info@OxfamIntermon.org | 902 330 331 | 933 780 165

FAQS

Emergencias. Salva vidas. Cada segundo cuenta

El día D· Supervivientes

El 25 de abril de 2015, un terremoto sacudió Nepal. Fue seguido por otro fuerte seismo el 12 de mayo y por cientos de réplicas. Casi 9.000 personas perdieron la vida, 22.000 resultaron heridas y cerca de 750.000 hogares quedaron dañados o destruidos.

Un año después del terremoto, los escombros siguen visibles, las perdidas de familiares y vecinos siguen bien presentes y el temor que vuelva a ocurrir en cualquier momento, aterra. Es un día para no recordar, pero no lo olvidarán. A los casi 8 millones de personas afectadas supervivientes, les ha cambiado la vida, de por vida.

PRINCIPALES CIFRAS

481.900
personas han recibido ayuda

49.978
kits de refugio de emergencia y 8.690 refugios mejorados construidos

12.357
kits para afrontar el invierno

54.365
kits de higiene entregados

7.247
letrinas construidas

20.422
familias han recibido dinero por trabajos comunitarios

FASE DE EMERGENCIA

Llevamos veinte años trabajando como Oxfam en el país. Tras el terremoto, pudimos responder rápidamente para salvar vidas proporcionando alimentos, agua potable e instalando refugios temporales y letrinas de emergencia.

Comenzamos a distribuir equipos de refugio sólo tres días después del terremoto. La prioridad inmediata era proporcionar un techo a las familias antes de que llegara la temporada de lluvias, y luego - pensando en el invierno que se aproximaba - ofrecer elementos para aislar la vivienda del frío, tales como esteras térmicas, mantas, colchones y bolsas de agua caliente.



AGUA POTABLE
Priorizamos dar acceso a agua potable, como necesidad vital, a quienes tienen que desplazarse más de 500 m. para conseguirla o disponen de menos de 15l.



LETRINAS Y ZONAS DE BAÑO
Rehabilitamos o instalamos letrinas y zonas de baño para preservar el saneamiento y reducir el riesgo de enfermedades.



KITS DE HIGIENE Y FORMACIÓN
Distribuimos kits de higiene que incluyen cubos, tazas, jabones, material de higiene personal y realizamos sesiones de formación en salud, protección, etc..

FASE DE RECUPERACIÓN Y RECONSTRUCCIÓN

Después de la fase inicial de emergencia, la atención se ha centrado en la recuperación y la reconstrucción. Trabajamos en cuatro áreas clave: refugio, alimentos y medios de vida, género, y agua, saneamiento e higiene (WASH).

Para evitar que la gente caiga en la espiral de la pobreza extrema, junto con nuestros socios locales promocionamos el desarrollo de medios de vida. Inicialmente distribuimos semillas, alimento para ganado y herramientas agrícolas. Más tarde, concedimos más de 6.000 vales para que las personas pudieran comprar alimentos vitales o medicinas. Y 2.300 familias más recibieron una subvención multiuso para reiniciar empresas existentes, para regenerar la infraestructura comunitaria, y para apoyar los sistemas de mercado y financieros.

Más de 20.000 familias vulnerables han participado en el programa de “Cash for Work” o “efectivo por trabajo“. Este sistema proporciona empleo a corto plazo en la reconstrucción de los servicios de la comunidad, incluyendo la limpieza de escombros, reparación de pistas o reconstrucción de canales de riego. El programa es esencial para la supervivencia y recuperación de los que perdieron sus medios de vida.

Thulimaya Lama
56 años. Vive en Madanpur

25 DE ABRIL DE 2015

“El sonido del terremoto era como un trueno. Se sentía como si hubiera truenos por todas partes. Podía sentir que la casa se estaba sacudiendo por debajo y que se balanceaba de derecha a izquierda. No puedo recordar todo de ese día. No quiero recordarlo más.”

 

UN AÑO MÁS TARDE

“Este lugar es un lugar muy, muy rural y alejado. Estoy muy sorprendida que hayan reconocido que hay pueblos alrededor del valle de Katmandú que necesitan ayuda y que la gente realmente ha venido a ayudarnos. Estoy muy agradecida.”

