info@OxfamIntermon.org | 900.22.33.00

FAQS

11/04/2017

Reacción a los datos de Ayuda al Desarrollo de la OCDE

España incrementó notablemente su ayuda al desarrollo en 2016 condonando deuda a Cuba

  • En 2016, España aumentó su Ayuda Oficial al Desarrollo –AOD– en un 192,3%, fundamentalmente por condonar deuda a Cuba y no por un aumento de las partidas directas de lucha contra la pobreza y la desigualdad                                                           
  •  La AOD española pasó del 0,12% de la Renta Nacional Bruta –RNB– en 2015 a un 0,33% en 2016                                                                                                                           
  • La AOD global creció un 8,9%, aupada por el cómputo de recursos para la acogida de refugiados. España sigue sin asumir su responsabilidad con los 767 millones de personas que viven en la pobreza extrema y en crisis humanitarias

campo de refugiados de Muna Garage (Nigeria). (c) Pablo Tosco/Oxfam Intermón

Declaraciones de José María Vera, director general de Oxfam Intermón:

 Sobre AOD española

“La Ayuda Oficial al Desarrollo española, según los datos recopilados y publicados hoy de manera preliminar por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), se ha incrementado  notablemente en 2016, un 192,3%, hasta alcanzar los 4.096 millones de dólares frente a los 1.397 millones de dólares de 2015, año en el que la AOD tocó fondo acumulando un descenso del 73,5% desde 2008 hasta 2015.

Este importante aumento de los fondos contabilizados en España se explica fundamentalmente por una extraordinaria operación de condonación de deuda llevada a cabo con Cuba. Como resultado, el porcentaje de AOD sobre la RNB pasó del 0,12% en 2015 al 0,33% en 2016. 

Esta subida, por tanto, se debe a esta operación de deuda –de la que todavía no sabemos los detalles– y no a partidas que luchen directamente contra la pobreza y la desigualdad. De estos datos se deduce que no se ha incrementado en 2016 ni el presupuesto ejecutado de la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo –AECID– ni el de ayuda humanitaria . De hecho, en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado –PGE– de 2017, la AECID apenas cuenta con unos 284 millones, una cantidad ridícula y similar a la de años anteriores.

En España, los costes destinados a atender a refugiados dentro de nuestras fronteras, apenas supusieron el 0,8% de la AOD, lejos del 2,3% de 2015. El registro queda aún más lejos si lo comparamos con la media de los donantes de la OCDE que se sitúa en un 10,8% en 2016. Este porcentaje se explica por el incumplimiento por parte  del Gobierno español de sus compromisos ante la crisis global de refugiados, con más de 65 millones de personas desplazadas, ya que apenas ha cumplido con un 7,1% de su compromiso de acogida.

El Gobierno debe cumplir sus compromisos de reasentamiento y reubicación de refugiados y aumentar significativamente su cuota. Además, debe excluir del cómputo total de la AOD los gastos domésticos de acogida, ya que la ayuda debe dedicarse a la lucha contra la pobreza y la desigualdad en los países en desarrollo.  

 

Sobre AOD global

En cuanto los datos referidos a la AOD global, la OCDE apunta a un aumento del 8.9% en 2016, hasta alcanzar los 142.600 millones de dólares. Sin embargo, estas cifras están “maquilladas” ya que no se destinan íntegramente a combatir la pobreza y desigualdad en los países pobres. De este monto total, los países ricos utilizaron 15.400 millones de dólares, un  27,5% más que en 2015, para recibir y atender refugiados en sus propios países. Además, algunos países donantes también están comenzando a destinar la ayuda para compensar a terceros países para que endurezcan sus controles fronterizos.

Denunciamos que los países ricos están  confundiendo con estos datos a la opinión pública. Disfrazan de 'ayuda' dinero que invierten en gestionar solicitudes de asilo o compensar a otros países con el objetivo de limitar la migración. Todos los países están obligados a atender según la legislación internacional a los refugiados que llegan a sus fronteras, pero deben dejar de contabilizarlo como 'ayuda', usando  ésta solo para combatir la pobreza e impulsar el desarrollo en otros países.

En cuanto al porcentaje de su RNB destinado por los donantes a la AOD, la situación no mejora. La mayoría de los países ricos aún no ha cumplido el compromiso que asumieron hace décadas de destinar el 0,7% de sus ingresos a ayuda exterior. Tan solo seis de los 29 Estados miembro de la OECD (Noruega, Luxemburgo, Suecia, Dinamarca, Reino Unido y Alemania) han cumplido esta promesa. 

Otro dato alarmante que se desprende de los datos de la OCDE es que desde 2015 la ayuda a los países más pobres del mundo ha disminuido en un 3,9% de media y en un 0,7% en el África subsahariana, donde actualmente 20 millones de personas sufren inseguridad alimentaria grave. Sudán del Sur ha declarado oficialmente la situación de hambruna y en otras zonas de África oriental y la cuenca del lago Chad la situación es límite.

Hoy en día, 767 millones de personas viven sumidas en la extrema pobreza mientras los efectos del cambio climático están causando estragos en todo el mundo. Y, a pesar de todo, de media, los países ricos han dedicado tan solo el 0,3% de sus ingresos a ayuda exterior. La ayuda al desarrollo es clave para construir un mundo más seguro, más justo y más próspero para todas las personas. Escatimar en ella no beneficia a nadie”

 

Nota y enlaces de interés:

 Datos de la OECD disponibles en: http://www.oecd.org/development/development-aid-rises-again-in-2016-but-flows-to-poorest-countries-dip.htm

La actual normativa de la OCDE permite a los países donantes incluir algunos gastos derivados de la acogida de refugiados en sus propios países como Ayuda Oficial al Desarrollo a pesar de que este dinero no contribuye a lograr el principal objetivo de la misma: combatir la pobreza en países en desarrollo. Oxfam hace un llamamiento a la OCDE para que cambie su normativa de tal forma que estos gastos no puedan contabilizarse como Ayuda Oficial al Desarrollo.

La Unión Europea utilizó la ayuda como “moneda de cambio” para conseguir controles fronterizos más estrictos, así como otras medidas dirigidas a evitar la migración hacia Europa, mediante su programa Marco de Asociación en Materia de Migración con países africanos y su acuerdo migratorio con Libia. Más información sobre los partenariados migratorios:  https://www.oxfam.org/en/pressroom/reactions/focus-reducing-migrant-arrivals-europe-ignores-impact-migration-policies-people Y sobre el acuerdo migratorio con Libia: https://www.oxfam.org/en/pressroom/reactions/migration-deal-libya-exposes-people-suffering-and-death

De acuerdo con el Banco Mundial (2013), 767 millones de personas viven sumidas en la extrema pobreza, con menos de 1,9 dólares al día.

Actualmente, 20 millones se enfrentan a la hambruna en Yemen, Sudán del Sur, Somalia y Nigeria. Fuente de las Naciones Unidas: http://www.voanews.com/a/twenty-million-people-four-countries-face-starvation-famine-un-aid-chief-says/3760816.html

Más información en www.realidadayuda.org

 

Contactos:

María Herranz Gete

 

 mherranz@oxfamintermon.org 
 91 204 67 19;  628460782