info@OxfamIntermon.org | 900.22.33.00

FAQS

24/10/2018

Si estuviera legalmente remunerado, el empleo del hogar en España equivaldría al 2,8% del PIB

  • Más de 1 de cada 3 trabajadoras del hogar viven en hogares que están por debajo del umbral de la pobreza. Comparadas con el resto de la población asalariada, duplican los retrasos en el pago del alquiler o la hipoteca.
  • La informalidad limita el acceso a derechos laborales ahora y en el futuro. La diferencia entre el número de trabajadoras del hogar y las que están registradas en la Seguridad Social aumenta y alcanza las 162.000 personas.
  • De las registradas, la inmensa mayoría no cotiza todas las horas que hace. De 205 mujeres encuestadas, solo 18 veían abonadas las cotizaciones sociales de todo su trabajo.

Oxfam Intermón, en colaboración con el Laboratorio de Derecho Social del Instituto Universitario de Estudios de Género de la Universidad Carlos III, publica nuevos datos sobre la situación de las empleadas del hogar en España, un colectivo que en un 34,3% vive en hogares pobres debido a la precarización e informalidad del sector.

Hay más de 630.000 personas dedicadas al empleo del hogar, casi el 4% de la población activa y, según datos oficiales, sufren en mucha mayor medida que el resto de las personas trabajadoras las consecuencias de la informalidad o la precariedad. Se trata de un sector económico que, de estar legalmente remunerado, equivaldría al 2,8% del PIB. A pesar de que, sin él, el resto de la economía se vería perjudicada, se ve condenado a la infravaloración y la informalidad.

Aunque aumenta ligeramente el número de personas dedicadas al trabajo del hogar, disminuye desde 2015 el número de las registradas en la Seguridad Social, lo que permite que coticen por su trabajo. Esta evolución apunta un repunte de la informalidad. La brecha entre las personas que declaran dedicarse al empleo del hogar y las registradas ha se ha incrementado en 10.000 en los últimos tres años. Las personas trabajadoras del hogar que, a día de hoy, no están registradas en la Seguridad Social y, por tanto, no cotizan ninguna de las horas trabajadas alcanza ya las 163.925. Lo que limita sus derechos a presente y a futuro.

No obstante, la diferencia entre las empleadas del hogar y las registradas en la Seguridad Social no muestra más que parte de la informalidad en la que viven estas mujeres, ya que de las que cotizan, muchas no lo hacen por todas las horas trabajadas. Una encuesta llevada a cabo por Oxfam Intermón y el Laboratorio de Derecho Social del Instituto Universitario de Estudios de Género de la Universidad Carlos III, entre 205 empleadas del hogar, resultó en que 89 de ellas, un 43,4%, no cotizaba ninguna hora al mes; y sólo 18 cotizaban todo su trabajo.

Las consecuencias: mujeres y hogares más pobres

La inmensa parcialidad no deseada o que muchas de estas trabajadoras no estén protegidas de riesgos como el desempleo, el despido o la enfermedad, lleva a que la pobreza en los hogares que dependen, totalmente o en parte de este tipo de empleo, supere con creces la del resto de la población asalariada. Mientras que, según la Encuesta de Condiciones de Vida del INE, en 2017, el 16,3% de las personas que trabajan por cuenta ajena vivía por debajo del umbral de la pobreza, esta cifra subía al 34,3% en el caso de los y las empleadas del hogar.

 No hay ningún indicador en el que los hogares dependientes de este tipo de trabajo salgan mejor parados que los demás. Igualmente 1 de cada 3 de ellos declara que llega a fin de mes con dificultad o mucha dificultad (frente al 23,7% del resto de la población trabajadora por cuenta ajena). El 5,4% ha sufrido algún retraso en los 12 meses anteriores en el pago del alquiler o la hipoteca, incidencia que multiplica por 2,13 veces la presente en el resto de la población asalariada. Más de uno de cada dos de estos hogares no pueden enfrentarse a gastos imprevistos. El 15,7% no puede permitirse mantener la casa a una temperatura adecuada en invierno (frente al 8% del resto de población asalariada). Según datos de 2014, a la pregunta de ‘motivo principal para no ir al médico’, el 16,2% contestaba que ‘no se lo podían permitir’, porcentaje que bajaba al 8,3% cuando contestaban empleados y empleadas de otros sectores.

A la hora de analizar todos estos indicadores hay que tener en cuenta que, en muchas ocasiones, no les afectan sólo a ellas; si no que viven en hogares con niños, niñas o personas dependientes que verían mejorada su situación si las condiciones laborales del trabajo del hogar mejoraran. En el 43,9% de los hogares en los que un adulto ingresa dinero proveniente del trabajo del hogar hay niños o niñas. Un 4,5% son hogares monoparentales, prácticamente en su totalidad monomarentales. 

Si continuamos analizando la composición del hogar, según la EPA hay aproximadamente unas 6.000 mujeres mayores de 65 años que viven solas y que necesitan seguir trabajando limpiando o cocinando en otras casas. 

