EMERGENCIA EN INDIA. DONA AHORA

Por una reforma justa del sistema fiscal internacional

En Oxfam Intermón queremos un sistema fiscal más justo en el que aporten más quienes más tengan y más ganen, para reducir la desigualdad con políticas sociales y servicios públicos de calidad para todas las personas y en todos los países. Urge también acabar con los paraísos fiscales.

 

Queremos un sistema fiscal que ponga en el centro a las personas y a los países en desarrollo, pero la reforma fiscal internacional aprobada en la OCDE ni es histórica ni es la solución.

UN SISTEMA FISCAL DESFASADO

reforma-fiscal-justa2

Mientras muchas empresas multinacionales sacan ventaja de la globalización y la era digital, el sistema fiscal que las regula no ha evolucionado prácticamente nada en casi un siglo, perpetuando las desigualdades entre países y afectando especialmente a las personas más vulnerables. Por eso es prioritario reformar el sistema fiscal internacional.

 

Desde Oxfam Intermón celebramos que los líderes políticos estén trabajando para lograr que las grandes empresas paguen más impuestos y lo hagan donde realmente operan. Sin embargo, los países ricos están simplemente diseñando un sistema tributario en su beneficio.

¿Por qué no será una reforma histórica?

LA REFORMA FISCAL ACORDADA SUPUESTAMENTE PRETENDE:

  • Que las empresas paguen parte de sus impuestos donde operan y obtienen beneficios, y no sólo donde tienen presencia física
  • Aplicar un impuesto mínimo global del 15%.

SIN EMBARGO, LA REALIDAD ES QUE:

  • Apenas afecta a un puñado de empresas (alrededor de un centenar), y sólo a una fracción mínima de sus beneficios globales. Con estos criterios, incluso Amazon podría quedarse fuera.
  • El tipo impositivo del 15% se queda corto. Además, dos tercios de la recaudación acabarían en los países del G7 y de la Unión Europea, mientras que los más pobres se quedarían con apenas un 3%. Así no se lograrán los fondos necesarios que los países en desarrollo necesitan para salvar vidas e impulsar la recuperación tras la COVID-19.
  • Presenta muchos flecos y grandes agujeros. El sector financiero ha quedado excluido de este acuerdo. Se contemplan tantas excepciones que este acuerdo puede terminar siendo tan útil como recoger agua con un cubo lleno de agujeros.

La decisión final se tomará en octubre. Este no es el final de la partida ni un cheque en blanco, aún quedan muchos aspectos que negociar. Hay margen de mejora aún.

¿Qué pedimos?

El mundo necesita un trato fiscal justo para acabar con las desigualdades. En Oxfam Intermón trabajamos con empeño para poner las personas en el centro y no dejar a nadie atrás.