info@OxfamIntermon.org | 900.22.33.00

FAQS

10/02/2018

Oxfam Intermón condena los sucesos ocurridos en Haití en 2011 y en Chad en 2006

Nuestras disculpas más sinceras a las víctimas y a todas las personas que se han sentido defraudadas o indignadas por esta situación

Desde Oxfam Intermón queremos compartir con las personas que son nuestras socias, amigas y colaboradoras nuestra tristeza, indignación y vergüenza por el repugnante comportamiento de algunos trabajadores de Oxfam en Haití en 2011, así como nuestra solidaridad con las mujeres cuya dignidad se violó y cuyos derechos se pisotearon. Nuestras disculpas más sinceras a ellas y a todas las personas que se han sentido defraudadas o indignadas por esta situación. Las nuevas acusaciones sobre el uso de trabajadoras sexuales en Chad en 2006 nos deja aún más consternados por estos comportamientos inaceptables. 

Todos los hombres y mujeres que trabajamos en Oxfam, tanto en la filial española, Oxfam Intermón, como en los 90 países en los que estamos presentes, estamos volcados en que esos hechos no se vuelvan a repetir y en que, si llegara el caso, se proporcione una respuesta interna, inmediata y legal si procede. Un compromiso que no es nuevo: desde 2011 hemos robustecido nuestros protocolos internos de actuación en este sentido.

Un solo caso de acoso sexual o de conducta inadecuada debe de ser suficiente para que actuemos con contundencia y con transparencia. La equidad de género y los derechos de las mujeres son parte esencial de nuestra identidad y de nuestra causa, y eso hace aún más flagrante el fracaso de la organización al permitir que aquellos hechos ocurrieran.

No es excusa que los hechos ocurrieran hace siete años y afectaran a un pequeño grupo de personas en una organización en la que trabajan 10.000 personas. Tampoco que se investigaran los hechos y se tomaran medidas contra los responsables. Ni siquiera que, si esos hechos han llegado a la prensa y al público en general, es porque Oxfam Gran Bretaña realizó en el momento una exhaustiva investigación, y no al contrario.

Oxfam Gran Bretaña informó en su día en sendos comunicados tanto de la apertura de la investigación como de que esta había concluido en el hallazgo de comportamientos inadecuados por parte de seis personas que ya habían dejado la organización. Esa información se comunicó en su momento, pero el Times ha publicado el caso 7 años más tarde.  

La investigación que se llevó a cabo no confirmó que hubiese menores implicados, algo que en cualquier caso no resta gravedad a una conducta condenable.

Como ya hemos informado, Oxfam ha ido dotándose de diferentes herramientas para evitar casos como este en todo el mundo, algunas de ellas adoptadas a raíz de lo ocurrido en Haití: un código de conducta de obligado cumplimiento, mecanismos de denuncia confidenciales y equipos especializados. Día a día seguimos buscando la manera de llegar a la excelencia en la integridad y el respeto a nuestros valores.

Asimismo, trabajaremos para tener una base de datos común de todos los países donde trabaja Oxfam para asegurarnos de que conductas como éstas quedan registradas y se toman medidas. De igual modo, existe la voluntad de colaborar con otras organizaciones para compartir también estos casos e impedir que ciertas personas continúen trabajando en un sector con personar vulnerables.

Sabemos que es un tema sensible que ha afectado nuestra relación con la ciudadanía, sean personas socias de nuestra organización o no. Por eso, sin quitarle ni un ápice de gravedad a lo ocurrido, queremos confirmar a las personas que colaboran con nosotros y a toda la sociedad nuestro compromiso con la integridad y la protección de las mujeres y de las personas más débiles, así como asegurar que tenemos protocolos de actuación sólidos que mejoramos de forma continuada con la experiencia.

Con más de 2.000 programas, según datos del ejercicio 2016-2017, Oxfam está apoyando a más de 19,2 millones de personas en todo el mundo (55% de ellas mujeres) para que tengan una vida más digna. El apoyo de las personas socias y colaboradoras es fundamental para seguir estando a su lado.