info@OxfamIntermon.org | 902 330 331 | 933 780 165

FAQS

01/02/2016

Oxfam Intermón pide a España que no abandone al pueblo sirio

España solo dio un 37% de los fondos que le corresponderían para esta crisis humanitaria y se comprometió a acoger 854 sirios por la vía del reasentamiento en 2015, de los que todavía no ha llegado ninguno

Oxfam Intermón pide a los partidos políticos que a la hora de los pactos prioricen dar protección y asistencia a la población siria y encontrar soluciones políticas sostenibles al conflicto sirio

(c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón

En Líbano, el 80% de los refugiados sirios viven en campamentos improvisados a las afueras de las ciudades Trípoli o Beirut donde es más difícil distribuir la ayuda humanitaria.

(c) Pablo Tosco / Oxfam Intermón
La conferencia de donantes de Londres es una oportunidad para que las personas sirias que más lo necesitan vean cómo las buenas palabras se convierten en hechos concretos.

A pesar de la oleada de solidaridad hacia el pueblo sirio vivida en 2015 cuando muchos morían en las costas europeas, los países ricos no han sabido dar la talla.

Mientras los países europeos deben garantizar vías legales y seguras para que los refugiados no tengan que arriesgar sus vidas, la comunidad internacional debe garantizar que los refugiados que quieren quedarse en países vecinos como Líbano y Jordania tengan oportunidades para salir adelante y vivir dignamente.  Pero solo una solución política a la crisis permitirá poner fin a la desesperación en la que viven los sirios desde hace casi cinco años.

Por todo ello, Oxfam (Oxfam Intermón en España) pide un compromiso que consiga cambiar realmente la vida de millones de sirios y sirias afectadas por el conflicto. La ayuda que se destina a esta crisis humanitaria así como la acogida de sirios por la vía del reasentamiento es todavía insuficiente. La conferencia de donantes que se celebra en Londres esta semana es una oportunidad para que las personas sirias que más lo necesitan vean cómo las buenas palabras se convierten en hechos concretos.

Financiación insuficiente

Teniendo en cuenta el tamaño de las economías de los países ricos, Oxfam ha estimado cuál debería ser el porcentaje de fondos que cada Estado debería aportar así como el número de personas sirias que debería acoger por la vía del reasentamiento.

Si se observan los fondos, en conjunto se consiguieron poco más de la mitad necesaria para ayudar a las personas en Siria y en los países vecinos. Alemania, Holanda, Suecia y el Reino Unido están entre los donantes más generosos mientras que Qatar, Arabia Saudí y Estados Unidos han ofrecido menos fondos de lo que sería su “cuota justa”. Sorprende la aportación de Francia y Rusia que, si bien han aumentado su participación en el conflicto, aportan el 45% y el 1% respectivamente.

“Los pequeños países vecinos de Siria, Líbano y Jordania, que acogen casi 2 millones de refugiados sirios, han gastado 6.892% y 5.628% de lo que les correspondería respectivamente”, asegura Paula San Pedro, responsable de incidencia en acción humanitaria de Oxfam Intermón.

“Los refugiados sirios son cada día más vulnerables: sin esperanza para volver a casa pronto, no reciben la ayuda que necesitan y no pueden vivir de su trabajo porque no tienen ni permiso de residencia ni permiso para trabajar. Están forzados a endeudarse para pagar comida y alquiler, han tenido que reducir las comidas diarias y sacar a sus hijos de la escuela y enviarlos a trabajar. Los participantes en la conferencia de Londres no pueden quedarse mirando cómo eso ocurre sin hacer nada”, añade San Pedro.

Dentro de Siria, una financiación insuficiente es solo una parte del problema. La ayuda no llega a millones de sirios que lo necesitan debido a los territorios sitiados, las trabas burocráticas, la falta de acceso a la población civil, y por encima de todo, una violencia que no cesa.

