info@OxfamIntermon.org | 902 330 331 | 933 780 165

FAQS

24/03/2016

Oxfam para las operaciones de ayuda en el campo de Moria en protesta a la suspensión de los derechos de los migrantes por parte de la UE y Turquía

Un grupo de voluntarios durante la distribución de comida a las personas refugiadas en el campo de Moria, en Lesbos (c) Pablo Tosco

Lesbos, 24 de marzo de 2016. Oxfam (Oxfam Intermón en España) ha suspendido hoy todas sus operaciones en el campo de Moria, en la isla griega de Lesbos, en respuesta al maltrato que reciben las personas migrantes debido al reciente acuerdo alcanzado entre la UE y Turquía.

En los últimos días, el número de personas que llegan a Moria ha aumentado. Como respuesta, las autoridades griegas están convirtiendo las instalaciones donde se recibe a refugiados y migrantes en centros de detención, donde tienen que esperar para ser devueltos a Turquía, en base al acuerdo de la semana pasada. La libertad de movimiento de las personas en Moria se ha restringido gravemente y el campo está ahora bajo la autoridad del Ministerio del Interior.

Oxfam se compromete a proporcionar asistencia humanitaria a los necesitados, pero está en contra de trabajar en centros cerrados donde el respeto de los derechos fundamentales no se puede garantizar. La ayuda humanitaria se debe dar en un ambiente neutral, donde los refugiados tengan libertad de movimiento.

Giovanni Riccardi Candiani, responsable de Oxfam en Grecia, señala: "Es incomprensible cómo Europa ha suspendido los derechos de estas personas que buscan protección en Grecia. La detención de personas que no han cometido ningún crimen y que han arriesgado sus vidas en busca de seguridad y de un futuro mejor es una ofensa a los valores que Europa defendió apasionadamente en el pasado".

Oxfam inició sus operaciones en Grecia en septiembre de 2015, cuando la situación humanitaria de los migrantes que llegaban de Turquía empeoró rápidamente. La ONG, a través de sus programas, ha estado proporcionando a las personas refugiadas y migrantes comida y agua, además de materiales básicos de uso diario. En el campo de Moria, en particular, las condiciones higiénicas y sanitarias eran muy pobres y Oxfam se ha encargado de la construcción de letrinas y duchas. A pesar de la suspensión general de sus operaciones de ayuda en el campo, la organización terminará este trabajo más urgente.

"Nuestra retirada de Moria es un testimonio trágico de cómo la crisis migratoria se está convirtiendo en una crisis moral en Europa. Si los líderes europeos ya no son capaces o no están dispuestos a defender los derechos fundamentales de las personas y los valores morales humanos, ¿quién lo hará?” añade Riccardi Candiani.

Oxfam seguirá de cerca los acontecimientos y mantendrá un diálogo activo con las autoridades en Grecia y en la UE, elevando sus preocupaciones en nombre de los migrantes y refugiados que buscan refugio y dignidad. Oxfam continuará su asistencia humanitaria en el campo de Kara Tepe, que está administrado por el municipio de Lesbos, donde los refugiados y los migrantes tienen libertad de movimiento.