info@OxfamIntermon.org | 900.22.33.00

FAQS

Emergencias. Salva vidas. Cada segundo cuenta

Ciclón Idai en el sureste de África

El ciclón Idai ha devastado las vidas de más de 2'6 millones de personas en Mozambique, Malaui y Zimbabue. Todavía están en peligro y tenemos que actuar ahora. 

Oxfam tiene como objetivo llegar a más de medio millón de personas en los tres países para proporcionar agua potable, inodoros e instalaciones para el lavado de manos para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades mortales, como el cólera y la malaria, así como proporcionar refugio, ropa y comida.

Gracias a tu colaboración cubriremos las necesidades básicas de miles de personas. Haz un donativo ahora. 

Haz un donativo. Cada segundo cuenta.

Haz un donativo ahora Llama al 900 223 300 Llama al 900 223 300
(c) AP Photo/Tsvangirayi Mukwazhi

Oxfam responderá con agua, saneamiento, alimentos y otros artículos de primera necesidad para ayudar a las personas afectadas por el ciclón Idai que azotó Malawi, Mozambique y Zimbabwe del 14 al 15 de marzo.

(c) AP Photo/Tsvangirayi Mukwazhi
Situación actual

Los directores de Oxfam en Mozambique, Malaui y Zimbabue hablan de desesperación de las personas en las zonas más afectadas y de la destrucción generalizada de cultivos y medios de vida.

La destrucción de carreteras, puentes y comunicaciones significa que algunas áreas aún están completamente aisladas. La búsqueda y el rescate y, por lo tanto, la distribución de ayuda y la recuperación, se ven obstaculizados.

En Mozambique, el ciclón llegó con vientos de 170 km/h y fuertes lluvias que azotaron la ciudad portuaria de Beira, donde el 90% de la tierra ha quedado bajo el agua y las comunicaciones están cortadas. Las principales áreas afectadas incluyen las provincias de Sofala, Zambezia, Tete, Niassa, Manica e Inhambane. Las autoridades gubernamentales han establecido 28 centros para personas desplazadas y estima que más de 2 millones de personas están afectadas.

En Malaui, las fuertes lluvias que han caido desde principio de marzo han causado grandes inundaciones, principalmente en la parte sur del país. Trece distritos se han visto afectados, siendo los s de Nsanje y Phalombe más los que más daños han sufrido. Más de 700.000 personas neceistan ayuda.

En Zimbaue, donde se han registrado decenas de  personas muertas y cientos más siguen desaparecidas, las carreteras están intransitables y los helicópteros de rescate están en tierra debido al mal tiempo. Se calcula que hay 80.000 personas afectadas.


Otras formas de hacer un donativo

Oxfam en el terreno

Oxfam ha comenzado a distribuir ayuda en Malaui y Mozambique y prevé una respuesta en Zimbaue. La respuesta en los tres países se centrará en el saneamiento, la salud y la higiene y tratará de garantizar que más de medio millon de personas afectadas tengan refugio, acceso a agua potable y alimentos en colaboración con los gobiernos, otras ONG internacionales y locales.

En Malaui, 1.000 familias en el campamento de Bangula en el distrito de Nsanje han recibido kits de higiene que contienen artículos esenciales como baldes, jabón, jabón para la ropa y toallas sanitarias. El campamento de Bangula alberga actualmente 5.000 niños, mujeres y hombres desplazados tanto de Malaui como de Mozambique. Muchas de las personas que ahora viven en el campamento viajaron en canoas a través de las aguas de la inundación para alcanzar un lugar seguro.

En Mozambique, pudimos entregar 470 kits familiares en los campos de desplazamiento de Estaquinha y Guara Guara en Buzi, Beira a través de nuestro socio local AJOAGO. En este momento, solo se puede acceder al área afectada de Buzi en botes o helicópteros y aún no cuenta con sistemas de comunicación funcionales.

Oxfam también prevé suministrar agua a los centros temporales para las personas que se han quedado sin hogar a través de plantas móviles de tratamiento de agua, la distribución de productos químicos para el tratamiento del agua en el hogar y contenedores de almacenamiento. También se prevé la construcción de letrinas de emergencia e instalaciones para el lavado de manos.