Netra Parajuli
37 años.Vive en Lamosanghu, donde tiene una tienda

25 DE ABRIL DE 2015

“Yo estaba orando cuando ocurrió el terremoto. Todo comenzó a moverse y todos comenzaron a correr hacia la puerta.Se sentía como el infierno en la tierra. Saqué a cuatro personas con vida de entre los escombros. Estaban atrapados y podía oírles llorar.”

 

UN AÑO MÁS TARDE

“Casi 900 personas han venido a mi tienda gracias a los vales que Oxfam ha distribuido. Si la gente tiene herramientas dañadas, se las reparo. Hago las azadas yo mí mismo, y a veces les muestro también cómo usarlas. La gente está muy contenta con la formación.”

Mamata Karki
28 años, vive en Lamosanghu

25 DE ABRIL DE 2015

“Acababa de tener mi almuerzo y alimentar a mi hijo. Le dejé con mi suegro y fui al otro lado del río para trabajar en mi campo de maíz. Me di cuenta de que el suelo se sacudía. Lo único en lo que podía pensar era mi hijo. ¿Qué le habría sucedido?.”

 

UN AÑO MÁS TARDE

“Esta mañana fui al centro de distribución. Me dieron un vale por 2.000 rupias. Revisé la lista de productos ycompré una azada y semillas de nabo, rábano, judías y frijoles. Lo que cultivo me servirá para comer y, si sobra, lo venderé y podré comprar aceite y sal.”

Bimala Balami
27 años, vive en Dachi Nkali

25 DE ABRIL DE 2015

“Estaba con mi hijo cuando ocurrió el terremoto y de repente se cortó la electricidad. No puedo recordar todo, pero recuerdo que era una sensación realmente aterradora. Sólo podía pensar en mi bebé y en protegerle.”

 

UN AÑO MÁS TARDE

“Después del terremoto la gente no sabía cómo se ganaría la vida. Oxfam nos ha proporcionado un salario a cambio de trabajo reconstruyendo un canal de riego. Ha sido de gran ayuda para las mujeres porque ahora pueden mantener a sus familias con sus ingresos.”

Mitra Koirala
55 años, vive en Ghorka

25 DE ABRIL DE 2015

“Yo estaba en la India cuando ocurrió el terremoto. Me enteré en las noticias. Todo el mundo me decía que mi casa había sido completamente destruida y que tenía que volver.”

 

UN AÑO MÁS TARDE

“Oxfam vino y dijo que nos quería pagar para reconstruir la vía. Es muy útil para nosotros, estamos desarrollando nuestro pueblo. La usamos para llegar al mercado y la gente tiene que llevar grandes cargas. Es un buen proyecto.” “Antes era un sendero muy empinado, estrecho y resbaladizo” añade su mujer, Kamala.”

SIEMPRE DEFENDIENDO LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS SUPERVIVIENTES

Además de apoyar a las personas supervivientes con nuestro trabajo directo para que puedan rehacer sus vidas, defendemos sus derechos ante el Gobierno nepali y los organismos internacionales. Un año más tarde de la catástrofe, cerca de 750.000 familias siguen viviendo en refugios temporales, donde deberán pasar la temporada de monzones. Instamos al gobierno nepalí a que active el plan de reconstrucción de manera urgente y justa, sin excluir a nadie. Asimismo, a los gobiernos y organismos internacionales que cumplan con sus compromisos de ayuda.

Galería de imágenes

El 25 de abril de 2015, un terremoto sacudió Nepal. Fue seguido por otro fuerte seismo el 12 de mayo y por cientos de réplicas. Casi 9.000 personas perdieron la vida, 22.000 resultaron heridas y cerca de 750.000 hogares quedaron dañados o destruidos.

Un año después del terremoto, los escombros siguen visibles, las perdidas de familiares y vecinos siguen bien presentes y el temor que vuelva a ocurrir en cualquier momento, aterra. Es un día para no recordar, pero no lo olvidarán. A los casi 8 millones de personas afectadas supervivientes, les ha cambiado la vida, de por vida.

