info@OxfamIntermon.org | 902 330 331 | 933 780 165

FAQS

Emergencias. Salva vidas. Cada segundo cuenta

Desastre humanitario en la región del lago Chad

Más de 2,6 millones de personas se han visto obligadas a huir de sus casas y 9 millones de personas requieren ayuda urgente en Nigeria, Níger y Chad. La violencia de Boko Haram está provocando una de las mayores crisis humanitarias de África. Lejos de sus hogares, las familias desplazadas se enfrentan a nuevos peligros como el hambre.

Oxfam provee de ayuda básica a las personas más necesitadas, pero necesita tu ayuda para llegar a más y evitar que esta crisis se convierta en una verdadera catástrofe.

Haz un donativo. Cada segundo cuenta.

Haz un donativo ahora Llama al 902 330 331 Llama al 902 330 331
(c) Vincent Tremeau / Oxfam
(c) Vincent Tremeau / Oxfam
Situación actual

Una invisible crisis humanitaria tiene como escenario la cuenca del lago Chad. El conflicto que empezó hace más de siete años entre Boko Haram y los militares que intentan combatirlo ha destruido pueblos enteros, carreteras, fuentes de agua, centros de salud y escuelas. Las familias se han quedado sin poder cultivar o comprar comida debido a la subida desmesurada de los precios.

Los niveles de inseguridad alimentaria y malnutrición se han vuelto alarmantes. 6,3 millones de personas se están quedando sin alimentos y casi medio millón de niños menores de 5 años está malnutrido. En el noreste de Nigeria ya hay 65.000 en situación de hambruna, es decir, sin nada para comer. La gente necesita urgentemente comida, agua, medicinas, refugio y protección.

La violencia y la inseguridad dificultan el trabajo de las ONG en un contexto en el que se han detectado niveles alarmantes de violencia sexual, violaciones de derechos humanos y reclutamientos forzosos, incluso entre menores.

Qué hace Oxfam

En respuesta a esta terrible situación humanitaria, Oxfam ha proporcionado ayuda a 250.000 personas desde mayo de 2014. Hemos ampliado nuestra respuesta: estamos trabajando en tres de las aéreas más afectadas y queremos ayudar a 1,5 millones de personas para diciembre de 2017. Nuestra actuación va dirigida a las personas desplazadas pero también a las comunidades que las están acogiendo.

  • En Nigeria, estamos distribuyendo comida, agua potable y kits para garantizar la higiene. Además, facilitamos mantas, plásticos para construir refugios, mosquiteras y fogones para cocinar así como semillas y herramientas para que las familias puedan cultivar algo para comer. También hemos empezado a distribuir información y apoyo a mujeres que han sido víctimas de violencia sexual o expotación.
  • En Níger, estamos instalando puntos de agua potable para garantizar que la gente puede beber. También repartimos cacerolas para cocinar, bidones para guardar el agua y pastillas potabilizadoras. Damos comida y apoyo para que las personas puedan volver a trabajar y obtener ingresos para vivir.
  • También estamos trabajando en Chad distribuyendo dinero en metálico para necesidades básicas, plásticos para construcción de tiendas y agua potable para evitar que se propaguen enfermedades.

Además, pedimos a los gobiernos que protejan a los civiles y garanticen la entrada de ayuda humanitaria a las zonas más difíciles.


Otras formas de hacer un donativo

Galería de imágenes

Yandé es nigeriana. Tiene 20 años y vive en el campo de refugiados de Assaga, Níger. Allí ha conocido a su marido. Foto: Vicent Tremeau / Oxfam
Una mujer en el campo de refugiados de Kindjandi, Níger, en el que viven habitantes de las islas de Lago Chad forzados a abandonarlas por el gobierno como parte de su estrategia militar. Foto: Vicent Tremeau / Oxfam
Fátima tiene 70 años. Perdió a su marido y seis hijos por un ataque de Boko Haram. Foto: Sam Tarling / Oxfam
Una trabajadora de Oxfam examina a un niño de dos años y medio aquejado de malnutrición. Foto: Sam Tarling / Oxfam
Kassouma, de 22 años, vive con su familia en el campo para personas desplazadas de Diffa, Níger. Cuida ganado y es profesor voluntario. Foto: Vicent Tremeau / Oxfam
Kellou Ali, de 65 años, es de Damassak, Nigeria, pero huyó de la violencia y vive en el campo de Sayam, en Níger. Foto: Vicent Tremeau / Oxfam
Agujeros de bala en una casa destruida en Banki, al noreste de Nigeria. Foto: Sam Tarling / Oxfam
Una niña refugiada recoge agua en una fuente instalada por Oxfam en el pueblo de Toumour, Níger. Foto: Sam Tarling / Oxfam
Hadija es nigeriana, tiene 60 años y vive junto a sus nietos en el campo para personas refugiadas de Sayam, Níger. Foto: Vicent Tremeau / Oxfam

Video