscal en su programa electoral.

Soy consciente de que éste es un problema de ámbito global. Las grandes empresas multinacionales españolas, al igual que las del resto del mundo, deben pagar lo que les corresponde aquí y en los países donde están generando valor real. Por eso le informo de que a través de Oxfam Intermón estoy pidiendo a los líderes mundiales que pongan el empeño necesario para impulsar un sistema fiscal internacional más justo para todos los países Es necesario crear un Organismo Fiscal Mundial que regule de forma justa dónde y cómo deben tributar las grandes empresas Este organismo no solo pondría coto a las prácticas de evasión y elusión fiscal de las grandes empresas, sino que permitiría rediseñar los principios fiscales internacionalmente aceptados con mayor equilibrio entre los países más ricos y los países en desarrollo. Es la única forma de asegurar un crecimiento sostenible y el progreso económico de todos los países.

Muchas gracias