info@OxfamIntermon.org | 902 330 331 | 933 780 165

FAQS

10/03/2016

Oxfam Intermón pide al Congreso que exija el bloqueo del preacuerdo entre la UE y Turquía

La organización rechaza el principio de acuerdo entre la Unión Europea y Turquía que permitirá devolver a territorio turco a los refugiados que han llegado a Grecia: “Violaría el derecho internacional y es inhumano”

 

El pasado 8 de marzo, los Veintiocho miembros de la UE establecieron un principio de acuerdo con Turquía para devolver al país vecino a todo migrante que llegue a las costas griegas. El acuerdo final entre la UE y Turquía debe firmarse en la reunión del Consejo Europeo los días 17 y 18 de marzo.

 “Desde Oxfam Intermón rechazamos este principio de acuerdo que permite devolver a miles de personas que huyen de la guerra y que buscan refugio en Europa. Creemos que este acuerdo no solo es inhumano y aumentará el sufrimiento de miles de personas sino que además podría vulnerar el derecho internacional que protege a las personas refugiadas”, ha dicho Jaime Atienza, responsable de Campañas de Oxfam Intermón. 

Por ello, Oxfam Intermón pide al Congreso de los Diputados que presione al Gobierno en funciones para que BLOQUEE el preacuerdo y lanza una campaña de recogida de firmas para hacer presión  (http://www.OxfamIntermon.org/stopacuerdo)  El acuerdo para cambiar sirios que llegan a Grecia por aquellos que están esperando a ser reasentados es cuestionable tanto legal como éticamente. Esta propuesta trata a las personas en una situación muy vulnerable como meros cromos intercambiables.

 “El Gobierno español, como miembro de la UE, debería abanderar la defensa de los derechos humanos de las personas refugiadas y migrantes que buscan refugio en Europa y presionar para que los países europeos interrumpan de una vez cualquier política de cierre de fronteras, segregación por nacionalidades y paren la violación de derechos de protección internacional en territorio europeo”, ha dicho Atienza. Asimismo, debería exigir que se financien adecuadamente las operaciones de rescate en el Mediterráneo y de atención a las personas en tránsito dentro de Europa.

“Un Gobierno en funciones no puede ignorar los derechos de las personas y debe tomar decisiones rápidas que garanticen la protección de los refugiados”, ha concluido.