info@OxfamIntermon.org | 900.22.33.00

FAQS

Emergencias. Salva vidas. Cada segundo cuenta

Nepal: acercar el agua

Nepal: acercar el agua

El 25 de abril de 2015, un terremoto de 7,6 grados de magnitud sacudió Nepal. Ocasionó cerca de 9.000 muertes y destruyó o dañó más de 850.000 hogares. Como Oxfam respondimos de inmediato y trabajamos en siete de los 14 distritos más afectados: Gorkha, Nuwakot, Dhading, Sindhupalchowk, Katmandú, Lalitpur y Bhaktapur.

En la fase inicial, proporcionamos ayuda de emergencia con agua, alimentos, refugio, saneamiento y promoción de la higiene a más de 400.000 personas. Tras una incipiente recuperación, nos centramos en la reconstrucción de sistemas comunitarios de agua potable, en la implantación de saneamiento total, así como el apoyo a medios de vida sostenibles. También trabajamos en planes de contingencia y preparación en casos de desastre, junto con el gobierno local y las comunidades, para minimizar las consecuencias de los mismos, como en el caso de las inundaciones en agosto de 2017.

¿Es un sueño tener un grifo cerca?

Muna Tamang, 27 años

Muna recibió apoyo de Oxfam tras el terremoto: un balde, kit de higiene, mantas y otros suministros de emergencia. Cinco meses después, junto con organizaciones locales, rehabilitamos el sistema de suministro de agua cerca de su casa. Ahora tiene acceso a un grifo con agua segura para beber.

Muna Tamang, de 27 años, estaba embarazada de 9 meses en el momento del terremoto. Le llevaron al hospital y ahí vivió el segundo temblor. Estaba sola y con miedo. En Sindhupalchowk, donde vive, incluso antes del terremoto, solía tener que pasar cinco horas al día recolectando agua. Como consecuencia del seísmo, esa fuente de agua se secó y el área se hizo inhabitable. Tras la rehabilitación del sistema de agua, Muna y su familia tienen agua potable, limpia y segura cerca de su casa. Y, además pueden cultivar alimentos en su huerto.

"No puedo imaginarme a mí misma viviendo aquí si el grifo no hubiera sido rehabilitado. La vida hubiera sido realmente difícil".

Tirsana Acharya, de 24 años

"Era difícil encontrar agua. Incluso encontrar agua sucia era difícil, ¡no digamos agua limpia!. Toda el agua estaba fangosa después del terremoto. Había una fuente de agua y tardaba dos horas hacer un viaje allí” recuerda Tirsana Acharya, de 24 años. Tenía que hacer cuatro viajes al día sólo para obtener suficiente agua para su familia. Su casa se derrumbó y todavía no la han podido reconstruir. Mientras, viven en su pequeña tienda. Ahora, con el suministro de agua cerca de casa, tiene un “extra” de ocho horas diarias para cuidar a sus hijos y administrar su pequeño negocio, que le permitirá reconstruir su casa.

"No tengo que perder tiempo recolectando agua. No necesito hacer fila. Ahora, tenemos una fuente ¡tan cerca! es mucho más fácil cocinar, puedo pasar más tiempo con mis hijos, cuidarlos y enviar a mi hijo a la escuela a tiempo. Puedo mantener a mis hijos limpios. El agua llega a nuestra casa".

Til Kumari Khadka, de 60 años - Betra Bahadur Khadka

La fuente de la comunidad de Jugepani se dañó con el terremoto y quedó completamente seca. Un año después, junto con la organización local Srijanshil, con quienes dimos apoyo de emergencia, instalamos un tanque de agua de lluvia y accesos públicos, y facilitamos la iniciativa de las personas de la aldea que invirtieron su propio dinero y tiempo para extender las tuberías y lograr tener un grifo en sus casas.

“Cuando se estaba construyendo el tanque de agua, era la primera vez que veía un tanque tan enorme” comenta feliz Til Kumari Khadka, de 60 años. Nunca había tenido acceso al agua tan cercana. Betra Bahadur Khadka, su cuñado, es el presidente del comité de agua.

”Todos trabajamos duro para tener grifos instalados en nuestras casas. Ha marcado una gran diferencia en nuestras vidas. Además de los tres grifos comunitarios, hemos podido hacer nueve grifos con nuestra contribución. Nos gustaría dar las gracias a todas las organizaciones de apoyo. Ahora es mucho más fácil y estamos felices”.

Como Muna, Tirsana, Tir y Betra, más de 80.302 personas tienen acceso ahora a agua potable cerca de sus hogares.

Cada año, un grupo de personas colaboradoras viajan con Oxfam Intermón para conocer de primera mano el trabajo con comunidades de todo el mundo para acabar con la pobreza. Este año el destino será Nepal. ¿Quieres ver con tus propios ojos los avances?