info@OxfamIntermon.org | 900.22.33.00

FAQS

09/10/2018

Los supervivientes de Indonesia se enfrentan a largas colas para obtener agua limpia

Mucha gente hace cola varias veces al día, ya que no tienen recipientes adecuados para almacenar agua
  • Oxfam, a través de organizaciones socias locales, tiene como objetivo llegar al menos a 500,000 personas en su respuesta al terremoto y tsunami en Indonesia.
  • La organización advierte del riesgo de enfermedades por la falta de agua potable y saneamiento

09/10/2018

Después de once días a la intemperie tras el paso del terremoto y tsunami por las islas Célebes, miles de personas enfrentan graves dificultades para aprovisionarse de agua potable debido a la limitada capacidad del sistema de distribución de emergencia en Palu, según ha advertido hoy Oxfam (Oxfam Intermón en España).

Con temperaturas que llegan a 35°C, la gente está desesperada por conseguir agua. “Se forman largas colas de personas junto a los camiones cisterna en la ciudad de Palu, en ruinas", explica el ingeniero de Oxfam Bagus Setyawan. "Mucha gente hace cola varias veces al día, ya que no tienen recipientes adecuados para almacenar agua".

Oxfam está incorporando equipos de tratamiento de agua que pueden producir 20 litros de agua limpia por minuto, suficiente para unas 500 personas por día. Se espera que lleguen más equipos en los próximos días, lo que aumentará la capacidad en seis veces. Oxfam y sus socios tienen como objetivo llegar al menos a 500.000 personas en su respuesta al terremoto y tsunami en Indonesia.

Situación desesperada

Las tuberías de agua se dañaron en el terremoto de magnitud 7.5 que se produjo el 28 de septiembre y la ciudad se ha vuelto dependiente de una flota de camiones de agua que están bajo una gran presión para satisfacer la demanda.

Los conductores de camiones se ven obligados a perder horas valiosas haciendo cola para recargar en la única planta de tratamiento de agua en Palu. Las comunidades rurales más pequeñas no tienen electricidad ni combustible para bombear agua desde el suelo, y algunas permanecen aisladas por deslizamientos de tierra o carreteras dañadas.

Setyawan explica que hay muy pocos baños en los campamentos improvisados ​​que han aparecido en los arrozales y en las carreteras para dar cabida a algunos de los 70.000 evacuados de la ciudad de Palu.

En uno de esos campamentos sólo hay tres o cuatro baños compartidos por entre 600 y 700 personas, y muchas personas se ven obligadas a defecar al aire libre. Oxfam advierte de que las enfermedades transmitidas por el agua pueden propagarse rápidamente en tales circunstancias.

"La red de distribución de agua tiene dificultades para satisfacer la demanda en la ciudad de Palu, y mucho menos en comunidades más pequeñas que pueden estar a más de tres horas de distancia en camión", dijo Setyawan. “La gente se queja de la falta de agua limpia y de inodoros. Hay una necesidad desesperada de más instalaciones de tratamiento de agua y de sanitarios para prevenir la propagación de enfermedades ".

Oxfam está transportando más equipos de purificación de agua y refugios de emergencia desde sus centros de operaciones en Makassar y Yakarta. Oxfam también está distribuyendo 1.000 kits de higiene que consisten en un recipiente seguro para el transporte de agua, jabón, cepillos de dientes, pasta de dientes y toallas sanitarias.

Oxfam Intermón es miembro del Comité de Emergencia, creado en 2015 por seis ONG (Acnur Comité Español, Acción contra el Hambre, Médicos del Mundo, Oxfam Intermón, Plan International y World Vision) para canalizar la solidaridad de ciudadanía y empresas españolas en grandes emergencias humanitarias.


Notas a los editores:

Oxfam trabaja en la zona del terremoto junto a The Humanitarian Knowledge Hub, una red establecida con el apoyo de Oxfam en Indonesia, que consta de 16 organizaciones comunitarias dirigidas por JEMARI Sakato. Oxfam en Indonesia ha estado trabajando para fortalecer la capacidad del Hub como la fuerza local en la gestión del riesgo de desastres. Junto con Oxfam, también respondió a los terremotos de Lombok en julio.