info@OxfamIntermon.org | 900.22.33.00

FAQS

26/03/2019

Ciclón Idai: Oxfam Intermón distribuye ayuda y advierte de los riesgos sanitarios y de la vulnerabilidad de mujeres y niñas

“Las condiciones de higiene aquí en el campamento no son muy buenas y temo por mi bebé”, cuenta Zainabu Elasoni, una de las afectadas. (c) Oxfam

Oxfam (Oxfam Intermón en España) ha comenzado la distribución de ayuda de emergencia y kits de higiene entre las personas damnificadas por el ciclón Idai en Mozambique y Malaui. La organización advierte del riesgo inminente de enfermedades como la diarrea y el cólera por la falta de agua y saneamiento, y anuncia planes para proteger a mujeres y niñas, especialmente desprotegidas tras la tragedia.

Oxfam ha distribuido suministros de emergencia a los supervivientes del ciclón Idai en el distrito de Nsanje, una de las áreas más afectadas en el sur de Malaui, y en los campamentos de Buzi, cerca de la ciudad de Beira en Mozambique.

En Mozambique, se han distribuido 470 kits familiares a través de la organización socia de Oxfam, AJOAGO, en campamentos de personas desplazadas en Estaquinha y Guara. Guara, en el distrito de Buzi, es un área actualmente accesible sólo por barco o helicóptero, y aún sin sistemas de comunicación operativos.

Cada kit familiar incluye 2 mantas, un cubo de 10 litros, 2 mosquiteras, 1 bidón, 8 cucharas, 2 piezas de tela y tabletas de purificación de agua.

En Malaui, 1.000 familias en el campamento de Bangula, en el distrito de Nsanje, han recibido kits de higiene que contenían artículos esenciales como baldes, jabón, jabón para la ropa y compresas. Muchas de las personas que viven en el campamento tuvieron que trasladarse en canoas a través de las zonas inundadas para ponerse a salvo.

El campamento de Bangula acoge actualmente a 5.000 niños, mujeres y hombres desplazados tanto de Malaui como de Mozambique, que están teniendo que pagar para utilizar un pozo cercano para obtener agua potable. Con sólo unos pocos inodoros y un acceso limitado a agua limpia, las personas alojadas en el campamento son particularmente vulnerables a enfermedades como la diarrea aguda y el cólera.

 “Las condiciones de higiene aquí en el campamento no son muy buenas y temo por mi bebé”, cuenta Zainabu Elasoni, una de las afectadas, “pero no tengo otra opción. Perdí todos los enseres de mi hogar cuando mi casa se derrumbó en las inundaciones. La ayuda de Oxfam llega justo en el momento adecuado. Usaré un cubo para bañar a mi bebé y otro para almacenar agua potable ".

Malita Mishoni es otra residente del campamento: “Realmente necesitábamos jabón. Perdimos todo en la inundación. Tengo un bebé y otras dos hijas y estos cubos y jabón harán que sea un poco más fácil cuidar de ellos”.

El ciclón Idai ha devastado las vidas de más de 2,6 millones de personas en todo el sur de África, incluidas unas 700.000 personas en Malaui, donde las fuertes lluvias, que comenzaron el 6 de marzo, causaron inundaciones masivas en la parte sur del país, destruyeron casas y arrasaron ganado y cultivos. 

"Estamos viendo enormes necesidades de saneamiento en el campamento y las pocas letrinas que se han excavado en el campamento son muy poco profundas y algunas ya están rebosando porque el área todavía está inundada", dice Joseph Moyo, trabajador humanitario de Oxfam. "Dado que ya se están reportando casos de cólera en Mozambique, estamos priorizando la distribución de kits de higiene a los supervivientes en el campamento como una intervención importante para prevenir este tipo de brote”.

La situación y la seguridad de las mujeres en el campamento son nuestra principal preocupación. Las mujeres y las niñas son más vulnerables debido a la desgracia sufrida y se necesita hacer más para aumentar su seguridad personal y la protección de otros grupos vulnerables. En los próximos días, haremos reuniones de sensibilización con mujeres y niñas, hombres y miembros de la comunidad y sus líderes sobre temas de protección. También necesitamos más tiendas de campaña para garantizar que las mujeres y las niñas puedan tener sus áreas de vida separadas de los hombres ", dice Tariro Mavingo, trabajador humanitario de Oxfam.

Oxfam distribuirá ayuda adicional al campamento de Bangula en los próximos días, incluidos alimentos como harina de maíz, frijoles y aceite de cocina, además de proporcionar información y consejos sobre cómo prevenir la propagación de enfermedades.

La respuesta humanitaria se está viendo gravemente obstaculizada por la lluvia intensa y las inundaciones. Las carreteras, puentes y comunicaciones han sido dañadas parcial o totalmente, lo que significa que muchas áreas solo son accesibles por barco o helicóptero.

Oxfam planea llegar inicialmente a medio millón de personas en Mozambique, Malaui y Zimbabue, a través de sus asociaciones con organizaciones locales y otras organizaciones internacionales. Durante los próximos tres meses, Oxfam y sus socios transportarán agua limpia y distribuirán equipos de tratamiento de agua e higiene que contienen artículos como baldes, jabones, bidones y kits de higiene menstrual.

“La gente se ha quedado sin nada”, explica John Makina, director de Oxfam en Malaui. “Necesitan ayuda ahora y en los meses y años venideros para reconstruir sus comunidades. Tienen que prepararse para un mundo en el que eventos climáticos extremos como este van a ocurrir con más frecuencia debido al cambio climático. Idai es otra advertencia mortal del impacto del cambio climático. Los gobiernos, particularmente los principales emisores, tienen que reducir drásticamente sus emisiones”.

Notas para la edición: