info@OxfamIntermon.org | 900.22.33.00

FAQS

Emergencias. Salva vidas. Cada segundo cuenta

Ciclones en el sureste de África

Un segundo ciclón ha golpeado Mozambique, seis semanas después de que el ciclón Idai devastara las vidas de más de 2'6 millones de personas en Mozambique, Malaui y Zimbabue. Un mes después del desastre aún se desonoce la magnitud de la tragedia. 

Oxfam está aumentando la respuesta y trabajando para llegar a cerca de medio millón de personas en los tres países para proporcionar agua potable, inodoros e instalaciones para el lavado de manos.

A pesar de los llamamientos iniciales, no se cuentan con suficientes fondos y las agencias de ayuda ya se están quedando sin recursos. 

Gracias a tu colaboración cubriremos las necesidades básicas de miles de personas. Haz un donativo ahora. 

Haz un donativo. Cada segundo cuenta.

Haz un donativo ahora Llama al 900 223 300 Llama al 900 223 300
(c) Philip Hatcher-Moore / Oxfam

Miles de personas viven en el campamento después de perder sus hogares debido a las inundaciones causadas por el ciclón Idai. Oxfam ha estado distribuyendo cubos y jabón a los habitantes del campamento.

(c) Philip Hatcher-Moore / Oxfam
Situación actual

El ciclón Kenneth ha traído de neuvo lluvias torrenciales al norte de Mozambique, causando inundaciones y poniendo en riesgo a otras 160,000 personas.  Los ciclones rara vez golpean esta parte norte de Mozambique, por lo que las personas no están bien preparadas equipadas para lidiar con el daño causado.

El ciclón Idai, que azotó la zona seis semanas antes, fue descrito por Naciones Unidas como "uno de los peores desastres relacionados con el clima en África", ha causado grandes daños y ha devastado las vidas de más de 2,6 millones de personas en Mozambique, Malawi y Zimbabwe.

Aún se está evaluando el alcance y las consecuencias reales del paso del ciclón. Las fuertes lluvias e inundaciones han destruido casas, hospitales, escuelas y cultivos. Muchos puentes se han derrumbado y las principales carreteras están bloqueadas, por lo que muchas zonas aún están completamente aisladas. A algunas comunidades solo se puede llegar en helicóptero o en barco.

El ciclón ha obligado a cientos de miles de personas a dejar sus hogares y ahora se encuentran en campamentos provisionales con poco o ningún acceso a servicios de agua o saneamiento, lo que aumenta el riesgo de enfermedades transmitidas por el agua. La amenaza de una epidemia de cólera sigue siendo alta. De hecho, ya han habido más de 6.500 casos registrados en Mozambique.

Este desastre es otra advertencia mortal de lo que gran parte del mundo puede esperar a menos que minimicemos el cambio climático.


Otras formas de hacer un donativo

Oxfam en el terreno

A pesar de estos enormes desafíos logísticos y de acceso, los equipos de Oxfam trabajan a contrarreloj para evaluar las necesidades y proporcionar ayuda a las personas más afectadas. Ya estamos trabajando en las zonas del desastre y nuestro objetivo es llegar a 450.000 personas entre los tres países mediante la distribución de agua potable, servicios de saneamiento, alimentos y otros artículos no alimentarios como refugios de emergencia, en coordinación con ONG internacionales y organizaciones socias locales.

Nuestros esfuerzos se centran en prevenir y detener la propagación de enfermedades mortales como el cólera y la malaria a través de actividades que incluyen:

  • Facilitamos el acceso al agua potable en los hogares más afectados. 
  • Construimos y habilitamos letrinas temporales con instalaciones de lavado de manos.
  • Distribuimos de cubos, bolsas de agua y kits de higiene.
  • Formamos a voluntarios para que difundan mensajes clave acerca de la prevención del cólera y fomenten buenas prácticas de higiene entre las comunidades damnificadas