Mejorar las condiciones de vida

Oxfam Intermón propone que mejorar las condiciones de vida de estas mujeres trabajadoras sean una prioridad y para ello hace falta tener una apuesta decidida contra la informalidad del sector simplificando los trámites de contratación y cotización; así como incrementando la subvención pública de las cotizaciones sociales de las trabajadoras del hogar. Las cuentas salen: esto supondría que millones de euros de economía sumergida saldrían a la luz, se reducirían los costes sociales asociados a mantener a un colectivo tan grande de mujeres y familias en la informalidad y la consecuente precariedad y pobreza. Esto implica igualar los derechos laborales de estas mujeres al del resto de los asalariados. A día de hoy las pocas que cotizan lo hacen en un sistema especial de menos derechos que el resto de los empleados por cuenta ajena.  

“No hay peros”

Oxfam Intermón recuerda también el papel imprescindible que juega la ciudadanía en la lucha contra la desigualdad. En este sentido, la organización ha puesto en marcha la campaña No hay peros”. Con ella, pretende movilizar a la sociedad para exigir al Gobierno español y a las instituciones europeas que lidere el cambio que la sociedad necesita para que hombres y mujeres cuenten con los mismos derechos. 

 

Notas: 

  • Metodología: Los datos incluidos en este documento se han calculado empleando la Encuesta de Población Activa, la Encuesta de Condiciones de Vida y datos del registro la Seguridad Social. Para calcular la equivalencia del PIB de este sector, se ha partido del número de horas efectivas de empleo de hogar, se ha calculado el número de trabajadoras a tiempo completo que equivalen estas horas y se ha multiplicado dicho número por el salario mínimo interprofesional
  • Los datos han sido elaborados por Luis Gomez, Investigador en Derecho Laboral y Economía del Trabajo, Universidad Carlos III y Liliana Marcos, especialista en políticas públicas y desigualdad de Oxfam Intermón.
  • El Laboratorio de Derecho Social se inscribe por el momento en el Instituto Universitario de Estudios de Género de la Universidad Carlos III de Madrid y se encuentra aún en fase de conformación como un lugar de estudio multidisciplinar e interdisciplinar de aquellos aspectos esenciales para el Derecho Social en la actualidad. En el marco de una iniciativa financiada por el Instituto de la Mujer, durante el año 2018, el Trabajo Doméstico sirve como primer tema de activación del Laboratorio, a través de un Seminario Permanente articulado en sesiones monográficas y Seminario Generales.
  • En septiembre de 2018 Oxfam Intermón publicó su informe “Voces contra la precariedad: mujeres y pobreza laboral en Europa”, realizado a partir de ciertos datos primarios cualitativos en Francia, Italia y España –a través de grupos de discusión, entrevistas a informantes clave y entrevistas semiestructuradas–. En segundo lugar, se analizan datos estadísticos cuantitativos secundarios –estadísticas europeas y globales de la OIT y de la OCDE principalmente. Todo ello se complementa con una exhaustiva revisión crítica de literatura sobre pobreza laboral, desigualdad salarial y la situación de la mujer en el trabajo –la mayoría de la documentación consultada

Materiales audiovisuales:

Tanto las fotografías como los videos son propiedad de Oxfam Intermón y autoriza a los medios de comunicación a su difusión en informaciones relacionadas con el informe “Voces contra la precariedad” y la campaña pública “No hay peros”. Agradecemos los créditos: Pablo Tosco / Oxfam Intermón.

  • Fotos y videos de Rafaela Pimentel. Dominicana, activista y empleada del hogar, llegó a España en 1992. Muy pronto empezó a participar en movimientos feministas y de mujeres, en los que ya había participado en su tierra natal. Vino desde República Dominicana a España por la situación de desempleo en la que se encontraba en su país. Desde entonces trabaja como empleada doméstica en Madrid. En su país había trabajado más de cinco años, desde 1984, en la coordinación de un grupo de mujeres. En la actualidad forma parte de Territorio Doméstico, colectivo en el que se organizan empleadas de hogar, migrantes y no migrantes, para reivindicar sus derechos, que a menudo no son reconocidos al sufrir diferentes tipos de discriminaciones por ser mujeres, migrantes y trabajadoras domésticas. https://intermon.resourcespace.com/?c=7915&k=e24957c12a
  • Fotos de Jessica Guzmán. Tiene 50 años y vive en Zumaia, País Vasco. Llegó a España de Chile, donde está su familia, hace 10 años y ha trabajado desde entonces en el cuidado de personas mayores en casas. Aunque ahora tiene contrato y cotiza en la seguridad social, reconoce haber trabajado por 500 euros brutos al mes sin contrato en momentos de gran vulnerabilidad de su vida. Ahora es presidenta de Malen Etxea, organización de trabajadoras del hogar y de cuidados que denuncia la violación de derechos humanos que sufren estas trabajadoras diariamente en las casas en las que trabajan. Reclama que lo que ellas viven es la esclavitud del siglo XXI en un sector de trabajo mayoritariamente de mujeres y no españolas. https://intermon.resourcespace.com/pages/search.php?search=%21collection7758&k=f60fa79033
  •  Recursos trabajo doméstico: https://intermon.resourcespace.com/?c=7820&k=568ed03b5f

 

Contacto medios:

Judit Saavedra

Tel. 934 820 742

jsaavedra@oxfamintermon.org

 

Jessica Romero 

Tel. (+34) 91 204 67 20 / 615 359 40

jromero@oxfamintermon.org