info@OxfamIntermon.org | 902 330 331 | 933 780 165

FAQS

Emergencias. Salva vidas. Cada segundo cuenta

Emergencia en Sudán del Sur

Sudán del Sur continúa sumido en una grave crisis alimentaria: 7,8 millones de personas pasan hambre. Hasta ahora, hemos podido atender a más de 690.000 personas distribuyendo comida y agua potable pero necesitamos más fondos para continuar nuestro trabajo.

Salva vidas. Cada segundo cuenta

Haz un donativo ahora Llama al 902 330 331 Llama al 902 330 331
(c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón

El campo de desplazados de Mingkaman, en Awerial. Las personas que llegan necesitan agua, comida y un techo dónde refugiarse.

(c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón
Situación actual

El 26 de agosto de 2015, el presidente Salva Kiir firmó un acuerdo de paz. Sin duda, se trata de un paso positivo hacia el fin de la guerra, pero es sólo el comienzo de un largo y difícil camino hacia la paz y la reconciliación

Todavía queda mucho por hacer para garantizar la paz y la estabilidad duraderas. Con millones de personas que padecen hambre, es crucial que todas las partes en conflicto respeten el acuerdo, dejen de luchar inmediatamente y permitan que la ayuda humanitaria llegue a quienes la necesitan.

Los líderes de Sudán del Sur deben apoyar la reconciliación de las comunidades, forjar un camino para la paz que aborde las causas profundas del conflicto y redoblen los esfuerzos para reconstruir la economía del país, profundamente debilitada.

Los gobiernos donantes deben financiar urgentemente la asistencia humanitaria a los más de 4,6 millones de sur sudaneses que siguen padeciendo hambre severa y los millones más que necesitan agua limpia, refugio y ayuda para reconstruir sus vidas.

Muchas personas no pueden comer todos los días y se están viendo obligadas a vender lo poco que tienen para conseguir alimentos. La población debe enfrentarse a unos precios de los alimentos extremadamente altos ya un constante aumento del coste de la vida. La única manera de abordar esta crisis económica es detener la guerra, asegurar una paz duradera y empezar a reconstruir la economía.

La ayuda humanitaria es clave. Tu colaboración es indispensable ahora para evitar una catástrofe humanitaria a gran escala..


Otras formas de hacer un donativo

La respuesta de Oxfam

Desde que comenzó el conflicto en diciembre de 2013, hemos asistido además de 690.000 personas, proporcionando agua apta para el consumo y saneamiento. También estamos ayudando a las personas desplazadas a conseguir un medio de vida.

Distribuimos comida en Sudán del Sur Distribuimos comida (junto con el Programa Mundial de Alimentos de la ONU) y ayudamos a las familias más vulnerables para que consigan carbón para cocinar.
Garantizamos agua potable limpia y segura en Sudán del Sur Garantizamos agua potable limpia y segura para beber, cocinar y lavarse.
Construimos letrinas y cabinas de baño en Sudán del Sur Construimos letrinas y cabinas de baño para garantizar la higiene y evitar que se propaguen enfermedades.
Organizamos actividades de promoción de higiene en Sudán del Sur Organizamos actividades de promoción de higiene para prevenir enfermedades y ayudamos a las personas a mantener las instalaciones limpias.

Desde enero, estamos atendiendo a la población refugiada en el recinto de la ONU que hay en la capital del país, Juba.

También estamos en Awerial (Estado de Lakes), donde cada día llegan personas que huyen de la violencia en la ciudad de Bor.

Atendemos también a las personas afectadas por el conflicto en Malakal y Melut (Estado de Upper Nile) y en el Estado de Jonglei. A pesar de que en Sudán del Sur el contexto no nos favorece y trabajamos en unas condiciones de extrema inseguridad, nuestro objetivo es trabajar al lado de las personas más vulnerables beneficiando al mayor número posible. Para ello necesitamos recursos, necesitamos tu colaboración.

También respondemos en Gambella (Etiopía), proporcionando agua limpia a las personas refugiadas. Oxfam también está llevando a cabo iniciativas para la construcción de la paz en comunidades afectadas en Sudán del Sur y Uganda.

