info@OxfamIntermon.org | 902 330 331 | 933 780 165

FAQS

13/11/2014

Oxfam Intermón denuncia que cada 20 segundos muere un niño por falta de agua potable

El 80% de las enfermedades del mundo están relacionadas con el consumo de agua sucia y contaminada

La organización quiere llevar agua potable a 30.000 personas y dedica la campaña de Navidad a este tema

Un trabajador de Oxfam Intermón impartiendo una formación a un grupo de mujeres en Chad. (c) Pablo Tosco /Oxfam Intermón.

“La falta de agua potable y la mala nutrición es una mezcla explosiva que dispara los índices de mortalidad hasta niveles inaceptables". José María Vera, director de Oxfam Intermón.

El agua sucia mata más niños que la guerra, la malaria, el Sida y los accidentes de tráfico combinados[1]. Cada año 1.555.200 niños y niñas menores de cinco años mueren por culpa del consumo de agua sucia y las enfermedades relacionadas con ésta, como la diarrea, la malaria o afecciones respiratorias. Esto supone que cada 20 segundos fallece un niño por causas curables.

En la actualidad 748 millones de personas carecen de acceso a fuentes de agua potable, lo que supone un grave riesgo para su salud, pero también un serio freno a su desarrollo y a una vida digna.

“El agua sucia mata, pero también su escasez y mal estado es responsable de un menor desarrollo de la comunidad. Las mujeres se ven obligadas a dedicar muchas horas para traer agua, lo que les impide dedicarse a actividades productivas generadoras de ingresos o participar en la toma de decisiones de la comunidad. Las niñas dejan de ir al colegio para ayudar con la terea de acarrear agua, lo que crea un círculo vicioso de la pobreza”, afirma José María Vera, director de Oxfam Intermón.

En países como Chad o Etiopía, las mujeres dedican una media de cinco horas diarias a ir a buscar agua y cargan unos 50 litros(10litros en caso de las niñas) atravesando terrenos donde se exponen constantemente a accidentes, ataques de animales salvajes e incluso violaciones.

“La falta de agua potable y la mala nutrición es una mezcla explosiva que dispara los índices de mortalidad hasta niveles inaceptables. Cuando los afectados por estas enfermedades son personas tan vulnerables como niños menores de 5 años que, además, están malnutridos, una simple diarrea se convierte en un asunto de vida o muerte”, afirma José María Vera.

Por ello, Oxfam Intermón pone en marcha su campaña de Navidad con la intención de llevar agua potable a 30.000 personas y concienciar sobre la importancia de acercar el agua potable a las personas que no tienen acceso. “En países como Chad hemos conseguido que 15 pueblos tengan un pozo de agua potable, que las familias hayan interiorizado sistemas de higiene básicos y tengan una letrina en casa. Con ello se han reducido un 50% las diarreas infantiles. Está demostrado que el agua salva vidas”, concluye Vera, director de Oxfam Intermón.

 

Nota para editores

El trabajo de Oxfam Intermón en agua

Oxfam Intermón es una organización experta en agua, higiene y saneamiento (WASH, en sus siglas en inglés). Garantiza agua potable, letrinas y formación en higiene tanto en programas de desarrollo a largo plazo como en crisis humanitarias. En muchos países de África subsahariana, la ONG provee de agua limpia a las comunidades y contribuye así a que mejore su salud. También contribuye a instalar sistemas de riego que permitan aumentar y diversificar la producción de alimentos y mejorar la dieta. Además, promueve que las familias tengan letrinas e implementen higiene básica como lavado de manos que ayuda a reducir enfermedades. En las emergencias, como la provocada por el tifón de Filipinas, Oxfam Intermón responde desde el primer minuto para que la población afectada pueda beber agua potable (garantizando el mínimo de 15 litros por día y persona). Actualmente, para frenar el contagio de ébola en Liberia y Sierra Leona, también distribuimos agua y sistemas de lavado de manos.

Para donativos, envía la palabra AGUA al 28018.