info@OxfamIntermon.org | 902 330 331 | 933 780 165

FAQS

Emergencias. Salva vidas. Cada segundo cuenta

Terremoto en Ecuador

Oxfam trabaja para combatir los efectos del terremoto de gran magnitud que azotó la costa noroeste de Ecuador el 16 de abril de 2016.

En total hemos atendido a 75.000 personas. Nuestro trabajo se ha centrado en garantizar el acceso al agua potable y la higiene de las poblaciones afectadas. 

Haz un donativo. Cada segundo cuenta.

Haz un donativo ahora Llama al 902 330 331 Llama al 902 330 331
(c) Pablo Tosco

Jonatan recupera un cristal para reconstruir su vivienda derrumbada durante el terremoto que azotó Portoviejo el pasado 16 de abril.

(c) Pablo Tosco
La respuesta de Oxfam

Durante los primeros días, nuestro trabajo se focalizó en los asentamientos provisionales para:

  • Proveer de agua potable a las personas instaladas.
  • Mejorar las condiciones sanitarias, mediante la construcción de letrinas temporales y la distribución de kits de higiene.

Posteriormente, hemos trabajado en los barrios afectados por el terremoto. Hemos rehabilitado y construido sistemas de agua y hemos instalado sistemas de potabilización. También hemos realizado actividades de promoción de higiene para evitar que se propaguen enfermedades relacionadas con el consumo de agua en mal estado. 


Otras formas de hacer un donativo

La situación actual

Un terremoto de 7,8 en la escala de Richter azotó seis provincias ecuatorianas, provocando más de 600 muertos y cerca de 12.500 heridos. 25.000 personas tuvieron que refugiarse en asentamientos provisionales.

El epicentro se produjo en la provincia de Manabí y las ciudades más afectadas fueron Manta y Portoviejo. Sin embargo, también se declaró estado de emergencia en las provincias de Santa Elena, Esmeraldas, Guayas, Santo Domingo de los Tsáchilas y Los Ríos.

El Presidente del país, Rafael Correa, aseguró ante los medios de comunicación que ante esta tragedia, el país no necesitaba alimentos pero sí "algo de respaldo en equipos de rescate". Todavía hay miles de personas viviendo en albergues.

Nuestro trabajo en Ecuador

Oxfam cuenta con más de 30 años de experiencia en Ecuador durante los cuales ha trabajado en la mejora de los ingresos, las condiciones de vida y el acceso al agua y a la tierra de las poblaciones dedicadas a la agricultura, y ha potenciado su participación como actores sociales relevantes ante políticas públicas que les afectan.

También ha apoyado los movimientos que impulsan el reconocimiento de los derechos de las mujeres y luchan contra la violencia de género. El movimiento de mujeres de Chimborazo, que contó con el apoyo de Oxfam consiguió que la Constitución de 2008 reconociera que las mujeres tienen derecho a participar en las decisiones de la justicia indígena y que se incluyera los derechos de las mujeres en los derechos colectivos que reconoce la ley.

Nos decían que la violencia de género no existía, que no era propia de las comunidades indígenas, que vino de España. Hasta que un diputado indígena que era de la comisión de los derechos humanos pegó a su mujer y allí demostramos públicamente que la violencia sí existía y que no podía ser tolerada”. Cristina Cucurí, miembros del colectivo de mujeres de Chimborazo

Además, también hemos trabajado en la reducción de riesgos ante desastres conjuntamente con la administración ecuatoriana. Y, nuestra organización también ha contribuido a mitigar otros desastres en el país como los daños causados por la erupción del volcán Tungurahua en 2008  o  las inundaciones que se produjeron ese mismo año en el país. En 2011, trabajamos en sistemas de alerta temprana ante tsunamis en los que participaron cientos de escolares.

Galería de imágenes

Un terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter sacudió la región noroeste de Ecuador el sábado 16 de abril de 2016, causando más de 600 muertos y miles de desplazados.

(c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón
Un terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter sacudió la región noroeste de Ecuador el sábado 16 de abril de 2016, causando más de 600 muerto y miles de desplazados.
(c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón
(c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón
En el centro de la ciudad de Portoviejo la mayoría de los edificios están destruidos o con graves daños. Quienes todavía tienen su casa en pie sacan sus pertenencias, sin saber cuánto tiempo pasará hasta que puedan regresar.
(c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón
(c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón
Alba y Lenín en su casa, totalmente destruida. Con ellos viven 3 hijos y una nieta de 2 años. Todos están a salvo. Ahora viven en el albergue del antiguo aeropuerto de Portoviejo, junto a 267 familias.
(c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón
(c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón
Más de 1.100 personas se encuentran en el albergue de Portoviejo, provincia de Manabí. Oxfam está trabajando con las autoridades encargadas para mejorar las condiciones de cobijo y saneamiento.
(c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón
(c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón
Carlos y su familia se han instalado en un container tras la destruccion de su vivienda.
(c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón
(c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón
Oxfam está proporcionando tanques de agua y tuberías de distribución, así como asesoría técnica a los encargados del albergue para mejorar las condiciones de más de 1.000 personas que se encuentran allí.
(c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón
(c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón
Un hombre pone a secar su colchón al sol luego de una noche de lluvia. Oxfam proporciona asesoría técnica al Ministerio de Inclusión Social y Económica para mejorar este y otros albergues. También colabora en la distribución de agua para aseo personal.
(c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Video

Contenido relacionado

17/04/16