Estamos trabajando en el país desde 1983. Entra aquí para conocer el trabajo de Oxfam Intermón en Sudán del Sur.

La magnitud de la crisis
  • Cerca de dos millones de personas han abandonado sus hogares. Más de un millón y medio de personas han huido dentro del país y unas 400.000 se han refugiado en los países vecinos (Uganda, Etiopía, Kenia y Sudán).
  • Se calcula que casi 70.000 personas han buscado refugio en los diferentes recintos que Naciones Unidas tiene a lo largo del país, donde están aglomeradas y acampadas en condiciones precarias.
  • Aproximadamente dos tercios de la población se encuentra ahora en una situación de inseguridad alimentaria: unos 7,8 millones de personas se encuentran en las fases 2,3 y 4 de inseguridad alimentaria.
    800.000 personas se encuentran en niveles de emergencia alimentaria, enfrentándose a una escasez de alimentos extrema y peligrosa.

Galería de imágenes

En Sudán del Sur, 4 millones de personas están en riesgo de sufrir inseguridad alimentaria grave. La guerra ha provocado que más de un millón de personas haya abandonado sus casas. Se han destruido mercados y no se ha podido sembrar. Necesitan ayuda urgente.

(c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón
Nyan Hian Gatluak huyó de la violencia en Jonglei y se refugió en el recinto de la ONU en Juba, capital de Sudán del Sur. Aquí ya hemos atendido a más de 33.000 personas desde que empezó el conflicto.
(c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón
(c) Petterik Wiggers / Panos Pictures
El recinto de la ONU en Juba acoge a cientos de personas que llegan buscando protección. Oxfam y otras ONG trabajamos para garantizar alimentos, agua potable y sistemas de saneamiento.
(c) Petterik Wiggers / Panos Pictures
(c) Petterik Wiggers / Panos Pictures
El recinto de la ONU en Juba se ha ido adaptando para cubrir las necesidades de la población desplazada. Con la llegada de las lluvias, se han habilitado los almacenes para dar cobijo a la gente.
(c) Petterik Wiggers / Panos Pictures
(C) Anita Kattakuzhy/Oxfam
Oxfam ha estado respondiendo a la crisis humantiaria desde el 2 de enero. Proporcionamos agua y saneamiento, así como instalaciones limpias y letrinas a la población.
(C) Anita Kattakuzhy/Oxfam
(c) Petterik Wiggers / Hollandse Hoogtey
Oxfam trabaja día a día para que la población refugiada en el recinto de la ONU en Juba tenga agua potable y sistemas de saneamiento que eviten la propagación de enfermedades.
(c) Petterik Wiggers / Hollandse Hoogtey
(c) Petterik Wiggers/Panos Pictures
Mary y su hermana Martha preparan la comida en el recinto de la ONU en Juba con el agua que distribuye Oxfam.
(c) Petterik Wiggers/Panos Pictures
(c) Mackenzie Knowles-Coursin / Oxfam
El sol se pone sobre un asentamiento en Awerial, donde miles de personas se han instalado huyendo de la violencia en Bor. Dejaron sus hogares solo con lo que podían cargar, a menudo algo de ropa y mantas.
(c) Mackenzie Knowles-Coursin / Oxfam
(C) Geoff Pugh
En Awerial estamos desde enero distribuyendo alimentos y asegurando agua potable para la población recién llegada. En total ya hemos atendido a 76.000 personas.
(C) Geoff Pugh
(c) Mackenzie Knowles-Coursin / Oxfam
Cada día llegan nuevas personas a Awerial (Estado de Lakes), huyendo de la inseguridad en Bor (Estado de Jonglei). Tienen que cruzar el río con unas barcazas, cuyo pasaje resulta muy caro para la inmensa mayoría.
(c) Mackenzie Knowles-Coursin / Oxfam
(c) Mackenzie Knowles-Coursin / Oxfam
En Awerial, Oxfam está repartiendo comida a la población desplazada que no tiene forma de alimentarse. Han dejado atrás sus medios de vida.
(c) Mackenzie Knowles-Coursin / Oxfam

Video