info@OxfamIntermon.org | 902 330 331 | 933 780 165

FAQS

Emergencias. Salva vidas. Cada segundo cuenta

Crisis en Gaza

Seguimos trabajando al lado de la población de la Franja de Gaza. Gracias a nuestro Fondo de Acción Humanitaria, estamos cubriendo las necesidades básicas de agua, saneamiento y seguridad alimentaria de miles de personas, pero necesitamos tu ayuda para llegar a más. 

Haz un donativo. Cada segundo cuenta.

Haz un donativo ahora Llama al 902 330 331 Llama al 902 330 331
(c) Oxfam Intermón

La necesidad de ayuda en Gaza es enorme. Muchas personas se quedaron sin sus casas tras el conflicto.

(c) Oxfam Intermón
Situación actual

 

El 80% de la población de Gaza necesita de la ayuda humanitaria internacional para sobrevivir. El desempleo afecta al 60% de los jóvenes y el bloqueo israelí entra en su décimo año con cortes de electricidad de 12 horas al día y un suministro de agua que en un 96% es no potable.

Dos años después de la última ofensiva israelí, 75.000 de las 100.000 personas que perdieron sus casas continúan desplazadas y sólo se ha reconstruido el 8% de las viviendas destruidas. Más de la mitad de los desplazados son niños y niñas que viven en refugios, alojamientos temporales o con familiares.

Pescadores y agricultores no pueden acceder a sus medios de vida o son víctimas de disparos durante su trabajo. La economía de este territorio en el que viven 1.8 millones de personas está devastada por el bloqueo y la huella de la guerra persigue a más de 300.000 niños y jóvenes que quedaron gravemente traumatizados por los bombardeos. 


Otras formas de hacer un donativo

Oxfam en el terreno

Tenemos presencia en la zona desde 1950. Trabajamos con más de 60 organizaciones socias palestinas e israelíes. Juntos, trabajamos para mejorar los medios de vida y de defender los derechos de estas comunidades vulnerables.

En Gaza:

  • Trabajamos con agricultores y pescadores que no pueden acceder a sus medios de vida.
  • Proporcionamos agua limpia y saneamiento
  • Desarrollamos proyectos para la distribución de vales de comida que permiten a muchas familias tener alimentos que comer, además de apoyar la economía local.
  • Ayudamos a los productores locales a mejorar la calidad de sus productos y a acceder a los mercados, y a la sociedad civil a defender sus derechos.
  • Damos ayuda de emergencia ante la intensificación del conflicto o inundaciones

En Cisjordania y Jerusalén Este:

  • Ayudamos a los productores de olivo a mejorar la calidad de su producción
  • Defendemos el derecho de las comunidades a quedarse en sus tierras
  • Promovemos los derechos de las mujeres para que participen en los procesos de toma de las decisiones que les afectan.
  • En Jerusalén Este trabajamos para rehabilitar escuelas y garantizar que las personas que permanecen en la ciudad reciben apoyo legal.
Qué pedimos
  • Hacemos un llamamiento para un fin al bloqueo de Gaza, que ha estado en vigor durante casi una década.
  • Condenamos todo ataque violento contra la población civil, de cualquier bando. Queremos paz, seguridad y prosperidad para tanto el pueblo palestino como el israelí. Creemos que sólo se podrán lograr progresos en la lucha contra la pobreza y la injusticia si la ocupación termina y se encuentra una solución justa y duradera al conflicto.


Link a otro destino... 

Galería de imágenes

Los ataques aéreos arrasaron con todo, desde las casas de las familias hasta los barcos de los pescadores, pasando por el sistema de acceso al agua y los centros de salud. Estos invernaderos en Khan Younis en la línea sur de Gaza, que eran usados para cultivar tomates, cebollas, pepinos y calabazas quedaron destruidos.
Docenas de pesqueros y más de 1000 redes quedaron arrasados. La pesca ha sido el único sustento de la familia de Sabri Bakr's durante muchas generaciones. “Antes de que empezara la operación militar, la situación era realmente mala. Después, mi barco quedó totalmente quemado y no me queda nada. No sé qué voy a hacer para que mis hijos sigan alimentándose”. Oxfam apoya a los pescadores de Gaza con equipo y asesoramiento técnico.
Los médicos del hospital Al Awda ubicado en el norte de Gaza y apoyado por Oxfam tratan a un niño. Según la ONU, cerca del 75% de las víctimas son civiles, entre ellas, se encuentran cientos de niños que han sido heridos o han muerto. Decenas de miles de niños necesitan atención psicosocial para recuperarse del trauma. El hospital está luchando para hacer frente a una escasez crónica de combustible. Mientras, el lboqueo en Gaza provoca cortes de energía de entre 12 y 16 horas diarios. "Alrededor del 40 por ciento de las víctimas que hemos tratado son niños, y nuestro personal médico trabaja en turnos de 24 horas. Si no se consigue más combustible no está disponible, el hospital tendrá que cerrar muchos de sus servicios", dijo Ahmed Maná, director médico del Al Awda.
En medio de las crecientes bajas, el Hospital Al Awda que Oxfam apoya continúa asistiendo a los bebés. Es el único hospital de Gaza con una unidad especializada en cuidado de recién nacidos que asiste a las mujeres embarazadas. Abeer Al Madhoun dio a luz a un niño sano esta semana: "Estaba muy asustada por ser un blanco de ataque mientras venia al hospital. Durante el parto escuché bombas cayendo alrededor. Tenía miedo de que mi bebé estuviera herido. Estoy realmente agradecida hacia los equipos médicos que están haciendo todo lo posible, a pesar del peligro que les rodea, pero mi felicidad se mezcla con el miedo y la tristeza por los niños que han perdido sus vidas".
Una de las calles más transitadas de Gaza quedó vacía. Suad, madre de seis hijos, trabaja en una unidad de procesamiento de alimentos que Oxfam apoya, y que se dedica a la producción de pasteles y otros productos horneados. "Mis hijos y yo apenas podemos dormir debido a los continuos ataques aéreos. Estamos en medio del Ramadán -el mes sagrado- que suele ser el tiempo en el que más ocupados estamos, también el más rentable del año porque la gente gasta más dinero en comida y regalos. Desde que empezaron los bombardeos no hemos vendido nada. Tres de mis hijos van a la universidad y sus gastos de matrícula dependen del dinero que gano durante el Ramadán."
Meleh Al Shaer cultiva calabazas en su granja, al sur de la Franja de Gaza. La finca fue destruida por completo hace unos días. Miles de agricultores como Meleh han perdido grandes cantidades de tierra y productos. Oxfam apoya a los agricultores en Gaza con maquinaria agrícola y asesoramiento de especialistas.
Algunas tiendas han logrado mantenerse abiertas. Oxfam está proporcionando cupones de alimentos para cientos de familias que se han visto obligadas a huir de sus hogares para que puedan comprar alimentos, comer y también apoyar a las empresas locales y promover el comercio.
Los niños en Rafah, al sur de Gaza, recogen agua de uno de los grifos públicos. Numerosos sistemas de agua y pozos han sido gravemente dañados en los ataques aéreos, lo que limita el suministro de agua a 900.000 personas - la mitad de la población de Gaza. Las depuradoras también han sido dañadas y millones de litros de agua negra han sido derramadas en las calles, parques y en el mar. Incluso antes de la actual escalada, alrededor del 90 por ciento del agua ya no era segura para beber. La pérdida de las aguas residuales hace peligrar el riesgo de contaminación del agua abastecida y aumenta la amenaza de enfermar. Equipos de Oxfam están llevando a cabo campañas de salud pública para tratar de reducir ese riesgo.