info@OxfamIntermon.org | 900.22.33.00

FAQS

AVANZADORAS
Avanza con ellas.
Transforma el mundo.

Las siete avanzadoras de "Mujeres al frente"

El título "Mujeres al frente, la ley de las más nobles", el documental dirigido por Lula Gómez, apoyado por Oxfam Intermón y Onu Mujeres, podría ser una máxima de una serie de féminas que aburridas de no estar, de no pintar y de poner muertos, deciden dar un paso adelante. Y buscan fórmulas para participar, denunciar y construir otro mundo alejado de la violencia, las armas y el odio.

Que mujeres como las siete colombianas que protagonizan la película  propongan no es nuevo; la Historia de la humanidad está llena de historias (con minúscula) valiosas y valientes protagonizadas por ellas. Pero que se sepan y conozcan sus agendas feministas, sus iniciativas de conciliación y reinserción con los violentos y publiquen sus iniciativas para que las democracias sean más efectivas,  paritarias, inclusivas se hace más complejo. 

Lula Gómez da voz en este documental a siete colombianas que cuentan sus valiosas y valientes propuestas

Porque lamentablemente ser mujer puntúa menos en los medios de comunicación para acaparar un espacio (véase el deporte, por citar un ejemplo sencillo). Y si además, la mujer es pobre, peor que peor. El mundo está contado mayormente por hombres, blancos y occidentales. Y hasta ahora, ellos han escrito también qué pasaba en las guerras. Por eso, las siete “avanzadoras” que retrata el documental, “una mujeres que deberían ser presidentas”, como afirma la responsable del documental, son dignas de atención.

¿Por qué? Es fácil. No quieren volver a oír que sus infantes se enrolan en la guerra y siguen matándose. No quieren soportar más violaciones, ni en carne propia ni en la de sus hijas, porque eso las mata de dolor. Y porque no quieren volver a desplazarse y buscarse la vida en unas tierras que no son las suyas. La noticia es que antes tantos “noes” tienen alternativas de futuro que además funcionan.

Construyendo el mundo con nuevas alternativas 

De alguna u otra forma, estas mujeres están construyendo un mundo al revés de la norma establecida, al revés de las normas dictadas por los hombres que hablaban de la ley del más fuerte. Valgan sus vidas como ejemplo. Una, Patricia Guerrero  montó una ciudad de mujeres donde no caben los hombres violentos; otra, Vera Grabe, ex guerrillera, dirige una Observatorio contra la Violencia; otra, Beatriz Montoya, no permite que las víctimas y los verdugos se levanten de las mesas en la que los sienta hasta que consigan dialogar; otra, Mayerlis Angarita, cree que las palabras sanan y habla sin miedo de empoderar a las mujeres, dice y denuncia que allí una guerra…Estamos con ellas.

Estamos con  denuncia constante de la violencia sexual contra las mujeres en las guerras (y Colombia, lamentablemente, como tantos otros países durante sus conflictos, ha utilizado a sus mujeres como arma arrojadiza contra el enemigo). Estamos con las campesinas como Nelly Velandia, que en la película recuerda su dedicación a reivindicar algo tan básico como el derecho a la tierra y a una vida digna. Estamos con las mujeres desplazadas, como Luz Marina Becerra también en el documental, que sufren una triple discriminación por ser negra, desplazada y mujer. Estamos con Luz Marina Bernal, líder de las Madres de Soacha y su clara reivindicación por la justicia para todos y todas. Estamos con todas ellas, mujeres valientes, mujeres nobles que sí tienen voz y merecen ser oídas. Estamos también con cineastas que se atreven a mirar el mundo con perspectiva de género.

Por eso celebramos cada uno de los reconocimientos que el documental ha recibido, cada pase (los próximos son en Londres, Oxford, Zaragoza y Asturias) de la película y el libro del mismo nombre, que pronto estará en librerías.