Una acogida mínima

Además de una ayuda financiera sostenible, Oxfam pide el reasentamiento (u otras formas de admisión humanitaria) del 10% de los refugiados registrados en los países vecinos de Siria para 2016, lo que significa un total de 460.000 personas. En concreto, se trata de los refugiados más vulnerables, aquellos que están en situación de riesgo: mujeres, niños y niñas, personas con discapacidad o heridas de guerra. En conjunto los países ricos han ofrecido acoger a 128.612 personas sirias, solo el 28% del mínimo que deberían acoger según los cálculos de Oxfam.

El compromiso de Canadá para reasentar más de 36.000 refugiados para finales de 2016 representa un 238% de lo que sería su “cuota justa” en términos de reasentamiento. Alemania y Noruega también han mostrado gran generosidad. Otros países que, en cambio, se quedan muy rezagados son Estados Unidos, Francia, Rusia u Holanda

España suspende en todo

España no cumple el mínimo deseado ni en términos de financiación ni en términos de reasentamiento. En 2015 apenas destinó un 37% de los fondos que le corresponderían a esta crisis humanitaria según el tamaño de su economía. Además, se comprometió a reasentar 854 sirios, muy lejos de los 15.344 que Oxfam considera que es su contribución justa, y que supone un escaso 6%. De ellos, además, todavía no ha llegado ninguno a nuestro país.

Además, España, está fracasando en la gestión de esta crisis tanto en la respuesta que debe dar en Siria y en los países vecinos, como en Europa donde están llegando miles de refugiados sirios.

Recomendaciones para España

España tiene la responsabilidad de poner en marcha mecanismos para parar el drama del Mediterráneo, para garantizar rutas seguras para las personas que deciden emprender el viaje, para ir a las causas del conflicto del que huyen, garantizar protección y asistencia a los sirios y dar soluciones políticas sostenibles.

Para todo ello, debe de cumplir con sus obligaciones en los distintos órganos en los que participa:

  • A nivel internacional: en el Consejo de Seguridad influyendo proactivamente en la protección y asistencia de los sirios gracias a su rol como ro relator del dossier humanitario para Siria.
  • A nivel regional: en la UE influyendo para que se tomen medidas a favor de los derechos humanos y del Convenio de Ginebra.
  • A nivel nacional: en el ámbito doméstico debe contribuir con más fondos y aumentando su cuota de reasentamiento

 

Por ello España ha de:

  • Asegurar que se cumplen las Resoluciones humanitarias acordadas por el Consejo de Seguridad y promover el avance de la Resolución política que daría fin al conflicto.
  • Mejorar el cumplimiento de los compromisos internacionales  y de la UE asumidos por los países europeos.
  • Agilizar y facilitar los procesos burocráticos con los países de origen (Líbano o Jordania) para el proceso de reasentamiento.
  • Desvincular los fondos destinados a refugiados de la Ayuda Oficial al Desarrollo.
  • Aumentar su cifra de ayuda y de reasentamiento para alcanzar la cuota justa.

 

Nota para editores:

  • Historias de Líbano y Jordania que demuestran el impacto de una ayuda insuficiente:

http://www.oxfamintermon.org/es/que-hacemos/accion-humanitaria/buscando-refugio-jordania

http://www.oxfamintermon.org/es/que-hacemos/accion-humanitaria/buscando-refugio-libano

  • Oxfam ha desarrollado dos indicadores clave para ayudar a estimar el nivel de compromiso que cada uno de los países ricos debería asumir para contribuir de forma equitativa al alivio del sufrimiento de las personas afectadas por la crisis en Siria:
  1. El nivel de financiación que cada país aporta a la respuesta humanitaria, en función del tamaño de su economía (en base a los ingresos nacionales brutos);
  2.  El número de refugiados sirios en países vecinos a los que cada país se ha comprometido a acoger mediante el reasentamiento u otras formas de protección humanitaria, también en función del tamaño de su economía. Esta cifra no incluye a las personas que han solicitado y obtenido asilo, dado que los Estados tienen obligaciones concretas con respecto a las personas que llegan a sus respectivos territorios buscando asilo.

Más información en http://www.oxfamintermon.org/emergencias/siria