info@OxfamIntermon.org | 900.22.33.00

FAQS

Emergencias. Salva vidas. Cada segundo cuenta

Innovación: un reto que salva vidas

Innovación: un reto que salva vidas

A veces, para salvar más vidas, hay que encontrar maneras novedosas de afrontar los problemas y de buscar soluciones. Por este motivo, en Oxfam Intermón apostamos por la innovación para asegurar el acceso al agua y la sanidad allá donde sea necesario. El lugar, la cultura, las circunstancias, la edad y el género son algunas de las razones por las que una misma solución no es válida en todos los casos. Por eso es necesario entender a las personas y adaptarse al entorno, para perfeccionar nuestros conocimientos y seguir siendo pioneros y referentes en esta materia.

Cuando millones de personas no tienen acceso directo a agua potable ni saneamiento, algo que puede causar su muerte por enfermedades como el cólera, la disentería o el tifus; es necesario usar la imaginación al máximo para encontrar maneras de salvar el mayor número de vidas posible. A continuación, detallamos algunos ejemplos de innovaciones que hemos introducido en materia de agua y saneamiento, gracias a las cuales mejoramos la vida de millones de personas en todo el mundo.

En los campos de refugiados, donde no hay iluminación por la noche y las mujeres tienen miedo de ir al baño cuando ya está oscuro, la tecnología de las celdas biocombustibles podría ser una solución única con verdadero potencial para transformar las letrinas de los campos de refugiados en lugares más seguros e iluminados.

En Oxfam llevamos trabajando desde 2014 junto a un catedrático de la Universidad de Glasgow en el proyecto “Urine-tricity” para generar la energía suficiente para encender una bombilla solo con orina. Por el momento, esta tecnología hace posible iluminar el interior de las instalaciones de saneamiento, lo que ya es un progreso muy importante, pero aún nos queda el reto de proporcionar iluminación también fuera de ellas.

Lo que hace que las mujeres se sientan más seguras en este tipo de entornos no es solo la iluminación de estas zonas, sino la de todo el campamento. Por eso, planteamos la necesidad de iluminar un radio de como mínimo seis metros respecto a las letrinas generadoras de energía. Con el apoyo económico de la Fundación Bill y Melinda Gates, esperamos que la Universidad West of England desarrolle pronto esta tecnología y que podamos iluminar con ella zonas exteriores en nuestros proyectos en lugares como Sierra Leona o Bangladesh.

En algunas áreas rurales de Níger, donde el suelo rocoso hace difícil llegar a las aguas subterráneas y donde solamente una de cada dos personas tiene acceso a agua potable, beber del río es la única opción. Esto puede provocar enfermedades, y por ello, nuestros expertos están probando un sistema que permite filtrar el agua de los ríos y estanques con arena local, con el fin de eliminar los patógenos peligrosos que contiene.

Esta técnica ya se utilizaba hace tiempo. Sin embargo, los filtros anteriores cayeron en desuso porque dependían de que la gente bombeara el agua en un tanque de almacenaje. Debido a que no era posible hacerlo regularmente, no siempre había agua y la calidad no era muy buena. Los expertos de Oxfam han solucionado el problema agregando un panel solar que durante el día genera la electricidad necesaria para bombear el agua y llenar el tanque.

Estas innovaciones ya han tenido un éxito extraordinario y tienen el potencial de cambiar la vida de decenas de miles de personas en todo el mundo. Además, este sistema de filtración utiliza materiales y mano de obra locales y en su instalación y mantenimiento no son necesarios técnicos altamente calificados.

¿Unos gusanos podrían ser la solución para el saneamiento en los campos de refugiados? En Oxfam creemos que sí.

Para muchas personas, un retrete o letrina es simplemente un agujero cavado en la tierra. Y, aunque en muchos lugares es posible usar alcantarillado o hacer nuevos hoyos, en otros sitios, como los campamentos a los que se suelen desplazar las personas afectadas en situaciones de emergencia, resulta un verdadero problema.

Desde Oxfam hemos encontrado una solución. Las lombrices tigre, colocadas en pozos con grava, virutas de madera y un poco de agua, pueden digerir los desechos de las letrinas y, de ese modo, reducir su volumen y alargar su vida útil. De hecho, con este sistema, aún no hemos tenido que vaciar los primeros retretes que instalamos en Liberia en el año 2013. Desde entonces, hemos implementado más de 1.200 “tiger toilets” en otros países, y hemos servido de inspiración para que otras organizaciones hagan lo mismo.

Oxfam es pionera en la instalación de sistemas de bombeo de agua con energía solar. Instalamos los primeros sistemas solares en la década de los ochenta, y en el momento en el que el coste de los paneles fotovoltaicos se redujo, fuimos la primera organización en aplicarlos en campos con alta demanda como el de Dadaab en Kenia en 2012.

Al demostrar la viabilidad de energías renovables en un contexto humanitario, hemos contribuido a la "solarización" desplegando la implementación de grandes sistemas solares en campos de personas refugiadas y otras respuestas; el sistema más grande bombea más de 60.000 litros de agua por hora y puede satisfacer las necesidades de 15.000 personas durante el horario diurno.

Hemos constatado que cambiar a energía solar se amortiza solo en cuatro años, e incluso, en algunas circunstancias, sale más barato que un generador diesel desde el primer día. En conclusión: la energía solar puede reducir los costos del sistema de agua hasta en un 90%.

A partir de la experiencia probada, desde Oxfam estamos trabajando en un proyecto, en asociación con la Organización Internacional para las Migraciones y el Consejo Noruego para los Refugiados con el que queremos concienciar de los beneficios de cambiar a energía solar, capacitar a los profesionales del sector y responsables políticos. Además de ser más barato, es más sostenible. Cuanto antes se amplíe, más personas podrán tener acceso a agua y a un mejor servicio.

En Oxfam Intermón trabajamos para que las personas más vulnerables tengan derecho a agua para beber, cuidar de su higiene personal y doméstica. Y lo hacemos especialmente en situaciones críticas como catástrofes naturales, conflictos o epidemias.

Haz un donativo

CONSTRUYAMOS UN FUTURO SIN POBREZA