info@OxfamIntermon.org | 902 330 331 | 933 780 165

FAQS

Emergencias. Salva vidas. Cada segundo cuenta

El Niño, una crisis climática global

Cuando el clima no es el habitual, las cosechas se echan a perder y las familias más estrechamente vinculadas a la tierra pierden los recursos que les permiten ganarse la vida. Desde hace meses el planeta siente los efectos de El Niño, un fenómeno que aunque cíclico está siendo en esta ocasión especialmente grave. Por ello, en toda la región ecuatorial, entre los trópicos de Cáncer y Capricornio, 60 millones de personas están viendo como graves sequías e inusuales inundaciones impiden el desarrollo de los cultivos y matan a sus animales.

Haz un donativo. Cada segundo cuenta.

Haz un donativo ahora Llama al 902 330 331 Llama al 902 330 331

Entre 2015 y 2016, los efectos de El Niño se han notado en Centroamérica, donde ha producido severas sequías, y en Perú, Bolivia y Paraguay, que se han visto afectados por inundaciones. En África, también Sudán, Sudán del Sur y Etiopía están viviendo períodos inusuales de sequía, al igual que el África austral. En Asia, la región más afectada es la del sudeste, donde también escasean las lluvias.

Situación actual

En 2015, el año más caluroso que ha vivido el planeta desde que tenemos registros, ha agravado un fenómeno meteorológico que de por sí, ya impacta negativamente en la pluviometría de toda la región del ecuador, El Niño. En estos momentos, más de una veintena de países de América, África y Asia sufren las consecuencias de este fenómeno y las poblaciones más afectadas son las ya extremadamente vulnerables.

Probablemente, uno de los países que está viviendo la situación más severa debido a este fenómeno es Etiopía, donde a pesar de que el Gobierno ha sido capaz de atender las necesidades de 8 millones de personas, otros 10 millones más precisan ayuda humanitaria. En los países centroamericanos de Guatemala, Nicaragua, Honduras y El Salvador, 3,5 millones de personas están en riesgo de sufrir desnutrición ya que por segundo año consecutivo las cosechas han sido malas. En toda América Latina, al menos 7 millones de personas se están viendo afectadas por el fenómeno de El Niño.

Qué pasa en una sociedad agrícola y ganadera cuando llega la sequía


Otras formas de hacer un donativo

Oxfam en el terreno

Desde octubre de 2015, Oxfam está intentando alertar a la comunidad internacional sobre los riesgos de el fenómeno El Niño a través de diferentes informes y con su participación en foros internacionales como la Conferencia del Clima de París celebrada en diciembre de 2015.

Desde febrero, pedimos a la población que nos apoye en esta demanda de alertar a la comunidad internacional ante una crisis que afecta a 60 millones de personas y que firme una petición dirigida a los líderes mundiales para conseguir que destinen urgentemente los fondos necesarios para salvar vidas ahora y en el futuro: 

Además actuamos en diferentes países donde los efectos de El Niño son visibles.

AFRICA

  • ETIOPÍA: ayudamos con agua, saneamiento y alimentos a más de 163.000 personas, y queremos llegar a 777.000 para ayudar a paliar los efectos de la peor sequía en 50 años.  Más información
  • MALAUI: trabajamos dentro de un consorcio de ONG internacionales para ayudar a más de 450.000 personas en los distritos más afectados para garantizar la seguridad alimentaria. Más información
  • SUDÁN: OXFAM planea asistir a más de 90.000 personas a través de organizaciones locales. Instalamos fuentes de agua y apoyamos a los agricultores afectados. Más información
  • MOZAMBIQUE: trabajamos junto a otras organizaciones en seguridad alimentaria. También proporcionamos agua potable y saneamiento, dirigido sobre todo a los 35.000 hogares más vulnerables de las zonas más afectadas. Más información
  • ZAMBIA: es un país con un millón de personas en grave vulnerabilidad y OXFAM forma parte de un equipo de asesores que ayuda a las autoridades a evaluar la situación y diseñar un plan de emergencia. Más información
  • ZIMBABUE: aunque ya ayudamos a los pequeños agricultores y especialmente a las mujeres, estamos preparando una respuesta más amplia junto a organizaciones locales para ponerla en marcha según vayan llegando los fondos de los donantes. Más información 