Especial: El día D · Supervivientes

(c) Pablo Tosco / Oxfam
El 25 de abril de 2015, un terremoto de 7,6 de la escala Richter, seguido de otro el 12 de mayo, e innumerables réplicas afectó a cerca de 8 millones de personas.
(c) Pablo Tosco / Oxfam
(c) Pablo Tosco / Oxfam
Cerca de 9.000 personas murieron, más de 22.000 resultaron heridas y unos 750.000 hogares fueron dañados o destruidos. Un año más tarde, la mayoría de las familias siguen esperando la ayuda oficial para reconstruir su casa.
(c) Pablo Tosco / Oxfam
(c) Aubrey Wade / Oxfam
Oxfam respondió inmediatamente para salvar vidas proporcionando alimentos y agua potable e instalando refugios temporales y letrinas de emergencia. Hemos conseguido atender a casi medio millón de personas.
(c) Aubrey Wade / Oxfam
(c) Pablo Tosco / Oxfam
Tras la fase de emergencia, nos concentramos en la recuperación y reconstrucción, apoyando a la población a recuperar sus medios de vida para que no caigan en la pobreza extrema y defendiendo sus derechos ante el gobierno, instando a que realice un plan de reconstrucción inclusivo.
(c) Pablo Tosco / Oxfam
(c) Kieran Doherty / Oxfam
Distribuimos kits de cobijo y adaptación al invierno. En la foto se muestra la cola de mujeres en Madanpur, una de las zonas más afectadas, donde hemos realizado un trabajo integral que incluye instalación de letrinas, puntos de agua, distribución alimentos y semillas, kits de higiene...
(c) Kieran Doherty / Oxfam
(c) Kieran Doherty / Oxfam
Thulimaya Lama, de Madanpur, recoge su kit con dos colchones, dos edredones, una lona, algunos utensilios de cocina y algunas mantas. “Estoy muy feliz porque todo ha sido distribuido por igual, sin discriminación alguna” nos cuenta.
(c) Kieran Doherty / Oxfam
(c) Kieran Doherty / Oxfam
Mamata Karki, de Lamosanghu, recoge su vale de productos agrícolas, por valor de 2.000 rupias. Puede elegir qué comprar en las dos tiendas locales entre un listado de materiales. Así podrá cultivar su huerta y reactivamos la economía local.
(c) Kieran Doherty / Oxfam
(c) Kieran Doherty / Oxfam
Mamata está contenta: “Para trabajar en el campo necesito una azada a ciencia cierta. Las semillas de rábanos, nabos y judías son verduras de temporada que puedo cultivar y con la regadera que tengo hacerlas crecer”.
(c) Kieran Doherty / Oxfam
(c) Kieran Doherty / Oxfam
Apoyamos la reconstrucción del camino en Ghairung, que conecta con el pueblo vecino, el centro de salud y el mercado local, beneficiando a 1.140 hogares. Han participado 153 hombres y mujeres, cobrando 510 rupias al día, por 32 días de trabajo.
(c) Kieran Doherty / Oxfam
(c) Kieran Doherty / Oxfam
También la reinstalación de un canal de riego, en el que participa Bimala “Me gusta el trabajo que estoy haciendo porque sé que es para el bienestar de todo mi pueblo. Las personas necesitan el riego adecuado para sus campos. Si no hago este trabajo, la gente ni siquiera podrá comer.”
(c) Kieran Doherty / Oxfam
(c) Kieran Doherty / Oxfam
Oxfam ha proporcionado agua y saneamiento también en escuelas, como la de Chapabhangyang, a la que acuden 300 estudiantes. Hemos instalado letrinas para niños y niñas, una nueva fuente de agua y se imparten clases regulares de higiene.
(c) Kieran Doherty / Oxfam
(c) Kieran Doherty / Oxfam
Un año después del terremoto devastador, Nepal necesita recuperar la esperanza. La reconstrucción de Nepal aún puede ser una oportunidad para lograr no solo un país más fuerte, sino también un país más justo e igualitario. Seguiremos al lado de las personas supervivientes.
(c) Kieran Doherty / Oxfam

Video