AMÉRICA LATINA

  • BOLIVIA: junto a otras organizaciones ayudamos a mejorar la capacidad de agentes locales y autoridades para hacer frente al fenómeno. Más información
  • COLOMBIA: facilitamos el acceso al agua a comunidades golpeadas por la sequía que afecta al menos a 800.000 personas. Capacitamos a las mujeres para que tengan ingresos alternativos. Más información
  • CUBA: con financiación de la UE apoyamos a la población afectada (especialmente a las mujeres) para afrontar la peor sequía de los últimos 115 años, según las autoridades. Más información
  • DOMINICANA: ante pérdidas de cosechas que alcanzan el 80% ayudamos a los más vulnerables, especialmente migrantes y mujeres con alimentos, agua y saneamientos. Más Información
  • EL SALVADOR: prestamos ayuda alimentaria y apoyo educativo para las víctimas de tres años de sequía agravada por el fenómeno de El Niño. Más información
  • GUATEMALA: harina enriquecida o dinero por trabajo son algunas iniciativas en marcha en este país en el que una de cada diez personas precisa de ayuda alimentaria. Más información
  • HAITÍ: trabajamos con organizaciones y comunidades locales en beneficio de más de 50.000 personas en materia de acceso al agua y otras necesidades básicas. Más información
  • HONDURAS: trabajamos para fortalecer la resistencia de la población y mejorar su capacidad de influir para lograr cambios en uno de los países más vulnerables a los efectos del cambio climático. Más información
  • NICARAGUA: apoyamos a trabajadores agrícolas y pequeños agricultores en el corredor seco y la región cafetera del país. Más información
  • PERÚ: Estamos trabajando en coordinación con las autoridades y la población local para prevenir los efectos de la sequía.

ASIA Y PACÍFICO

El Niño agrava las sequías y las inundaciones, y contribuye a desencadenar graves incendios. Todo ello es causa de inseguridad alimentaria y enfermedades de origen hídrico. Oxfam trabaja en el monitoreo de los efectos de la sequía , en la preparación para mitigarlos y proporciona agua potable y saneamiento en varios países. Más información 

Galería de imágenes

Más de una veintena de países sufren en estos momentos las consecuencias de El Niño, la mayoría viven graves sequía que perjudican seriamente los cultivos y que agravan la situación, ya que a la falta de agua se suma la falta de alimentos. Nuestro trabajo se centra fundamentalmente a suministrar agua a las poblaciones más afectadas a través de camiones cisterna, en recuperar, donde sea posible, pozos y acequias, así como en reconstruir canalizaciones de agua en mal estado y asegurar la salubridad. Para complementar este trabajo ofrecemos a la población afectada dinero a cambio de servicios a la comunidad. Todo este trabajo lo llevamos a cabo de manera coordinada con las autoridades y con la población local.

(c) Abiy Getahun / Oxfam
En Etiopía, Amina Hassen y Shukri Ige tratan de sacar agua de un pozo excavado por la comunidad en el pueblo de Harisso. Han tardado más de tres horas para llenar sus bolsas de cuero con agua ya que los pozos son cada vez más hondos y están más secos. Nuestro objetivo es proporcionar agua potable a más de 700.000 personas en la Región Somalí y en los distritos de Afar y Oromía.
(c) Abiy Getahun / Oxfam
(c) Abiy Getahun / Oxfam
Hawa Seid, de 25 años y madre de dos hijos, ha caminado todo un día para llegar al centro de atención de desplazados instalado en Fadeto, Etiopía. "Estamos mucho mejor aquí, porque podemos consumir el agua en los tanques todos los días”, comenta. Un tanque de agua construido en Fadeto por Oxfam proporciona 10.000 metros cúbicos de agua potable por día. Cada familia recibe 30 litros por día.
(c) Abiy Getahun / Oxfam
(c) Lauren Hartnett / Oxfam
En El Ranchón, una comunidad de una isla frente a la costa de El Salvador, el maíz y los frijoles están floreciendo, a pesar de los efectos de El Niño. Trabajando con Oxfam y sus socios locales, los agricultores han pasado de utilizar productos químicos a fertilizantes orgánicos, y han adaptado su calendario de siembra a los patrones climáticos de El Niño.
(c) Lauren Hartnett / Oxfam
(c) Coco McCabe / Oxfam
Rosa Elvira Martínez reside en Centro, en el departamento de Chiquimula, Guatemala. Ella ha recibido apoyo por parte de Oxfam para tirar adelante el huerto que tiene detrás de su casa. "En estos momentos, hemos conseguido recoger una quinta parte del maíz que plantamos, por eso tuvimos que comprar más. Hemos estado bien gracias a la asistencia la organización Manchamé” (Oxfam apoya el trabajo de asistencia que está realizando esta organización).
(c) Coco McCabe / Oxfam
(c) Coco McCabe / Oxfam
María Marcelina Tista Sis y su esposo, Rufino García Sis viven en El Aguacate, Guatemala. Reciben el apoyo de Oxfam para combatir los efectos de esta sequía a través de dinero en efectivo a cambio de trabajos para la comunidad como la excavación de terrazas para retener las paredes de los campos que están en laderas y evitar la erosión.
(c) Coco McCabe / Oxfam

Video